Archivo de la etiqueta: La España que ora y que bosteza

Pedro I de Estocolmo

Cuentan que fue un pueblo ardiente que corría delante de los toros o los mataba con un trapo, una espada y dos cojones. Pero se odió tanto a sí mismo que hoy es un pueblo gélido, silente, sueco, que solo se permite un paréntesis de alborozo norcoreano cuando su presidente esboza un mohín de disgusto hacia su vicepresidente.

-¿Lo habéis visto, españoles? Ha torcido el gesto. Lo ha torcido, yo lo he visto. ¡La ruptura con Iglesias está más cerca!

Y en este comentario de comadrona maltratada que ama a su maltratador se resume la opinión publicada del país. El sanchismo es un patriarcado tan subliminalmente asumido que ya todos nos conducimos como víctimas marcadas a cintazos, suspirando por la leve caricia del humo de otra bomba de Iván Ivánovich para correr a los brazos nervudos de nuestro galán. De acuerdo, nos miente a la cara, nos chulea el bolsillo, hemos muerto de covid como muy pocos, nos arruinamos mejor que nadie. ¡Pero su progresismo es tan apuesto! Qué astucia, qué manejo del puñal, nada le altera, ni centenares de muertos al día ni un ERE en El Corte Inglés ni los pelos del moño en el Código Penal ni la calle en llamas. ¡Qué hombre! Y que no se queje la oposición: nuestro presidente afirma que en España los conservadores también tienen cabida. ¡Si incluso al tercer día condenó la violencia! ¿Qué más se puede pedir?

Leer más…

Deja un comentario

1 marzo, 2021 · 9:59

España a vista de pájaro

Los dramaturgos antiguos miraban a los hombres de rodillas, e imaginaron héroes trágicos. Los modernos se atrevieron a mirarlos de frente, e inventaron el realismo de las grandes novelas decimonónicas. Pero yo soy Valle-Inclán, dijo Valle-Inclán: los miro desde el cielo, en visión cenital, y todos me parecen ridículos. Así alumbró el esperpento, género español por antonomasia, y así hemos de mirar el teatro absurdo de la política contemporánea siguiendo a Madariaga, para quien los españoles adoptan ante el rumbo de su Estado la posición de espectador y comentarista, a diferencia de los ingleses, que prefieren participar activamente en la representación.

Leer más…

Deja un comentario

1 febrero, 2021 · 10:28

Inmunidad de rebaño

Nadie sabría decir en qué momento alcanzamos los españoles la inmunidad de rebaño, pero hace tiempo que vemos pasar los escándalos como las vacas el tren. Recuerdo los escándalos del PP de Rajoy, que fueron plurales y bochornosos, y recuerdo que todavía nos encolerizaban, que los medios no hablaban de otra cosa y que mandaban a sus reporteros a los domicilios de los políticos escandalosos. Recuerdo a Rita Barberá muriendo imputada en un hotel que debería haberse llamado Hotel Chelsea.

Leer más…

Deja un comentario

27 enero, 2021 · 13:17

Carta a un amigo voxero

Pero cómo no vas a estar cabreado. Viste a Sánchez juntarse con los del golpe y a Rajoy convertido en un bolso. Viste a Rivera hacer ascos a la derecha, vetar a Sánchez y a última hora levantarle el veto. Viste a Bildu dar lecciones de derechos humanos a Abascal y a Ortega Lara. Ves al peor gobierno de Europa tirándote encima a diario el cadáver de Franco desde la cumbre de una pila de 56.000 muertos por covid. Y acabas de ver a Pablo Casado retratando a Santi como un aliado encubierto del Frankenstein, uno tan vago como eficaz: basta su sola presencia para que el sanchismo no acabe, asegura ese niñato blandito que no se atreve a ilegalizar partidos ni a llamar genocida a Sánchez. ¿Casado? Un traidor más.

Leer más…

Deja un comentario

25 octubre, 2020 · 22:17

Contra Sánchez vivíamos mejor

La pandemia hace con los países lo que el alcohol con los tímidos. No los cambia, solo los desinhibe. De Alemania extrae eficiencia, de Francia un presidente bonapartista, de Reino Unido flemáticas jornadas parlamentarias, de Trump un cowboy de frontera y de España, naturalmente, la guerra civil y autoritarismo. La especialidad de la casa.

Cuentan los cronistas supersticiosos que Franco no salió solo de la tumba en que había yacido cuatro décadas. Con ese cadáver, obsesivamente invocado por sus impuntuales enemigos, emergió también la podredumbre política que sepultaba una losa de 1.500 kilos, al modo en que Tutankamón esparció su maldición bacteriológica entre los arqueólogos que vinieron a importunar su descanso de siglos. Los trabajos de exhumación removieron miasmas totalitarios -y un virus misterioso echaba a andar en Wuhan- que se alzaron, flotaron unos segundos en el aire de la sierra y aterrizaron sobre Lola Delgado, que es la que estaba más cerca. Esta hipótesis mágica explicaría el asombroso caso de un Gobierno antifranquista que empieza a ponernos todo perdido de franquismo sin haber ganado aún la guerra del siglo XX que se propone ganar en el XXI.

Leer más…

Deja un comentario

18 octubre, 2020 · 21:56

Para nosotros España es

El departamento de cursilería vírica de Iván Redondo propagó este lunes, Día de la Hispanidad, un vídeo que al menos se atrevía a decir la palabra España, lo que quizá sea lo máximo que cabe esperar. El cliente de Redondo se apresuró a tuitearlo antes de dirigirse al desfile en un Madrid al que acaba de someter arbitrariamente al estado de alarma, cabalgando así una mañana más la contradicción fundamental en que consiste el sanchismo: un matonismo sonrosado, un progresismo de tribu y estaca.

Leer más…

Deja un comentario

13 octubre, 2020 · 11:57

La España que alborea

Este mundo se acaba. Lo ha dicho sin un parpadeo don Castells, desde su dulce redondez facial como de fruta acuchillada a la altura de los ojos. Tiene razón: el mundo que conocemos toca a su fin. Y dentro de ese mundo, naturalmente, está España. Pero el Gobierno de don Castells, que por algo es progresista, tiene diseñado para esta España obsoleta el plan de desescalada que no acertó a trazar para la pandemia. Se trata de ir desescalando a los españoles de su vieja españolidad constitucional para alumbrar una década o dos de Nueva Normalidad española, poblada por ciudadanos reprogramados que no seguirán arrastrando los jurásicos prejuicios de sus padres. Esta España que alborea no seguirá sometida al anacronismo de la monarquía, ni al fascismo de la nación indivisible, ni mucho menos al caos de la separación de poderes, ese capricho francés por culpa del cual alguno aún podía preguntarse de quién depende la Fiscalía. Será una democracia verdadera, unicidad de mando y coordinación de funciones, presidida por la encarnación de la voluntad general y vicepresidida por la negación de la alternancia, aquel vicio burgués bajo el que las antiguas élites amparaban su voluntad golpista.

Leer más…

Deja un comentario

27 septiembre, 2020 · 11:31

El discreto encanto de la cacerola

15902563556844

¿Hordas de Núremberg?

A las 20.30 el rotor del helicóptero patrullero se pone a crepitar sobre los tejados del centro de Madrid. Falta media hora para la cacerolada convocada como cada día en esa inverosímil Bastilla que es la calle de Núñez de Balboa, una vía estrecha del mitológico barrio de Salamanca surcada por vecinos indescifrables: unos dicen que son pijos ridículos, otros que fascistas peligrosos. No desentrañaremos el misterio de su identidad a través de las imágenes estratégicamente editadas de las redes sociales: habrá que ir a estudiarlos de cerca.

Madrid permanece en fase cero, pero los madrileños hacen un uso abiertamente inescrupuloso de la franja deportiva de la tarde. Todo dios echado a la calle en shortsy camiseta de tirantes, en pareja o en trío, adultos y adolescentes, cerca o muy cerca. Es inevitable pensar que en realidad el Gobierno concede el progreso de fase porque sabe que la primavera es incontenible. Las ganas de vivir tras dos meses de confinamiento rebasan el estado de alarma. Uno se pregunta para qué es necesario golpear cacerolas si no hay forma de protesta más poderosa que salir al sol, juntarse más de lo debido, reírse ante la policía con un amigo que a todas luces no es el conviviente. La rebeldía de la vieja normalidad, si no fuera por las mascarillas.

Remontando Goya aparece la primera furgoneta policial en el cruce con Serrano. Goya con Serrano, ya ven ustedes: el nuevo Beirut. Una chavala que va con dos amigas les dice que se olviden, que no piensa ir a la cacerolada, que tiene que ir a mirar una tienda. A la altura de Núñez de Balboa topamos con dos lecheras más y cuatro agentes expectantes. Cogemos el rebufo de una familia abanderada de rojo y gualda, percusión de cazo y cubierto, y la seguimos por la acera hasta darnos cuenta de que aquello no es una manifa: aquello es una romería. Niñas de bandera, señoras intachables dándole a una señal de tráfico con las llaves de casa, a lo sumo un señor más irritado de lo normal palmeando la tapa de un contenedor. Aquella se para a mirar el escaparate de una boutique sin dejar de darle al cazo; pero le da con moderación, como quien toca el triángulo en la Filarmónica de Viena. En el aire se detectan tres marcas cruzadas de perfume. Estas no son las hordas encuadradas de Núremberg que nos habían prometido los tuiteros antifascistas.

Leer más…

Deja un comentario

27 mayo, 2020 · 13:12