Archivo de la etiqueta: liquidez sanchista

Entrevista a Antonio Caño

Nació en un pueblo de Jaén hace 63 años, pero su acento enriquecido en mil coberturas tiene un punto exótico. Toda una vida en ‘El País’, que dirigió entre 2014 y 2018. Hasta Sánchez. Hablamos de su libro sobre Rubalcaba, esa especie extinta que él llama “político de verdad”

El velatorio de Rubalcaba fue casi un acontecimiento popular. Pero sus últimos meses fueron amargos en lo político…

Su vida personal fue rica y feliz, pero en toda su vida política hay algo de tragedia. Hay muchas derrotas en sus apuestas. Llegó a secretario general, pero en condiciones muy difíciles. Y también fue así su final: triste. Su despedida fue muy elegante pero no le sucedieron los suyos. Los suyos sufrieron una purga. La decisión de abandonar del todo la política y recluirse en la universidad contribuyó a que fuera recordado de manera generosa entre los ciudadanos.

Leer más…

Deja un comentario

29 noviembre, 2020 · 21:34

Sánchez se hace de derechas

Una amiga actriz me dijo el domingo que en su oficio no todos son de izquierdas, ni mucho menos. Que solo los que se pronuncian. De ser así, la gala de los Goya -si la hay- se presenta como el escenario idóneo para manifestar las abismales diferencias entre ser de izquierdas y ser sanchista. 

Sánchez llegó al poder prometiendo que derogaría la ley mordaza, que pararía los desahucios, que integraría a los inmigrantes y que publicaría los nombres de los beneficiarios de la amnistía fiscal. También prometió mucha transparencia y mucha regeneración; ahora la Audiencia Nacional tiene que obligarle a revelar los usos y abusos del Falcon -«¿De quién dependen los Killers, eh? Pues ya está»- y ha colocado en el erario a su mujer y a todos sus amigos, los que tenga, que por fortuna no son muchos. Si llega a ser un tipo simpático, el Estado se declara en bancarrota.

Leer más…

Deja un comentario

24 noviembre, 2020 · 10:14

Ahora le toca a Adriana Lastra

Unos citan a Hannah Arendt y otros a Aída, pero no la de Verdi sino la de Carmen Machi. “Ahora nos toca a nosotros”, amenaza Adriana Lastra, portavoz de la generación de Carmen Calvo según su mágico concepto del tiempo. Tan mágico como su concepto del espacio, un espacio político en el que Otegi y Rufián son los aliados naturales del socialismo obrero español, a pesar de que ETA mataba socialistas y a pesar de que la sedición planeada y ejecutada por ERC perseguía liquidar los derechos de los obreros castellanoparlantes de Cataluña. Pero así es el pensamiento mágico de doña Adriana.

Leer más…

Deja un comentario

19 noviembre, 2020 · 8:25

Vida sanchista en Marte

La misión de Inés Arrimadas se parece a la de Bruce Willis en Armageddon. Lleva meses tratando de perforar el meteorito Frankenstein que se dirige contra la democracia de 1978. Si Arrimadas logra filtrarse hasta el núcleo rocoso del sectarismo y reventarlo desde dentro con la única arma de la igualdad -del derecho a existir del otro-, la Constitución podrá tener una segunda oportunidad sobre la tierra. Lamentablemente, esta película la ha escrito el guionista y crítico Pablo Iglesias y la produce y dirige Pedro Sánchez. A estas alturas del drama ya sabemos que Moncloa sabotea el taladro de Ciudadanos para que no pueda desviar la trayectoria cainita del meteorito.

Leer más…

Deja un comentario

17 noviembre, 2020 · 20:44

Cal viva sobre Ferraz

Tú, militante socialista, tenías ganado el derecho de leer a Chaves Nogales con orgullo de estirpe. Felipe dio continuidad al sueño roto del periodista sevillano. Pero has perdido el derecho a sentirte su heredero. Te lo ha quitado Sánchez, que nunca hizo una tesis, al servicio de Iglesias, que escribió la suya sobre la kale borroka. En la obra completa de Chaves que acaba de publicar Libros del Asteroide puedes leer: «Yo he querido permitirme el lujo de no tener ninguna solidaridad con los asesinos». Lo escribió desde el exilio. ¿Vas a exiliarte tú de tu sigla corrompida para poder permitirte el mismo lujo?

Leer más…

1 comentario

15 noviembre, 2020 · 23:28

Sánchez se escribe

Querido diario. Incluso después de otra victoria parlamentaria me gustas más tú que el diario de sesiones. ¿A quién le importan aún las palabras que se digan en el Congreso? En ese lugar decadente yo solo veo tipos que anhelan mi puesto y no pueden tenerlo. Cuánta vanidad. Discursos, aplausos, redes sociales: bah. Al final solo cuenta el número de lucecitas verdes. Me llaman cínico, pero te juro que yo me veo como el único honesto. El único que no disimula que solo importa el poder, no la política. Mira que he combatido a Franco, pero tenía razón: cuanto menos me meta en política, mejor.

Leer más…

Deja un comentario

2 noviembre, 2020 · 20:04

¡Café bolivariano para todos!

Pero cómo no se le había ocurrido antes. Pedro Sánchez por fin ha encontrado la fórmula para que nadie le afee su deriva despótica: socializar el despotismo. Donde teníamos a un aspirante a autócrata, ahora tendremos 17. Palo y zanahoria a la vez: el capo chantajea con el descontrol de la pandemia a los 17 sistemas sanitarios, pero si se portan bien y tragan con dejarle en paz en las Cortes, les presta a cambio el cetro por medio año. Todos contentos: uno con su Doñana y los demás con su poder sin las cortapisas de los tribunales superiores. ¡Café bolivariano para todos! ¿El control parlamentario del Congreso? ¿Los 15 días estipulados por el artículo 116 de la Constitución? ¿La vigilancia de los jueces sobre las medidas arbitrarias del Ejecutivo? ¿Desde cuándo la sede de la soberanía funciona como lonja de roqueo donde se subastan los plazos de vigencia de nuestros derechos fundamentales? ¿En qué momento hemos permitido que los contrapesos democráticos sean transferidos al exacto coño de la Bernarda?

Leer más…

Deja un comentario

29 octubre, 2020 · 9:18

El principio de Peter (Sánchez)

El Gobierno ha impuesto un toque de queda pero ha pedido a los medios que no lo llamen toque de queda, igual que antaño la derecha pedía a los gays que no lo llamaran matrimonio. Sánchez, que no tiene el doctorado en Filología porque no quiere, propone una alternativa más eficaz para mantener la moral de victoria: «restricción de la movilidad nocturna». Moncloa, antigua sede del Ejecutivo, hoy es una escuela de traductores que manufactura eufemismos para una sociedad de débiles mentales. No diga expolio fiscal a las clases medias, sino «armonización de incentivos»; no diga renuncia a la calidad de la enseñanza que iguala al holgazán y al aplicado, sino «adaptación de los estándares de aprendizaje evaluables». El sanchismo suple su incompetencia con imaginación. No tenemos ministros sino poetas: si no tienes soluciones, cambia el nombre de los problemas.

Leer más…

Deja un comentario

27 octubre, 2020 · 10:15