Archivo de la etiqueta: la puta crisis

A Davos no llega el agua

Faena de aliño en el ruedo parlamentario en ausencia de Finito de Davos, antaño matador de mucho cartel, hoy cogido por los pitones de las encuestas con dos trayectorias muy feas: la economía y los indultos/chantajes de los separatas. Andaba Pedro Sánchez de gira comercial en el foro del taco, de la guita, de la tela marinera que va faltándole mucho al españolito cabreado, espécimen peligrosísimo para un político en campaña. El terreno de Sánchez frente al toro opositor lo ocuparon dos mujeres: Nadia Calviño y MJ Montero. La misma oscura razón que desata a los tímidos en los bares ha debido de operar en la transformación de las dos ministras del área técnica en arietes desorejados de Ferraz. Las presuntas gestoras se han convertido en activistas: sostienen con una mano el trémulo tinglado gubernamental mientras blanden con la otra el atizador de opositores. Desde la confortable lejanía del monte suizo, el ausente patrón sonríe complacido: Nadia y MJ se baten bravamente en su santo nombre mientras él cambia a pulso el modelo productivo; o sea, mendiga fábricas de microchips.

Leer más…

Deja un comentario

26 mayo, 2022 · 8:04

La triste historia de Margarita Juncos

Ya conocemos el flotador argumental al que va a aferrarse el sanchismo en el año de su hundimiento. Si frente a Casado tocaba asustar a las viejas con Franco, el puente de mando del Titanic sanchista corre ahora a rescatar el recuerdo de la corrupción para intentar desviarse del iceberg Feijóo. ¿Nunca se cansan de tomarnos a todos por gilipollas incurables? ¿Lo seremos de verdad? Son preguntas quizá demasiado sofisticadas para abordarlas en este mayo solar donde florece el cinismo y la traición trepa por las paredes del Estado.

Leer más…

Deja un comentario

11 mayo, 2022 · 15:08

Pedro en su isla, náufragos los demás

El primer robinsón que sobrevivió en su isla energética también era español y se llamaba Pedro: Pedro Serrano. Naufragó en 1526 demasiado lejos de la costa de Colombia y demasiado cerca de un islote de diez kilómetros donde pasó ocho años épicos, adquiriendo el aspecto de un salvaje, bebiendo sangre de tortuga marina, masticando cangrejos y rezando para que un barco se arrimase lo suficiente como para divisar las señales de humo del fuego que lograba prender chasqueando guijarros. Finalmente fue rescatado, agasajado por Carlos V y requerido por las cortes de media Europa para oír su historia. Su indiscutible manual de resistencia. En esa vida cipotuda basó Defoe su novela inmortal. Hoy isla Serrana, llamada así en su merecido honor, tiene censados 74 habitantes.

Leer más…

Deja un comentario

31 marzo, 2022 · 9:34

Rufián se hace de ultraderecha

Encontró un hueco Sánchez en su agenda aérea para aterrizar en el Congreso, que en el corazón del presidente de España ocupa el mismo lugar que Tinduf. Para Sánchez la soberanía nacional emana de su santísimo forro, razón de que se presente en el hemiciclo como Livingstone en una tribu de caníbales: con una suerte de paternalismo victoriano. No le cabe en la cabeza que alguien como él tenga que ir los miércoles a explicar nada, y menos a quedar mal. Porque este miércoles quedó mal. Muy mal. Más o menos como María Antonieta en la galería de los espejos, devorando los pasteles de su propia propaganda mientras afuera al pueblo se le caducan los yogures. Dentro, su corte empieza a cavar los túneles para la huida.

Leer más…

1 comentario

24 marzo, 2022 · 9:08

El gemido y la explosión

El mundo no acaba con una explosión sino con un gemido, avisa Eliot, pero el sanchismo lleva el camino contrario. Sánchez empezó su carrera gimoteando ante Évole porque los poderes fácticos -empezando por Prisa- lo habían echado de Ferraz. Un lustro después su pequeño mundo de poder febril quema etapas hacia el operístico final. Es patético que tenga que acabar así, porque los humanos inventaron la democracia justamente para que el traspaso de poderes cursara con un trámite administrativo, incruento y tedioso. Aquel saludable aburrimiento ya no parece posible en este suelo.

Leer más…

Deja un comentario

22 marzo, 2022 · 10:23

Comer mierda

«Es que no tienen que parar los transportistas: tiene que parar este país. El ministro tuvo unas palabras que sí me gustaron: ‘Es un grupo pequeño de radicales el que está provocando esto’. Concretamente son 23. Que trabajan en el club de la comedia. Que tienen este país arrastrado. ¿Y sabéis lo que va a pasar? Que no vais a tener leche, se van a morir los animales en la granja y vais a comer… ¡Mierda vais a comer! ¿Por culpa de quién? ¿La extrema derecha? ¡Pero qué cojones! ¿No nos estáis viendo? Si la extrema derecha es tan mala, que yo no los defiendo, los otros son Dios. ¡Joder, pues Dios cómo tiene el país! 

Leer más…

Deja un comentario

21 marzo, 2022 · 8:04

Sánchez pide el rescate del PP

Eso que Sánchez llama plan nacional es un grito de auxilio. Y no el que los españoles exprimidos por la inflación dirigen a su Gobierno, sino el que el presidente dirige a la oposición para que lo salve de sus propios socios. Que en Moncloa han vistoel tsunami económico que va a romperles encima lo demuestra la generosidad desesperada con que Sánchez se prodiga últimamente en los medios para colocar su mensaje tripartito: culpa de Putin, PP insolidario, yo os protejo. Lo demuestra también el titubeo incontrolable que afea sus intervenciones parlamentarias. Nunca acreditó talento para la oratoria, pero tampoco Ayuso, y hoy parece evidente quién se impondría en un cara a cara. Dicen que los líderes se forjan en la adversidad, y ahí está el ejemplo de Zelenski. Sánchez ha sido incapaz de ganar credibilidad ni en la pandemia ni en la guerra, y una serie de encargo solo servirá para blindar su pose de frívolo incorregible.

Leer más…

Deja un comentario

17 marzo, 2022 · 10:58

Y Pedro cogió su fusil

Las mejores ideas de Sánchez siempre son de los demás. Bien está, la originalidad en estos tiempos es un peligro y el talento de don Pedro para el plagio está fuera de toda discusión. Él vio a la Asamblea francesa aplaudiendo a rabiar al embajador ucraniano y planeó el mismo efecto invitando a su homólogo en España al hemiciclo. Pero cuando sentenció solemne que España estaba con su pueblo y su bancada dio la señal para el aplauso sostenido y general, fue inevitable acordarse del cínico aplauso del PP a Pablo Casado, aquel joven que dirigió el partido hace un par de décadas. Porque la resistencia ucraniana no sobrevive con aplausos sino con lanzacohetes. Y esta desnuda verdad, no apta para los niños de teta al estilo Delacroix que pueblan nuestro Congreso, finalmente fue asumida por Sánchez, suponemos que telefonazo de Borrell mediante. Y entonces el presidente del Aquarius que pidió la supresión del Ministerio de Defensa en la contra de este periódico se transmutó en personaje de Reverte, fue al armero y cogió su fusil.

Leer más…

Deja un comentario

3 marzo, 2022 · 8:23