Archivo de la etiqueta: el tabarrón catalán

Entrevista a Albert Rivera

Albert Rivera es un político muerto pero un hombre resucitado. La muerte política le sienta singularmente bien. «Se le ha quitado el velo que tenía en la mirada», cuenta uno de sus colaboradores. Uno que soportó a su lado la minuciosa destrucción -otros dirán autodestrucción- del líder liberal. Rivera llevó a Ciudadanos al cielo en abril y al infierno en noviembre, previo paso por un purgatorio que ahora se atreve a confesar. Entrevistar hoy a Rivera es constatar no lo que la política hace con los hombres, sino lo que deja de hacerles cuando los libera. Crónica se encuentra con él en la Casa de América, por donde dicen que ronda el fantasma de una niña que seguramente también es abstencionista de Cs. 

Todo español, especialmente los que jamás le votaron, tiene su propia teoría sobre las causas del hundimiento naranja.Pero es al autor de Un ciudadano libre (Espasa) a quien hay que preguntar cuándo se jodió Cs. Él aduce cuatro causas.

Leer más…

Deja un comentario

27 septiembre, 2020 · 11:43

Rufián, el gato y los ratones

En un homenaje póstumo a la democratización de la cultura, Gabriel Rufián ha escrito un ensayo. En él, el Montaigne de Santa Coloma vierte su desasosiego ante la eclosión de lo que denomina «el 15-M de los fachas». El mundo mental de don Gabriel era de una encantadora sencillez hasta la eclosión de Vox: había fascistas, que eran ricos corruptos de derechas que mandaban desde Madrid, y había honrados trabajadores catalanes en democrática lucha contra la represión de los primeros. «Gatos y ratones», por acudir a la sutil alegoría zoológica desplegada por el orador en la tribuna. Con este equipaje cognitivo alcanzó la cima de la representación de su partido en las Cortes de la cuarta democracia de Europa, e incluso nombró presidente del Gobierno, candidato designado que forzosamente había de estar a la altura del designante.

Leer más…

Deja un comentario

13 septiembre, 2020 · 10:13

Cómo acabar de una vez con la prostitución (política)

Por fin he entendido cómo va a abolir Sánchez la prostitución: prostituyéndolo todo. Se trata de aplicar el argumento spinoziano que pavimenta el paso del panteísmo al ateísmo: si todo es Dios, entonces nada ya es Dios. Si todas las instituciones del Estado acaban prostituidas, entonces el estigma de lo impuro desaparece. En un país de putas serán las señoras las que escandalicen, del mismo modo que es la salud la que causa escándalo en un hospital. Ese hospital de desahuciados inminentes es hoy España. ¿Tendrá éxito el sanchismo en su deriva prostituyente? Lo cierto es que para que Moncloa termine de parecerse al Bada Bing solo le falta el CGPJ, mientras Casado protege su virginidad como puede, veremos por cuánto tiempo.

Leer más…

Deja un comentario

10 septiembre, 2020 · 9:34

Las condiciones de Ciudadanos

Naturalmente que Ciudadanos debe sentarse a negociar los presupuestos con Sánchez. Así se llama el actual presidente del Gobierno, el único que hay y el único que puede haber según concluye cualquier escolarizado en aritmética. La pandemia se ceba con España, nuestro horizonte económico es una nube chernobiliana, el presidente gestiona los fondos europeos y encastillarse en la santa indignación opositora -por más que el personaje lo merezca- solo repercutiría el castigo sobre los españoles. Porque si Cs adoptara la misma cerrazón que PP y Vox, Sánchez tardaría entre cinco y seis minutos en ponerse a negociar las cuentas con ERC. Tardaría algunos minutos más en aprobarlas, pero las terminaría aprobando después de activar la mesa bilateral, la reforma del delito de sedición al gusto amarillo o la entrega a Rufián de las llaves de La Mareta. Para el roto del marco laboral o para el descosido presupuestario, están también los blanqueados amigos de Ternera. Y cuando Sánchez saliera sonriente del Congreso con los presupuestos validados por ERC, Bildu, Podemos y otros restos de tejido frankensteiniano, todos sabemos que la culpa sería del no de Cs. El negocio mediático aquí funciona así.

Leer más…

Deja un comentario

8 septiembre, 2020 · 12:31

España entre dos fuegos

15950051299683

Rito.

Del fuego nacieron a la vez la gastronomía y la literatura. La tribu se sentaba en torno a la hoguera sagrada y escuchaba la historia mítica de su pueblo contada por un politólogo en taparrabos. El fuego donde habían asado la cena danzaba al ritmo de la narración. Como en un cine prehistórico, las palabras proyectaban sobre aquella pantalla llameante las epopeyas y las tragedias de un pasado compartido. Y así iba moldeándose una conciencia colectiva que los identificaba.

Pasaron los milenios, la dieta se fue refinando, las ideas también y se acabó inventando la democracia representativa. Pero el fuego no ha perdido su misterioso poder de evocación, su potencia simbólica, su utilidad ritual. La antorcha olímpica pasa de mano en mano cada cuatro años y el tributo al soldado desconocido arde en los monumentos patrióticos de cien capitales. Podríamos decir, de hecho, que la historia reciente de España asciende de las cenizas de dos pebeteros. Uno festejó la epopeya del progreso y otro, 30 años después, ha consumido las energías de nuestro mayor trauma desde la Guerra Civil.

Leer más…

Deja un comentario

20 julio, 2020 · 11:12

Felipe VI el Anacrónico

15942262411296

Reyes del XXI.

El único republicano español al que me creo es uno que esté sinceramente dispuesto a que José María Aznar sea el jefe de su Estado. Y no cuatro años sino ocho o doce, los que diga la gente. A ver si de lo que se trata aquí no es de la forma del Estado sino de que los tuyos colonicen el último reducto apartidista de la vida pública española. Una pinza muy nuestra de tiernos adanistas y sus melancólicos abuelos aspira a una república mitificada que no existe en ningún sitio, por eso se desea. Y en España, donde hemos politizado desde las energías renovables hasta el porno -valga la redundancia-, existiría menos que en ninguno. Aceptemos que la república como ideal es imbatible, como lo es el amor, pero estas bellas palabras hay que pensarlas en concreto, es decir, la república hecha por y para españoles. Los españoles que concretaron la república en el siglo XIX terminaron ahogándola en un baño de sangre cantonal y los que la concretaron en el siglo XX la ahogaron en otro de sangre civil. En una vieja nación cuarteada por separatismos regionales e inflamada por fanatismos ideológicos, la mera idea de un cambio de régimen debería invitar a la prudencia sin necesidad de leer a Burke.

Leer más…

1 comentario

9 julio, 2020 · 12:15

La crisis restituyente de Carmen Calvo

407

Consenso.

Aún es pronto pero ya se espesa el calor en el hemiciclo. Han intervenido el presidente y el líder de la oposición, el vicepresidente y el secretario general, la portavoz parlamentaria y la vicepresidenta Calvo. Pero Calvo todavía no ha dicho su última palabra. Ni siquiera sospecha que la posteridad se ha citado con ella esa mañana para llevarla al olimpo del lapsus parlamentario, para encaramarla a lo más alto de la liga de los anacolutos extraordinarios. Sus señorías se debaten entre el aplauso automatizado y el tedio interior cuando Espinosa de los Monteros toma la palabra y pregunta a Calvo si piensa el Gobierno hacer algo por restituir la credibilidad de las instituciones desde que Sánchez llegó al poder. Entonces sucede. Calvo se pone en pie para responder, pero lo hace demasiado rápido: se olvida la sintaxis en el escaño como si fuera el bolso de Soraya. Y desasistida de toda lógica, huérfana de sujeto y predicado, responde: “No se puede restituir lo que no ha existido”. Ovación cerrada de la bancada socialista al destape antisistema o crisis restituyente de la dos del Ejecutivo.

La anécdota encierra categoría: quizá sea el lapsus la única forma de autocrítica que el sanchismo nos permitirá conocer, de igual modo que la rectificación es su camino más seguro hacia el acierto. Pero lo peor no es el nivel oratorio al que una nación desciende cuando las palabras de sus representantes no logran corresponderse con sus pensamientos, sino el hecho de que esas mismas palabras vuelen emancipadas de cualquier compromiso con los hechos.

Leer más…

Deja un comentario

24 junio, 2020 · 17:36

Manolo y Anna

15925816409094

España.

Dos temores atávicos gobiernan la opinión pública en España: el miedo a que te llamen facha y el miedo a que dejen de considerarte de izquierdas. Parecen el mismo miedo pero no lo es, porque el primero se combate sacrificando la razón y el segundo sacrificando la valentía.

El primer arquetipo es Manolo, español de orden, conservador por inercia, votante automático del PP, propietario de un Land Rover diésel con el que sale a cazar cuando puede y asiduo a una timba semanal de póker donde no faltan el cubata, el jamón y los chistes verdes. Le gusta la Constitución y tararea el himno en los partidos. Se ha pasado toda la vida siendo Manolo sin traumas, pero hoy percibe el creciente desprecio de la oficialidad a su forma de vida. Entonces surge un astuto partido que le susurra no solo que la manolidad es legítima, sino además que la no-manolidad es propia de malos españoles. Ese partido dice cosas con las que Manolo antes no estaba de acuerdo, pero las acaba asumiendo porque le gustaría parecerse al líder de ese partido que, cuando es atacado, no se rebaja a explicarse sino que redobla la agresividad. Manolo ha hallado al fin la manera de espantar su miedo a no ser aceptado: salir al ataque de los que no son como él. Que el miedo cambie de bando. La sensación de viajar en esa espiral es embriagadora. Ahora sigue la política cada día a través de redes y chats.

Leer más…

Deja un comentario

22 junio, 2020 · 9:50