Archivo de la etiqueta: feminismo responsable

No es país para viejos

Pero qué está pasando en España con los niños. Qué odioso personaje dickensiano ha declarado a la infancia enemigo del pueblo igualitario, de la mujer empoderada, del planeta amenazado. De qué cabeza neurótica salen las huelgas de juguetes y los planes de rediseño de los patios. A quién le interesa tanto intervenir la soberanía lúdica de los críos para que aprendan a replicar cuanto antes las patologías interseccionales de adultos politizados hasta la arcada. Cuándo dejó la izquierda de conmoverse con Oliver Twist y pasó a simpatizar con Scrooge, solo que sin la pasión por la cultura del esfuerzo de Scrooge.

Leer más…

Deja un comentario

14 diciembre, 2021 · 8:04

En busca de la razón perdida

El puñado de periodistas o aspirantes a serlo que integra Twitter pasó un domingo entretenido comentando las portadas de EL MUNDO y de El País. Así debe ser: vivimos de que nos comenten. Dos portadas muy dispares en apariencia: ellos apostaban por la debilidad mental, con tribuna de Sánchez, y nosotros por la entrevista políticamente indeseable de Latorre a Álvarez de Toledo, a quien hasta sus enemigos reconocen una salubridad amazónica. Pero quizá todos hablábamos de lo mismo: el grado de autonomía de la razón en nuestra sociedad.

Leer más…

Deja un comentario

16 noviembre, 2021 · 10:12

Entrevista a Arcadi Espada

Lleva quizá el único apellido parlante del columnismo español. Un centelleo, un chasquido y un corte seco. El estilo de Arcadi Espada (Barcelona 1957) ofrece el magisterio afilado de una idea ejecutada con limpieza. En su nuevo libro, que lleva un finísimo prólogo de Ferrán Caballero, se bate en duelo contra la superchería.

Se non è vero, è ben trovato. Usted ha construido su carrera contra ese refrán. Contra el peligro de elevar la verosimilitud al lugar de la verdad. 

Sí, pero no lo considero una rareza. O no debería. El paradigma de la verosimilitud es honrado, pero no es el de nuestro oficio. Lo que sabemos con seguridad sobre lo verosímil es que no ha sucedido. Yo soy un escritor que trabaja con la veracidad. Los que trabajan con la verosimilitud son los novelistas realistas. Otra cosa es que hayamos perdido la perspectiva de lo que es este trabajo hasta el punto de que esta distinción parezca una rareza.

La foto de Capa del miliciano muerto. Es un montaje pero servía a la propaganda, que es lo que sustituye a la verdad en las guerras. ¿La primacía hoy de la posverdad significa que estamos en guerra, aunque sea cultural? 

Sospecho que hay cosas que pasan por primera vez. La posverdad no son las antiguas mentiras: el mentiroso no deja de tener un cierto respeto por la verdad, como el gángster lo tiene por la ley. De ahí su mala conciencia. El caso Trump -digo Trump por no decir Sánchez-, que es el símbolo de todo esto, no es la simple manipulación de la verdad, no se sitúa en el paradigma orwelliano de la neolengua: es que la verdad ha dejado de interesarle. Por eso va a montar su propia red social. Siente hacia los hechos una indiferencia total. Por ejemplo hacia el hecho de perder las elecciones. Y lo avisó: que no lo reconocería. Hizo lo que se esperaba de un hombre al que no le interesan los hechos. Se mueve por un paradigma religioso. Importa la trascendencia, y toda trascendencia es subjetiva.

Leer más…

Deja un comentario

24 octubre, 2021 · 9:31

Tres hombres en el taller

Los mecánicos del Taller de Nuevas Masculinidades abierto por Ada Colau queremos reivindicar nuestra labor. Nos dieron trato de chiringuito montado para repartir nóminas entre activistas sin oportunidades en el mercado laboral, pero meses después nadie discute nuestra utilidad pública. Esta semana hemos recepcionado tres modelos con distintos grados de obsolescencia.

Manolo vino el lunes. Desafiante, orgulloso de su primitivismo, se declaró votante de Vox, pero durante la inspección técnica constatamos que no odiaba tanto a la izquierda como a lo que llama «derechita cobarde». No le duelen los ataques del Gobierno sino las abstenciones del PP. La falta de reconocimiento le atormenta. Con esta clase de paciente se recomienda posponer la emasculación hasta que la terapia de cariño reputacional esté bien avanzada. Le hemos comprado unos miles de seguidores en redes y ayer ya miraba a nuestra alcaldesa con otros ojos.

Leer más…

Deja un comentario

28 julio, 2021 · 9:45

El horror y el silencio

Hay crímenes que invitan tan solo a enmudecer, quedarse ronco, tener la decencia de callar, que acaso es la forma de rezar que les queda a los ateos. Hay crímenes que no merecen el vuelo en círculos de los quebrantahuesos de la política, ni los tuits de un horror tasado en pocos caracteres, ni siquiera los fríos patrones de la criminología. Crímenes que devuelven la especie a su bestialidad nunca del todo superable, que regresan todos los progresos al fracaso primordial, al mito de Saturno, de Caín o de Medea, exorcismo oficiado alrededor de una fogata por un poeta y no por un psicólogo forense.

Leer más…

Deja un comentario

13 junio, 2021 · 23:14

Feminismo pese a feministas

Con el feminismo va ocurriendo lo contrario que con el independentismo: el primero se atomiza a medida que el segundo se reagrupa. Advirtamos ya, para las entendederas menos dotadas, que estamos comparando la acción de los predicados y no la bondad de los sujetos. Del independentismo se afirmaba que estaba irreconciliablemente dividido; pero ahí lo tenemos, cerrando filas en torno al reparto del poder mientras Illa rebusca melancólico por las esquinas su famoso efecto. Del feminismo se afirmaba que no admitía apellidos: era uno, progresista y anticapi; pero ahí lo tenemos, cavando hondas zanjas en el seno de la propia izquierda que quiso abanderarlo en soledad, tildando a la facción socialista o podemita de retrógrada, no sin razón. Como si después de haber expulsado física y metafísicamente- a toda liberal o conservadora del paraíso morado, después de haberse arrogado la facultad de decidir quién es mujer-mujer y quién una patética alienada, la fiebre inquisitorial no pudiera detenerse ante las herejes emboscadas en el santo lobby.

Leer más…

Deja un comentario

9 marzo, 2021 · 10:45

El informe Macarena

Gómez Traseira, Macarena. Natural de Córdoba, 42 años. Un vástago nacido de cohabitación conyugal con varón. Actriz profesional. Complexión tendente al canon heteronormativo. Veganismo no acreditado. Considerando su cuna, no se descarta que le gusten o hayan gustado los toros.

Se le imputan afirmaciones fuertemente subversivas que elevamos a la consideración del comité de Desviaciones, Resabios y Rajadas Patriarcales de España: el DERRAPE, dependiente del Ministerio de Igualdad. «Estamos forzando el feminismo, hay un discurso del odio contra los hombres», ha asegurado Gómez en entrevista no encriptada, accesible por tanto a través del dispositivo móvil para cualquiera de nuestras criaturas. La interfecta profesa la igualdad entre mujeres y hombres, pero no cree que estos sean más tontos que aquellas. Se resiste a denigrarlos. Llevada de la imprudencia que nace al calor de las conversaciones mal vigiladas -dicho sea en su descargo, si procediere-, manifiesta incluso que las mujeres necesitan a los hombres. Al poco del alumbramiento -técnica de parto pendiente de averiguación: no se descarta el uso de analgésicos no naturales- dejó a la nueva criatura al cuidado del progenitor no menstruante para reincorporarse al trabajo, recibiendo por ello las dosis previstas de autocrítica colectiva digital. Reconoce haber fregado en su propia casa.

Leer más…

Deja un comentario

3 diciembre, 2020 · 9:08

El principio de Peter (Sánchez)

El Gobierno ha impuesto un toque de queda pero ha pedido a los medios que no lo llamen toque de queda, igual que antaño la derecha pedía a los gays que no lo llamaran matrimonio. Sánchez, que no tiene el doctorado en Filología porque no quiere, propone una alternativa más eficaz para mantener la moral de victoria: «restricción de la movilidad nocturna». Moncloa, antigua sede del Ejecutivo, hoy es una escuela de traductores que manufactura eufemismos para una sociedad de débiles mentales. No diga expolio fiscal a las clases medias, sino «armonización de incentivos»; no diga renuncia a la calidad de la enseñanza que iguala al holgazán y al aplicado, sino «adaptación de los estándares de aprendizaje evaluables». El sanchismo suple su incompetencia con imaginación. No tenemos ministros sino poetas: si no tienes soluciones, cambia el nombre de los problemas.

Leer más…

Deja un comentario

27 octubre, 2020 · 10:15