Archivo de la etiqueta: La sombra de Caín

Sánchez aspira a La Moncloa

El líder de la oposición, Pedro Sánchez, aprovechó ayer la sesión en el Senado para arremeter contra la política energética del presidente Feijóo. Le acusó de seguir «un obsceno guion neoliberal» mientras las familias españolas no dejan de empobrecerse y afrontan un invierno de enorme incertidumbre. «Los precios están por las nubes», sentenció. Enfatizó el drama que viven tantos padres ante la vuelta al cole más cara de la historia y vaticinó que las previsiones macro del Gobierno -irresponsablemente infladas, afirmó- no se cumplirán este año ni tampoco el que viene. Con todo, el aspirante tendió la mano al PP para llegar a acuerdos siempre y cuando sus integrantes abandonen los «cenáculos madrileños», donde «apellidos ilustres» se acostumbran a que «sus caprichos sean leyes». A juicio del fogoso progresista madrileño, el PP cree que «España es suya» y se alinea con los intereses de las eléctricas y de la banca.

Leer más…

1 comentario

7 septiembre, 2022 · 7:14

La Gran Restauración

Todavía no está claro que la gente sea más imbécil que antes. Esta es la duda tremenda que resolverá el siglo XXI: si la tecnología nos está haciendo más manipulables o más informados. Si el siglo acabará con más democracias liberales o con más autocracias populistas. De momento es imposible avanzar un pronóstico, porque amanece un día en que demasiados ingleses muerden el anzuelo que les prometía recuperar el control (¿de qué?) y años después amanece otro día en que demasiados chilenos rechazan ser tratados como resentidos tribales. Hay signos para la esperanza y motivos para la depresión: podríamos dejarlo en empate. Por cada hito reaccionario que marcan cuantos añoran las guerras de nuestros abuelos se organiza una defensa ilustrada del consenso de nuestros padres. Putin ha sido muy útil para devolver a Fukuyama la razón que nunca perdió.

Leer más…

Deja un comentario

6 septiembre, 2022 · 8:49

Descorbatado

El final del sanchismo está resultando especialmente divertido. No para Sánchez, que solo se divierte con los principios -el mundo empieza cada día en el palacio de La Moncloa- sino para los sanchistas, que ya no saben qué hacer ni qué vergonzosos editoriales escribir para que el sanchismo dure aún un poquito más. Todavía hay un puñado de nóminas públicas que disfrutar, dos indultos pendientes y un par de instituciones vírgenes que van pidiendo a gritos que les introduzcan un carné del PSOE hasta los ijares. Al fin y al cabo la inflación solo está rozando el 11%, lo que en las esperanzas elásticas de una mente sanchista estándar significa ni más ni menos un 89% de margen de empeoramiento.

Leer más…

1 comentario

30 julio, 2022 · 9:59

Izquierda española

La izquierda española no está bien, y cuando la izquierda española no está bien pasan cosas terribles en España. Le pasan sobre todo a la izquierda y las ejecuta sobre todo la izquierda, y el entrañable espectáculo de su secular inclinación al fratricidio nos llena de asombro a todos aquellos a los que nunca se nos ocurrió la peregrina idea de pertenecer a un club tan errado e hipócrita como el de la izquierda española, pese a sus notorias ventajas a la hora de practicar el gañote cultural y recibir premios periodísticos. Uno contempla el vértigo del fuego amigo/enemigo que está diezmando a la izquierda española como Saint-Exupéry contempló la retaguardia barcelonesa de 1936: «Aquí se fusila como quien tala árboles». El problema, naturalmente, surge cuando se cansan de dispararse entre ellos y se conciertan para disparar a los demás.

Leer más…

Deja un comentario

12 julio, 2022 · 10:13

Del espíritu al fantasma de Ermua

La historia de Miguel Ángel Blanco no empieza en Ermua sino en Mondragón, a orillas del río Deba, en el podrido subsuelo de la nave industrial donde Ortega Lara fue enterrado en vida y rescatado tras 12.768 horas exactas de agonía. Hoy ese lugar es un almacén abandonado de propiedad municipal, comido por la maleza y regado de cristales rotos. En la puerta metálica hay una rojigualda tachada y una pintada que injuria al sindicato Jusapol. Junto a la nave han construido un área infantil con columpios, y si uno permanece allí el tiempo suficiente oirá cantar a un gallo y reír a algún niño, sonidos impertinentes allí donde un hombre fue torturado. Pero el ayuntamiento no se limitó a comprar este siniestro edificio: desactivó su potencia pedagógica rellenando el zulo con hormigón. Hoy no es posible ver el agujero donde fue recluido el funcionario de prisiones. De eso se trataba y de eso se sigue tratando en Euskadi: de recordar o de olvidar.

Leer más…

1 comentario

11 julio, 2022 · 8:44

Irene y el sueño americano

Mediodía en el Ministerio de Igualdad. La ministra ha convocado a su gabinete para analizar la repercusión de su reciente visita a Nueva York. Todo el mundo comenta las imágenes en las que Irene Montero lucha contra la internacional machista. La satisfacción se pinta en todas las caras menos en la de una joven activista llamada Dolores, en honor a Pasionaria. Dolores es nueva en el equipo: entró tras la última purga. Dicen que conserva intacto su idealismo.

-¿Y esta tarta, Irene?

-Irene no: llámame ministra. La jerarquía importa, como nos enseñó Lenin. ¿La tarta? ¿Te parece poco motivo de celebración habernos reunido con Gloria Steinem?

Leer más…

1 comentario

5 julio, 2022 · 8:11

José Antonio

El hombre despierta un día más en su agujero y busca una razón para no dejarse ir. Cuando la encuentra -su mujer, su hijo, Dios-, se incorpora con cuidado para no golpearse y ejecuta su ínfima gimnasia para no atrofiarse: cuatro pasos hacia delante y otros cuatro hacia atrás, dos a un lado y dos al otro. Su cabeza roza el techo en todo momento, como dicen que el cerebro de algunos perros se araña y se demencia al chocar contra las paredes internas de un cráneo demasiado estrecho. En una pared dos láminas mudas y azules le recuerdan que hay un mar, y la humedad filtrada a través de la madera que forra su ataúd en vida le recuerda que hay un río. Como un animal es alimentado, como un animal es forzado a convivir con sus excrementos, como ni siquiera un animal es torturado con la peor sevicia: una súbita humanidad en el trato para regar la tímida esperanza que será inexorablemente talada cada noche. O cada mañana. Qué diferencia hay.

Leer más…

Deja un comentario

4 julio, 2022 · 8:41

El método Juanma

Cuando en enero de 2015 el presidente Rajoy presentó a Juan Manuel Moreno Bonilla como una «alternativa prometedora» al socialismo en Andalucía, un puñado de sonrisas condescendientes recorrió el salón del Hotel Ritz de Madrid. Un cronista de este periódico, que estaba allí, escribió: «Lo cierto es que Moreno Bonilla tiene experiencia gestora y competencia técnica, sabe que hay que eliminar el impuesto de sucesiones y atraer la inversión privada, acierta en el diagnóstico y conoce las recetas. Pero esto es una campaña electoral, carajo. No se ganan unas elecciones prometiendo más gestión y menos ideología, sino reduciendo a escombros a tu rival».

Aquel cronista no era ajeno a los enérgicos aires de cambio que iban a revolucionar el sistema de representación hasta quebrar el bipartidismo. Pero ya avisó Pla del problema de todas las revoluciones: en el mejor de los casos, acaban devolviéndonos al punto de partida.

Leer más…

Deja un comentario

5 junio, 2022 · 20:15