Archivo de la etiqueta: Rajoy at work

Entrevista a Margallo

Quedan pocos diputados constituyentes tan activos como el que fuera ministro de Exteriores de Rajoy, que le atribuyó un ego «estratosférico». Defiende en la radio el legado constitucional frente a Pablo Iglesias, pero no es un inmovilista: tiene un plan para reeditar el pacto de la Transición, que cree que debe liderar Feijóo para capear otro fracaso histórico cuyos precedentes analiza en España en su laberinto (Almuzara)

Usted fue diputado constituyente. Hoy comparte tertulia con Pablo Iglesias, que cree que ustedes diseñaron una continuación del franquismo.

No solo Iglesias. En La Transición explicada a nuestros padres, Juan Carlos Monedero sostiene que la Transición fue un movimiento de adaptación del ordenamiento del Estado sin modificarlo para permitir la entrada en la Unión Europea, que era el fin perseguido por los intereses financieros sin alterar las esencias del régimen, bajo la vigilancia del Ejército. Eso es rigurosamente falso, y es desmerecer el proceso constitucional. En el momento de la muerte de Franco aquí no había absolutamente nada: había unas Cortes de procuradores que no representaban a nadie, una Cámara del Consejo Nacional del Movimiento -que era el partido único-, no había organizaciones empresariales ni sindicales reales, el poder local estaba en manos de alcaldes designados por los gobernadores civiles. No se había previsto nada y había que improvisar un nuevo sistema institucional. Estábamos sufriendo la crisis del petróleo, con una inflación galopante. Y para colmo ETA mataba más que nunca, y ciertamente había resistencias al cambio en una parte de las Fuerzas Armadas. Así que la situación era mucho más compleja de lo que algunos cuentan.

Deja un comentario

30 enero, 2023 · 8:22

Arde Jacinda, pero nos deja fríos

De nuestra democracia sentimental ya no podemos excluir el llanto como categoría política. Pero una cosa es disculpar que los políticos también lloren y otra muy distinta es que convirtamos la flojera lacrimal en la medida misma de su crédito. No solo porque no hay estrategia retórica más vieja que la oportuna exhibición de lágrimas de cocodrilo, como sabe cualquier tertuliano del corazón, sino porque los ciudadanos nos merecemos la contención pública de nuestros representantes. No vaya a ser que además de sufrirlos tengamos que consolarlos.

Leer más…

1 comentario

24 enero, 2023 · 10:16

El líder que vi en Pablo Casado

El 21 de julio de 2018 escribí que Pablo Casado había sido capaz de «levantar en mes y medio un liderazgo propio». Ese mes y medio era el tiempo transcurrido entre la traumática moción que desalojó a Rajoy de La Moncloa y el arranque de un proceso de primarias sin precedentes en el PP. Apurando el cáliz de la humildad confesaré que la columna llevaba por título El parto de un líder. Los hechos han demostrado que me equivoqué con estrépito, y es justo reconocerlo en este purgatorio de vanidades que ha ideado brillantemente Leyre Iglesias para atormentar el ego del columnista y expiar antiguos pecados de opinión, desatinos atropellados bajo la rueda de la actualidad y velados piadosamente por el olvido.

Leer más…

Deja un comentario

11 diciembre, 2022 · 20:58

Rajoy y el fútbol (o no)

Sé lo que es escribir bajo la presión de la expectativa, así que imagino el infierno por el que tiene que estar pasando Mariano Rajoy. O no. Pero pongamos que sí. Consciente del éxito abrumador de sus comentarios futbolísticos, pongamos que hoy haya decidido atrincherarse en su despacho para lidiar con los nervios de la víspera. Como aquel día en que repasó por última vez el temario de la oposición; o como aquella tarde en que ordenaba las notas de un decisivo discurso parlamentario. Nos lo figuramos mesándose la barba y caminando en círculos, acodándose súbitamente sobre la mesa para apresar una idea fugitiva, aplastado por la responsabilidad de acertar una vez más con el estilo inimitable que ha desconcertado a los filólogos, seducido a los tuiteros, engorilado a los odiadores y conmovido a los nostálgicos.

Leer más…

Deja un comentario

30 noviembre, 2022 · 7:59

La estrategia de la morriña

Parar los relojes es cosa de meigas o de buenos toreros, y debe de ser por eso que la nueva dirección del PP, que aspira a reanudar la España interrumpida en 2018, nace del entendimiento entre Galicia y Andalucía. Feijóo no concurrió entonces a la presidencia del PP porque exigía una condición: la falta de condiciones. Exigía ser aclamado, y cuatro años después el naufragio de Casado le brindó por fin la rendición incondicional del partido.

Leer más…

Deja un comentario

5 abril, 2022 · 10:43

La jeta de Feijóo

La ventaja de Feijóo no es la experiencia ni las mayorías absolutas ni la búlgara aclamación de su partido. La ventaja de Feijóo es que tiene jeta de presidente del gobierno, ese rostro de fiar que Casado no alcanzó ni barbado ni lampiño. Nadie elige sus facciones, pero quien fuera que las eligiese por Feijóo decidió conferirle un aspecto gerencial, una consistencia burocrática que de puro normativa se torna seductora cuando resulta que la inflación escala al 10%. Cuando la duda no es si vamos a comer mierda sino si va a haber mierda para la mitad, el personal se pone a recelar del pícaro pinturero que se hacía tolerable y hasta simpático en tiempo de bonanza. Mira qué gracioso, Pedro Sánchez, qué arte se da para timarnos y cómo le cuelgan los brazos a cada golpe de cadera. Groucho no sabía mucho de economía -más o menos como Karl-, pero intuía que algo no iba bien cuando en Central Park los paseantes ya no daban de comer a las palomas sino que las palomas servían de comida a los paseantes. Es entonces cuando se agota la paciencia con los caderazos flamencos de un mentiroso incompetente.

Leer más…

1 comentario

3 abril, 2022 · 12:01

La vida es sueño, y Génova también

Reunió fuerzas suficientes para tomar la palabra una última vez, flanqueado por el coro de sus enemigos: los adversarios los tenía enfrente. Evitó dar vuelo al verbo como hizo en sus instantes de mejor inspiración, automatizó la garganta y leyó el discurso para ahogar las emociones antes de que pudieran traicionarle, pues ya iba servido de traiciones. Apeló a la concordia, reivindicó al PP, añoró el bipartidismo. Su pudor castellano le prohibió el broche sentimental, la despedida explícita que habría fijado en la memoria la marcha de un gran parlamentario. Hablar no es liderar, pero siempre habló bien.

Leer más…

Deja un comentario

27 febrero, 2022 · 19:07

La hipótesis Arriola

La hipótesis Arriola estaba compuesta de cuatro premisas. Primera, España es sociológicamente de izquierdas. Segunda, la derecha solo gana cuando la izquierda se queda en casa. Tercera, la derecha moviliza a la izquierda cuando intensifica los acentos conservadores de la batalla cultural. Cuarta, el votante de derechas es más disciplinado, sensible al voto útil aun con la nariz pinzada. Conclusión: solo un PP centrado puede ser un PP ganador.

Leer más…

Deja un comentario

30 enero, 2022 · 21:13