Archivo de la etiqueta: Madrid

Nostalgia

Tengo nostalgia de los tiempos en que solo unos pocos teníamos nostalgia. Ahora todo el mundo la tiene: es el sentimiento mainstream. Nos atrapa en una comedia musical de Hombres G o en un gira truncada de Extremoduro, nos empuja a fotografiar la última cabina del pueblo y a recordar a la abuela que se nos murió con menos besos de los debidos. Nos persuade, torticeramente, de que hubo un tiempo en que al PP le interesaba la cultura y en que el PSOE era un partido de Estado. Vivimos un momento hegeliano de destrucción creativa, y es inevitable que en esos momentos la memoria se nos vaya antes al nombre que al adjetivo. La añoranza de un pasado mejor guio nuestros dedos primerizos en aquellas columnas ilegibles que escribimos hasta que nos dimos cuenta del error. Como ha escrito Raúl del Pozo -que me ha dejado al cargo de esta dacha un par de días-, la nostalgia es una trampa reaccionaria. Antes nos la tendía solo la derecha, pero ahora lo hace con mayor habilidad la izquierda.

Leer más…

Deja un comentario

3 noviembre, 2022 · 10:46

Los que van a Madrid te saludan

Se busca candidato socialista a morir en la arena municipal de Madrid. Cabezas gachas en Moncloa bajo la ráfaga de los ojos de Sánchez. El césar necesita gladiador o gladiadora para pelear el tercer puesto en el palacio de Cibeles, ese coliseo modernista levantado sobre una pila de cadáveres del PSM. Ministros aterrados filtran a la prensa nombres calculados para matar dos pájaros de un tiro: salvarse ellos y liquidar a un enemigo, es decir, un compañero de partido. En los despachos ministeriales los móviles vibran al ritmo de un marcapasos: cada timbrazo puede ser Pedro invitándote cordialmente a protagonizar los idus del mayo madrileño. Así no hay quien trabaje por la clase-media-trabajadora-de-este-país.

Leer más…

Deja un comentario

25 octubre, 2022 · 7:58

El pendulazo

Una pulsión de cambio recorre España en sentido opuesto a la que se registró hace diez años. Es una pulsión profunda, fruto de una correlación de hartazgos no solo políticos sino también culturales, y un ciclo económico dominado por la incertidumbre catalizará el pendulazo. Así que no se avecina marejada sino corrimiento, un cambio generacional de paradigma como el que inauguraron los sesenta, que a su vez fue contestado en los ochenta. Lo ha expresado bien Calamaro al escribir que Madrid se asoma a una Segunda Movida. Pero ante el cambio caben siempre tres posturas: desafiarlo, acelerarlo o modularlo.

Leer más…

Deja un comentario

7 junio, 2022 · 10:10

Banderas de nuestros bares

Paso a diario por delante de un bar de bandera. Es un local moderno, atendido por camareros guapos, donde desayunan señoras venerables y tardean jóvenes tatuados. El reclamo comercial es su terraza, que se obstina en presentarse como un chiringuito de Tarifa: no faltan las tablas de surf clavadas en el suelo de arena blanca y todo un voluntarioso palmeral se distribuye en macetas sucesivas, por más que la única playa -vaya, vaya- que hay en 350 kilómetros a la redonda es la de las vías de Príncipe Pío.

Leer más…

Deja un comentario

28 enero, 2022 · 8:44

Pedro el Viejo

Todas las decisiones que está tomando Sánchez, desde la purga de Iván hasta el bono cultural, nacen de la ardua digestión del mayo madrileño. Sánchez, que ha alcanzado ya el último estadio del sadismo -humillar a los que te aman-, desmiente ahora aparatosamente al entrañable orfeón sanchista que se apresuró a corear el día después de la debacle: «¡Los resultados de Madrid no son extrapolables!». Pero quien hoy los extrapola sin piedad, entre los crujidos como de cintura de Alkorta de sus rígidos defensores, es Sánchez. Y si tiene que remedar la oficina del español de Cantó o agitar el tintineante monedero del Estado ante la muchachada punk que engordó la facturación electoral de Ayuso, lo hace.

Leer más…

Deja un comentario

11 octubre, 2021 · 9:42

Lo que Madrid ha unido

Génova dice que Génova siempre gana, pero Sánchez no está de acuerdo. En febrero del año en curso el PP estaba en la lona, Vox le había arrancado las pegatinas al pasarlo en Cataluña y Pablo Casado anunciaba por vídeo que vendían la sede. Nadie hubiera jurado entonces que Génova siempre gana, a no ser que se refiriera a la plusvalía inmobiliaria. Cómo sería el grado de postración en que languidecía el partido que las glándulas carroñeras de Sánchez rompieron a salivar, y la gula le perdió. Moncloa autorizó la cadena de mociones de censura llamada a rematar al PP arrebatándole sus últimos bastiones territoriales con la ayuda de un Cs titánico (de Titanic). Y entonces Ayuso reaccionó. Dos meses después no solo arrasaba en las urnas sino que catapultaba a Casado en las encuestas. Sus posibilidades de ser presidente en dos años son ya tan reales que Iglesias se refugia en Gara y Sánchez se prodiga en medios amables para vender su purga de sanchistas como una aurora socialdemócrata, tristemente oscurecida por el precio de la luz.

Leer más…

Deja un comentario

14 septiembre, 2021 · 11:26

Marlaska pide cautela

Madrid es una ciudad segura y tolerante donde un chico gay puede practicar la modalidad sexual que le resulte más excitante, lesiones incluidas, siempre que medie el consentimiento. Estos son los hechos, pero con estos hechos un Gobierno hundido en las encuestas y desbordado por la escalada del precio de la luz no puede hacer nada más que felicitar a Madrid por su acreditada liberalidad. Y Sánchez no ha llegado hasta aquí reconociendo hechos y felicitando adversarios sino inventando amenazas. Una, en concreto: la del fascismo. El día que al dragón se le apague el fuego, disipado el humo de la confusión, los votantes de izquierdas quedarán expuestos a la vergonzante desnudez de lo que Sánchez es y de lo que Sánchez hace. A evitar ese escalofriante escenario que precede a la abstención masiva se orienta toda la acción del Gobierno y toda su estrategia comunicativa.

Leer más…

Deja un comentario

9 septiembre, 2021 · 9:16

Vaya, vaya, aquí hay piscinas

Los agrimensores del progreso moral han hablado y han sentenciado que en Madrid hay demasiadas piscinas. En concreto casi dos por cada cien habitantes, que se distribuyen principalmente entre las zonas de mayor renta de la comunidad con la pintoresca excepción de Colmenar de Oreja, donde se concentra el mayor número de piscinas privadas de Madrid pese a que los sueldos de los colmenaretes -no confundir con los colmenareños, gentilicio de Colmenar Viejo- caen por debajo de la media. O sea que las piscinas son cosas de ricos pero no siempre: ya se sabe que la ciencia del progreso tiene sus peculiaridades, la principal de ellas que no es una ciencia en absoluto. Se trata más bien de una gavilla de prejuicios pasados por un gráfico de tablas y una prosa de teletipo que confiera algún empaque de rigor a la martingala.

Leer más

Deja un comentario

16 agosto, 2021 · 13:44