Archivo de la etiqueta: liquidez sanchista

El talismán de la división

15855866274955

Macbeth.

Pedimos un gobierno de unidad a Sánchez como si Sánchez no debiera su poder al talismán de la división. Cualquiera que no haya perdido la memoria de la España prevírica sabe que es más fácil desintegrar un átomo que el prejuicio tejido por el sanchismo en torno a las “tres derechas”. Es obvio que Nadia Calviño prefiere entenderse con PP y Cs antes que con Iglesias y Rufián, pero quien escribe el relato es Sánchez. Y no modificará el cuento que lo sentó en La Moncloa.

Al revés. En los capítulos que está preparando nuestro Churchill comprado en los chinos sin licencia se cuenta que la derecha recortó la sanidad, abandonó a los más vulnerables y se puso a volar en círculos carroñeros sobre un Gobierno exhausto de tanto proteger al pueblo. Ay de los ilusos que creyeron llegado el momento de enterrar a las dos Españas junto con diez mil de sus mejores hijos, aquellos a los que nadie tuvo que explicar la guerra civil ni el franquismo, razón de que su reconciliación fuera sincera. Tan diferente de la apelación a la unidad bajo la que Sánchez camufla su enésimo chantaje: apoyo gratis o espejito fascista. Ese espejo de mil aumentos que manejan sus incontables palanganeros mediáticos.

Leer más…

Deja un comentario

31 marzo, 2020 · 11:20

El ángel Covid-19

15841162478928

Un hombre desarbolado.

No me atrevo a pedirle al coronavirus que sea nuestro terremoto de Lisboa, porque entre nosotros no diviso a un Kant ni a un Voltaire, pero debería serlo. Cada generación padece un trauma colectivo que le permite redescubrir el mediterráneo de la fragilidad humana y le invita a actuar en consecuencia. La Ilustración no se habría desplegado como lo hizo sin el brutal seísmo de 1755, que obligó a la inteligencia a replantearse su optimismo y ofreció a la voluntad un nuevo límite que superar. Así es como la catástrofe estimula el progreso, el periodismo depura la injusticia y el mal, en suma, convoca al bien.

Leer más…

Deja un comentario

14 marzo, 2020 · 11:36

El ceño y la mandíbula

15641493919453

Bruxismo político.

Hemos tenido gobiernos que mentían pero hasta ahora no habíamos tenido una mentira que gobierna. Quizá en África, tendría que levantarme a mirarlo, pero no hay en Europa un solo primer ministro que asiente su poder sobre las cenizas humeantes de todas las promesas realizadas en campaña. Sánchez es una mentira en sí mismo: su titulación, su ideología, su voz. Toda la carrera política de nuestro pícaro de telefilme parece sacada de una canción de C. Tangana en la que el avión cumple el papel de limusina. Por eso no se entiende esa melancólica insistencia en vestir traje, cuando la ética de Sánchez y de su vicepresidente exigiría ya mismo la correlativa estética del chándal y quizá una coreografía de subsecretarias con uñas de gel y tartas de cumpleaños.

Leer más…

3 comentarios

23 febrero, 2020 · 23:32

¿Es Sánchez el superhombre?

15797178649707

Caligulín.

A veces quisiera uno sumarse como un bailarín más a los coros y danzas del sanchismo, integrados por las irresistibles pedrettes. ¡Qué no daríamos por esa mediática devoción! Besos, ternura. Qué derroche de amor, cuánta locura. Pero ver aplaudidas las cacicadas de nuestro Calígula comprado en los chinos es como contemplar el orgasmo de Meg Ryan desde la casta oposición. Uno observa, por ejemplo, la maniobra con la que el Ejecutivo acaudillará a todos los separatistas del hemiciclo para anular a los jueces modificando el Código Penal al gusto de Junqueras y ve un polvo sórdido en un callejón sin luz donde otros encuentran materia bucólica para entonar el romance del pastor progresista. ¿Qué les dará Sánchez, aparte de vicepresidencias?

Leer más…

Deja un comentario

23 enero, 2020 · 11:48

Iván y el Ferrari

15791190701576

Guionista y su galán.

Conocí a Iván Redondo en el coche que nos llevaba a una tertulia de TVE cuando llamaban de TVE. Echó el trayecto parloteando sobre el tamaño de su consultora, y recuerdo que en un momento dado mencionó la posibilidad de que Sánchez, que acababa de ganar las primarias, liderara una moción de censura exitosa. Pero para entonces yo había perdido el hilo de sus razonamientos, como me sucedía cada vez que leía el blog que mantenía en EL MUNDO antes de llegar, degenerando, a La Moncloa. Ahora que Redondo va a ser lo más parecido a un jefe del Ejecutivo -su cliente no es más que el presidente-, he releído su blog con celo profesional. En la sopa de su estilo sincopado y oracular, como de brujo nervioso que alternara la bola de cristal con el INE, flotan revueltas analogías disparatadas junto con profecías cumplidas. Ahí están sus alucinaciones ajedrecísticas, pero también la pista clara de su descarnado itinerario hacia el poder: “la política es emocional”, “tener la razón no da votos”, “bloques”, “polarización”, “desplazamiento constitucional”, “proceso destituyente”. Todo el manual de resistencia yace ahí, esparcido, aguardando a un doctor Frankenstein que cosiera las piezas.

Leer más…

Deja un comentario

16 enero, 2020 · 9:30

La profecía del Rey

15785042808262

‘Memento mori’.

El jefe nominal de la CoPro (Coalición Progresista) ha prometido el cargo sin crucifijo, lo que para los coprófagos de tertulia significará el ingreso al fin de España en la edad ilustrada. Los habitantes de las cavernas tendremos ahora que esforzarnos por acostumbrar los ojos a la súbita irradiación de la luz tras décadas de oscurantismo. Salimos de la cueva del 78 por la platónica senda que ha abierto el jefe real de la CoPro, nuestro Sócrates de Alcampo y vicepresidente, si no de España, como mínimo de los Països Catalans, Euskal Herria, Teruel y el término municipal de Marinaleda. Claro que cuando estuvo con el Rey no le regaló un ejemplar de los Diálogos sino una serie de dragones, en la fatua creencia de que la dinastía que saqueó Roma y edificó Versalles aún necesita efectos especiales para comprender la naturaleza del poder.

Leer más…

Deja un comentario

8 enero, 2020 · 19:16

El viaje de Iglesias de la cal al confeti

iglesias-llora-tras-eleccion-sanchez-como-presidente-1578417996196

Lágrimas contra el fascismo.

Lloraba Pablo Iglesias porque el llanto es hoy la única forma de hacer política y porque su pasado de activista acababa de morir para siempre. Lloraba Pablo, y nadie recogía esas lágrimas que podrían curar las desigualdades de este país cuyo nombre no debe nombrarse. Este país en el que a partir de ahora las mujeres no morirán apalizadas y los gays bajarán de las grúas de las que pendían hasta hoy para amarse libremente. Los ricos transferirán sus rentas a los pobres. El llanto de Pablo fecundará los campos yermos por el odio de la derecha y sus primeros efectos fertilizantes se advertían ya en la indumentaria de Monedero, al que le ha florecido un traje con corbata.

Los cielos han sido asaltados y conviene moverse por ellos como si fuéramos ángeles habituales. No es que Vallecas quede lejos: es que en Galapagar no caben toda una vicepresidencia y cuatro ministerios. Pero conservemos la llaneza publicitaria en la histórica hora, camaradas. Mantengamos el tuteo: “Pedro, te deseo que tengas el mejor tono pero también la mayor firmeza democrática”. O sea, golpeemos todo lo duro que nos deje la aritmética, pero que siga pareciendo que somos las víctimas. Leninismo de manual de resistencia.

Leer más…

Deja un comentario

7 enero, 2020 · 20:14

Por quién dobla 2020

15778076150124

Abrazo destituyente.

Que no son las comparecencias sin preguntas ni las investiduras sin conciliación. Que no son los 35.000 millones más de gasto, ni los falsos impuestos solo para ricos, ni que Alberto Garzón sea ministro de España. Que no es el propósito de echar a la Guardia Civil de Navarra, ni de ceder al nacionalismo vasco la gestión de las cárceles donde los etarras salivan por su 100.2 (ya estoy oyendo al pedrette random haciendo repicar su cuchara pesebrera en la cacerola del tuit o la tertulia: “Si Urdangarin sale, ¿por qué Txapote no?”). Que no es el reparto de nóminas y subvenciones entre activistas en lucha eterna contra Franco y contra el Patriarcado, ni el limosneo asimétrico a Revilla o a Teruel. Todo esto no es más que el mugido inarticulado de un Frankenstein cosido con los despieces más rojos del desolladero donde la derecha amuebla sus pesadillas. Veremos cuántas de esas promesas sin memoria podrán cumplir Pedro y Pablo y hasta dónde llegan la agónica aritmética y la paciencia de Bruselas.

Aquí lo dramático, lo irreversible, lo que un día estúpido pensaste que ni siquiera Sánchez podía hacer es que a cambio de una miserable investidura concediese a los separatistas la legitimidad de su soñado referéndum. En premio al golpe, en reparación al cuestionamiento de su supremacismo, el socialismo -el partido de la igualdad, je- ha accedido a someter los acuerdos de no sé qué mesa de charcutería institucional a la voluntad exclusiva de los españoles censados en la autonomía catalana. Es decir, el sanchismo acaba de decidir que los del molotov en Laietana tenían razón, que su causa era justa y que los constitucionalistas somos muertos de hambre subidos a la valla de Ceuta.

Leer más…

Deja un comentario

1 enero, 2020 · 10:43