Archivo de la etiqueta: no le toques ya más que así es el PP

Juanma e Isabel

Quizá lo que sucede no es tanto el regreso del bipartidismo como la nostalgia de la autenticidad. El bipartidismo se quebró cuando su discurso de madera dejó de ser creíble para demasiados, que prestaron oídos a la retórica vibrante de los nuevos partidos. Cuando esa bengala dejó de chisporrotear, los ciudadanos escarmentados han seguido buscando verdad en la política -se olvida que el primer interés del votante es que no le engañen-, pero ya no la encuentran tanto en las siglas como en las personas. Por eso Feijóo, Ayuso Moreno han cimentado sus triunfos autonómicos en una marca personal más que en la del PP. El partido debe aportar estructura y coherencia, pero cada vez gana más el candidato.

Leer más…

Deja un comentario

21 junio, 2022 · 8:09

El método Juanma

Cuando en enero de 2015 el presidente Rajoy presentó a Juan Manuel Moreno Bonilla como una «alternativa prometedora» al socialismo en Andalucía, un puñado de sonrisas condescendientes recorrió el salón del Hotel Ritz de Madrid. Un cronista de este periódico, que estaba allí, escribió: «Lo cierto es que Moreno Bonilla tiene experiencia gestora y competencia técnica, sabe que hay que eliminar el impuesto de sucesiones y atraer la inversión privada, acierta en el diagnóstico y conoce las recetas. Pero esto es una campaña electoral, carajo. No se ganan unas elecciones prometiendo más gestión y menos ideología, sino reduciendo a escombros a tu rival».

Aquel cronista no era ajeno a los enérgicos aires de cambio que iban a revolucionar el sistema de representación hasta quebrar el bipartidismo. Pero ya avisó Pla del problema de todas las revoluciones: en el mejor de los casos, acaban devolviéndonos al punto de partida.

Leer más…

Deja un comentario

5 junio, 2022 · 20:15

Sánchez juega a la ouija

No hay derecho a esto. Nos están estafando. La política española nos está endilgando capítulos repetidos del serial, refritos argumentales que ya no justifican alarmas antifascistas sino bostezos ovinos. A falta de un Gobierno capaz de decir una verdad, bajar el butano o acertar el cuadro económico, consumimos sesiones de control en la esperanza al menos de que nos entretengan. Pero ya no nos dan ni el susto.

El sanchismo molaba más cuando mentía mejor, cuando fabulaba con la fantasía barata de los buenos folletines, que son los estereotipados: villanos nazis, cloacas mafiosas, francotiradores letales, líderes progresistas de manos nervudas que expresaban determinación desde las alturas del Falcon. ¿Y qué tenemos ahora? ¿A qué giro narrativo encomienda Sánchez las posibilidades electorales de Juan Agujas, mejor que Espadas? A Bárcenas, damas y caballeros. A las psicofonías de Villarejo de hace una década. A la foto apergaminada de Correa y señora en el bodorrio de El Escorial. A Rato tocando la campanilla. ¿Profanarán la tumba de Barberá? ¿De veras no se cosecha nada mejor en el edificio de Semillas? Esa nutrida brigada de gabineteros en tareas de prospectiva que parecía ir dos semanas por delante de los demás ahora parece un piso Erasmus que recalienta pedazos mohosos de pizza marianista en el microondas de los medios amigos. ¿Qué fue de Producciones Moncloa? ¡Vuelve, IvánFélix BolañosRichelieu cani del Reino de España, te ha hecho bueno.

Leer más…

Deja un comentario

19 mayo, 2022 · 8:05

La estrategia de la morriña

Parar los relojes es cosa de meigas o de buenos toreros, y debe de ser por eso que la nueva dirección del PP, que aspira a reanudar la España interrumpida en 2018, nace del entendimiento entre Galicia y Andalucía. Feijóo no concurrió entonces a la presidencia del PP porque exigía una condición: la falta de condiciones. Exigía ser aclamado, y cuatro años después el naufragio de Casado le brindó por fin la rendición incondicional del partido.

Leer más…

Deja un comentario

5 abril, 2022 · 10:43

La jeta de Feijóo

La ventaja de Feijóo no es la experiencia ni las mayorías absolutas ni la búlgara aclamación de su partido. La ventaja de Feijóo es que tiene jeta de presidente del gobierno, ese rostro de fiar que Casado no alcanzó ni barbado ni lampiño. Nadie elige sus facciones, pero quien fuera que las eligiese por Feijóo decidió conferirle un aspecto gerencial, una consistencia burocrática que de puro normativa se torna seductora cuando resulta que la inflación escala al 10%. Cuando la duda no es si vamos a comer mierda sino si va a haber mierda para la mitad, el personal se pone a recelar del pícaro pinturero que se hacía tolerable y hasta simpático en tiempo de bonanza. Mira qué gracioso, Pedro Sánchez, qué arte se da para timarnos y cómo le cuelgan los brazos a cada golpe de cadera. Groucho no sabía mucho de economía -más o menos como Karl-, pero intuía que algo no iba bien cuando en Central Park los paseantes ya no daban de comer a las palomas sino que las palomas servían de comida a los paseantes. Es entonces cuando se agota la paciencia con los caderazos flamencos de un mentiroso incompetente.

Leer más…

1 comentario

3 abril, 2022 · 12:01

El gemido y la explosión

El mundo no acaba con una explosión sino con un gemido, avisa Eliot, pero el sanchismo lleva el camino contrario. Sánchez empezó su carrera gimoteando ante Évole porque los poderes fácticos -empezando por Prisa- lo habían echado de Ferraz. Un lustro después su pequeño mundo de poder febril quema etapas hacia el operístico final. Es patético que tenga que acabar así, porque los humanos inventaron la democracia justamente para que el traspaso de poderes cursara con un trámite administrativo, incruento y tedioso. Aquel saludable aburrimiento ya no parece posible en este suelo.

Leer más…

Deja un comentario

22 marzo, 2022 · 10:23

Azul y verde

Hace cuatro años que se firmó la primera coalición entre PP y Vox. Fue en Castilla y León. Hemos olvidado aquel revuelo porque apenas duró unos días. Existía en la izquierda una urgente necesidad de reivindicación, pues para entonces su desgaste era inocultable. El pacto entre Mañueco y Gallardo -quien para desgracia de los húmedos cantores de la masculinidad persa jamás logró sacudirse del todo su limpia estampa de niño MBA- fue interpretado como la última oportunidad del sanchismo para pasarle el paño mediático a la polvorienta foto de Colón. Los socialistas de todas las redacciones echaron el resto, las tertulianas de progreso se subieron chillando a sus sillas como la Castafiore al divisar un ratón y Casado, que por aquellos días aún confiaba en la recompensa de alguien (nadie supo de quién), bordó su especialidad de tonto útil suelto por Europa.

Leer más…

Deja un comentario

14 marzo, 2022 · 8:32

La vida es sueño, y Génova también

Reunió fuerzas suficientes para tomar la palabra una última vez, flanqueado por el coro de sus enemigos: los adversarios los tenía enfrente. Evitó dar vuelo al verbo como hizo en sus instantes de mejor inspiración, automatizó la garganta y leyó el discurso para ahogar las emociones antes de que pudieran traicionarle, pues ya iba servido de traiciones. Apeló a la concordia, reivindicó al PP, añoró el bipartidismo. Su pudor castellano le prohibió el broche sentimental, la despedida explícita que habría fijado en la memoria la marcha de un gran parlamentario. Hablar no es liderar, pero siempre habló bien.

Leer más…

Deja un comentario

27 febrero, 2022 · 19:07