Archivo de la etiqueta: La sombra de Caín

Pedro Sánchez abre una carnicería

Un hombre entra en el baño de un club de carretera de Puerto Hurraco con la camisa empapada en sangre familiar. A los pocos minutos sale vestido de traje y corbata, comparece ante las cámaras con su mejor sonrisa y confía en que nadie se fije en los restos de ADN ajeno que se le han quedado bajo las uñas. También Tony Soprano termina estrangulando a su sobrino, su mejor sicario, pero al contemplar esa escena nadie puede dudar de que lo sentía. No es el caso de nuestro hombre.

Leer más…

Deja un comentario

12 julio, 2021 · 8:27

La idiotez de la derecha

El idiota de la polis era el ciudadano que no participaba en política por desinterés, por incompetencia o por la necesidad de ganarse la vida. Idiota, literalmente, en griego significa particular, propio, privado. El paso de los siglos confirió a la idiotez el matiz peyorativo que hoy mantiene: se concluyó que alguien incapaz de involucrarse en los asuntos públicos tenía que ser un necio. Pasó el tiempo, se derramó una cantidad oceánica de sangre y finalmente se inventó la democracia liberal y la economía de mercado, lo que permitió que el número de sanos idiotas se disparara: el personal podía dedicarse a los negocios con la tranquilidad de que sus representantes electos defenderían sus intereses. Fue el gran momento de la idiotez occidental: la izquierda invitaba al pelotazo y la derecha a lo sumo se quejaba de intrusismo. Años dorados.

Leer más...

Deja un comentario

4 julio, 2021 · 23:25

La hora de la venganza

A don Mariano le gustaba repetir una cita de Ortega del epílogo de La rebelión de las masas que los políticos deberían llevar tatuada en un muslo: «Toda realidad ignorada prepara su venganza». También Rajoy ignoró realidades que se vengaron de él, pero su alergia natal al postureo le procuró una carrera larga y siete años en Moncloa. Que la carrera de su sucesor no sería tan longeva lo empezamos a sospechar el día en que lo vimos calarse en el avión las gafas de puto amo, como decía Gistau, y la cuenta oficial de La Moncloa distribuyó un delirante retablo de sus manos nervudas -«expresión de determinación presidencial»- que a Jacques-Louis David le habría causado rubor atribuir a Bonaparte.

Leer más…

Deja un comentario

10 mayo, 2021 · 8:05

El triunfo de la dama de las tabernas

Al católico Chesterton le gustaba la cerveza y le indignaba el puritanismo. Contra los ingenieros sociales de su tiempo, decididos a sacrificar la vida en el altar de la higiene, escribió La taberna errante, donde un capitán y un tabernero huyen con su barril de ron de la ley seca impuesta por lord Ivywood, político vegetariano que sueña con una Inglaterra abstemia, virtuosa, progresista.

Chesterton, que era anticapi, no reivindica las tabernas por razones económicas sino antropológicas: porque son el ámbito de la camaradería, ese cálido ideal que palpita en cualquier película de John Ford. La taberna es el lugar donde sucede la amistad, y a veces la pelea, y a veces la pelea que acaba en amistad. Es la sede de los vínculos comunitarios, el suelo ibérico de los afectos y de las discrepancias. La idea de Podemos nació en un bar, la de Ciudadanos en otro y la letra de la Constitución terminó de pulirse en un tercero. España sin bares no es España y Madrid cerrado no es Madrid. En la salud y en la enfermedad.

Leer más…

Deja un comentario

5 mayo, 2021 · 20:19

Pablo Iglesias se despide

Es difícil compadecer a Pablo Iglesias, por más que en esta campaña solo le falte llevarse un cachorro a la nariz y constatar que huele a leche antes de comérselo en directo. Atrapado sentimentalmente en la batalla de Brunete desde su más tierna infancia, el miliciano más convincente que hayan dado nuestros platós siempre quiso inspirar más miedo que lástima, pero nada envejece tan rápido como la guapa de bisturí o la retórica de comunista. Iglesias se soñó personaje de Novecento y acabará de superviviente en Mediaset,traficando con la tragedia sin haber abandonado la farsa. Últimamente incursiona en Getafe disfrazado de obrero, se calza su mejor jersey de pelotillas, promete la revolución y torna silencioso a su berlina de lunas tintadas con la conciencia del deber cumplido.

Leer más…

Deja un comentario

3 mayo, 2021 · 11:37

Alguien voló sobre el nido de Sánchez

Recuerdo el hostión que encajó Rajoy en diciembre de 2015 durante la campaña electoral. Fue un crochet de izquierdas lanzado por alguien a quien el periodismo de progreso se apresuró a tildar de «típico chaval conflictivo». El propio Rajoy, preguntado por los periodistas, quitó hierro a un incidente que, de haberlo sufrido un Sánchez o un Iglesias, habría escalado en décimas de segundo a la categoría de atentado: «No hay que darle más importancia de la que tiene. Somos un pueblo civilizado, tranquilo y moderado, y de vez en cuando hay una excepción. No hay consecuencias políticas». Así hablaba en España un político adulto, presanchista, hace miles de años.

Leer más…

Deja un comentario

27 abril, 2021 · 11:30

Ayuso sobre la colina

Se apagaron los focos unos segundos antes de encenderse, y todos nos preguntamos en qué estaría pensando don Ángel Gabilondo bajo la penumbra metafísica del plató de Telemadrid. “Me opongo o no me opongo: he ahí la cuestión”. Las luces se encendieron y seguía despierto: no cabe pedirle más.

Dominaba el rojo autonómico madrileño en los aliños indumentarios de Isabel Díaz AyusoMónica García y María Rey, que faenó con suave capote y dio la palabra en el arranque a Pablo Iglesias, a quien le toca trabajar un día al año: el día del debate electoral. Según Rocío Monasterio, Iglesias facturó 30 muertos por cada capítulo visionado de Netflix. Pero Pablo, a quien se le dan bastante mejor los platós que las residencias, no iba a perder el tiempo confrontando con Vox sino con Ayuso. Caza mayor, moño alto y dos pendientes en donde se columpiaban al unísono la pereza y la impostura.

Leer más…

Deja un comentario

22 abril, 2021 · 9:03

26 infernales años ya

Un selecto ramillete de ilustrados despavoridos ha firmado un manifiesto para detener el avance del fascismo, en cuyo régimen de «infernales atentados» llevan viviendo un cuarto de siglo sin que hasta la fecha se les haya pasado por la cabeza la posibilidad de una mudanza. Uno juraría que al llegar al término municipal de Azuqueca de Henares nadie topa con un muro de hormigón patrullado por las torretas artilladas del socialismo real, pero hace mucho que no paso por Azuqueca: quizá aquello se haya convertido en un canódromo de dóbermans con collares de Vox. Por otro lado, cuando uno reside en el «infierno», por fuerza habrá de consolarse con la llegada de algo distinto, aunque sea el fascismo, que no puede ser mucho peor que el infierno mismo. ¿Cómo temer una marcha mussoliniana si ya se vive sometido al «trabajo depredador de la ultraderecha»? ¿Cuándo alcanzará Aquiles a la tortuga de Zenón? ¿Cuántos centímetros de infierno y cuántos metros de jeta caben en el lucrativo cacareo de los gansos capitolinos que explotan la advertencia vitalicia del avance del fascismo antes de que podamos certificar, de una santa vez, que ya llegó?

Leer más…

Deja un comentario

19 abril, 2021 · 9:24