Decimos que llueve

images

Sobre mojado.

A veces llega la lluvia a mojar problemas resecos con el fin de que florezcan como si fuesen nuevos. Es el otoño húmedo de lo penal que en el PP riega el abono de la corrupción. Matas, Bárcenas, Barberá, De Guindos, cada uno en su laberinto de muy distinto reproche, buscando el modo de salir vivos del fin del verano como sale vivo ahora el toro de Tordesillas, quizá sin tanta fortuna. A veces la lluvia refresca cainismos aplazados con el fin de sustituir a la gente por el bando. Es la pelea cismática de Podemos, cuyos partisanos han madurado tan rápido que ya miden lo mismo que la endogamia de sus mayores. A veces llueve también sobre el búnker de Ferraz, impermeable aún a razones que repiquetean monótonas sobre el amianto mental de un líder acartonado. Este aguacero nos trae el recuerdo de su muerte política, aunque no será en París. Y llueve sobre el centro, que más no puede mojarse, y cae sobre Cataluña y Esukadi un ácido granizo identitario.

Leer más…

Anuncios

Deja un comentario

14 septiembre, 2016 · 12:01

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s