Archivo de la etiqueta: La sombra de Caín

Logorrea castrista vs habano marianista

14973747111172

Tres ya son multitud.

Moción significa movimiento pero nada cambiará en España tras la moción de censura de Podemos al PP. Los primeros seguirán conformándose con el foco y los segundos con el poder. La jornada parlamentaria la clavó hace días doña Adriana Lastra: puede que Rajoy sea censurable, pero Pablo Iglesias no es presidenciable. Su programa es un refrito naif de muros de Facebook, propuestas ya recogidas por Hammurabi e ideas robadas a la oposición constitucionalista, cuando no aprobadas por el propio PP. Don Pablo perdió hoy la voz por un agudo ataque de castroenteritis -o logorrea cubana- no para presentar a los españoles una alternativa decente de Gobierno, sino para desaguar toda la frustración acumulada durante años de activismo universitario. Este martes Iglesias vengó a tanto nieto del 68 que nos daba su chapa en el aula auxiliar de la Complu pero nunca soñó con darla durante horas en el Congreso de los Diputados. Y eso ya no se lo quita nadie.

En esta vida se puede ser de todo (incluso comunista) menos un coñazo. Iglesias decidió no seguir este sabio consejo de Michi Panero y logró que los diputados acabaran rogando la entrada a caballo de Guardiola para disolver la soberanía nacional con tal de ahorrarse aquella tabarra de cátedro revisionista, de sobrevenido guionista del Ministerio del Tiempo, siempre con el pasado por delante. Cargó don Iglesias contra el Marqués de Salamanca y contra Francisco Silvela -cuyo Arte de distinguir a los cursis le habría ahorrado muchas mofas a cuenta del cuadro flamenco que compuso con su amazona-, y de milagro no se remontó hasta Atapuerca, donde ya los homínidos de la casta antecessordesahuciaban de las cavernas a sus congéneres. El reparto de papeles estaba claro: Iglesias envió por delante a Montero en funciones de ariete y también de parapeto, para luego presentarse como líder sereno, enchaquetado y amigo de la socialdemocracia. La ventaja de encargar a una mujer el trabajo sucio es que cualquier contraataque puede convertir al crítico en reo de machismo, y a este blindado burladero se aferró doña Irene con el mismo celo que exhibe desde que su romeo en jefe defenestró a Errejón y la puso en su lugar. Es un sofisma nauseabundo que insulta a las partidarias de la meritocracia, pero vaya si funciona. Quien la denuncie arderá en la pira machirula.

Leer más…

Deja un comentario

13 junio, 2017 · 20:23

Elogio del pasteleo

C_nWYqqXYAACvv3.jpg-large

Política real.

Me gusta mucho la foto. Es un interior de Vermeer, un fogonazo de realismo que pega fuego a la mentira pomposa de la política. Se ve a Irene Montero, Rafael Hernando, Antonio Hernando y Miguel Gutiérrez en el Salón de los Pasos Perdidos del Congreso, mirando al impertinente objetivo que los acaba de sorprender en un acto impúdico: están negociando. Los cuatro portavoces, que viven de la representación en sus dos acepciones -delegados del votante y actores de teatro-, entregándose a un vicio turbio y poco español: la búsqueda del entendimiento entre distintos. No me extraña que se escondan.

Al pueblo, ese buen salvaje, la pedagógica imagen no le gustó tanto como a mí, y eso que estoy tan habituado a tales escenas de compadreo como cualquier cronista parlamentario. “¡Farsantes! ¡Cínicos!”, se indignaba Twitter (el perro ladra, el gato maúlla, el tuitero se indigna). No comprenden que les pagamos precisamente para que pasteleen; el numerito de los odios cruzados figuraba como cláusula adicional, hasta que la telecracia lo erigió en el contrato mismo. La audiencia sólo demanda lo que le tienen prometido: conflicto, no consenso. La culpa -esta vez sí- es de los políticos: por esconderse cuando pactan y exhibirse cuando vetan. Durante décadas han invertido el paradigma de la Transición, reservando el énfasis para la discrepancia mientras los acuerdos apenas se reconocían con vergüenza, en la calderoniana convicción de que un político tiene honor, y ha de guardarlo negándole toda legitimidad al adversario. Pero los políticos no pueden permitirse el lujo de ser hombres de honor. El precio del honor de un político es la parálisis legislativa del país. Cuando el pueblo pide políticos auténticos en realidad está tomando rehenes.

Leer más…

Deja un comentario

15 mayo, 2017 · 14:26

Contra Franco morimos mejor

14945218353911

Bar para necrófilos.

La necrofilia española es un desorden colectivo de la afectividad que no tiene cura. El necrófilo se alimenta de muertos, del mismo modo que el Minotauro exigía carne paritaria -siete mozos y siete doncellas- para entretener el hambre en el laberinto. De la heroína hay quien ha salido, pero de la necrofilia aquí no sale nadie y la única solución es conllevarla, como el independentismo. Si cualquier toxicómano recurre a la metadona, el necrófilo debe acostumbrarse a tolerar excentricidades como la vida, el presente y el futuro en pequeñas dosis. Pero siempre está expuesto a una recaída majestuosa, la de ese dipsómano que atraca el minibar a la vuelta de una reunión de alcohólicos anónimos. El Valle de los Caídos es el gran minibar del más reincidente necrófilo ibérico, que es el antifranquista.

El necrófilo antifranquista es una criatura maravillosa, es decir, no opera con la realidad actual sino con el símbolo antiguo, la magia negra y el postureo tertuliano. No llegó a tiempo para luchar con éxito y algún valor contra el Franco vivo, culpa que lo atormenta y que trata de expiar luchando con denuedo contra el Franco muerto, para lo cual debe primero resucitarlo, siquiera en efigie. O en calcio seco, que es todo lo que debe de quedar en la fosa de Cuelgamuros. No se trata de exhumar a Franco, disparate que a nadie se le ocurre, sino de votar una proposición no de ley sin efectos vinculantes que inste a la conveniencia de la posibilidad de la hipótesis aconsejable de exhumar a Franco, que es distinto.

Leer más…

El bueno (Patxi), el feo (Maza) y el malo (Franco) en La Linterna de COPE

1 comentario

12 mayo, 2017 · 10:34

No habrá paz en el PSOE

DV2201482_20151217211138-U202198209973uRG-U301014225822KgH-992x558@LaVanguardia-Web-Portada

Quién es Caín, quién es Abel.

Nos han contado tantas veces el cuento de Pedro y el lobo, siendo el lobo Susana Díaz, que ahora que esta anuncia su fecha de presentación no sabemos quién se comerá las ovejas. Que nos disculpe el símil ovino la militancia socialista, que tiene bien probada su bravura votando históricamente contra el criterio de Ferraz. Ocurre que la bravura a menudo resulta incompatible con la inteligencia. Sánchez cree que ha escapado de la isla de Elba en la que le recluyeron en octubre y se dispone a reconquistar su imperio, pero creerse Napoleón no es más que el síntoma clásico de la locura. El chalado entretiene hasta que te gobierna.

El problema no es que gane Susana, que ganará en cuanto abandone los despachos y salte al terreno de juego, sino que el derrotado atice la polémica de un marcador ajustado y no acepte el acta arbitral. Al PSOE entonces le llamaremos el partido, a secas, porque no habrá sastre que lo cosa. La demora de las primarias no ha surtido el efecto disolvente del sanchismo que se buscaba porque el odio a la derecha y una cuenta de Twitter hoy bastan para resucitar a un muerto.

Leer más…

Deja un comentario

13 marzo, 2017 · 12:07

El fracaso de los gatos

14878811810024

¡Al patíbulo!

Si como afirma Borges a su estilo el nombre es arquetipo de la cosa, en las letras de “rosa” está la rosa y todo el Nilo en la palabra “Nilo”. Con el nombre, por tanto, ha de bastarnos para entender la esencia de una idea, pero no somos pueblo que renuncie al bullicioso bar del adjetivo. Por eso a la justicia, como a la democracia, le crecen los apodos. Conocíamos la democracia ateniense de Pericles, la democracia orgánica de Franco, la democracia popular de China, la democracia directa de Ahora Madrid y la democracia representativa de Hamilton, que es la única digna de ese nombre. Ahora que llueven sentencias sobre nombres notorios nos apresuramos a apellidar a la justicia.

Está la justicia del talión, de una proporcionalidad imbatible. La justicia proletaria, que un día invocó don Iglesias para epatar a los burgueses de Segovia. La justicia poética, que castigó a doña Botella por destapar un féretro en las Trinitarias donde se leía “M. C.”, sin sospechar que esas siglas no anunciaban tanto el hallazgo de “Miguel de Cervantes” como el relevo de “Manuela Carmena“. La justicia redistributiva, que tanto subleva al que la paga. La justicia del fútbol, que no existe. Y en estos días de black y de Nóos, la justicia “políticamente insuficiente”, que para mayor calificación añade un adverbio al apellido.

Leer más…

1 comentario

24 febrero, 2017 · 11:51

El unicornio educativo

c5grw6sweaegdev-jpg-large

Gabilonfo, Del Castillo, Aguirre, Bustos y Suárez Pertierra.

Si el tiempo que dedicamos en España a debatir sobre el deterioro de la educación lo empleáramos en educarnos, quizá ya no tendríamos que dedicar más tiempo a debatir sobre el deterioro de la educación. Pero como la educación sigue deteriorándose y aún no hemos perdido como especie la curiosidad por los primeros principios -todo se andará-, ayer echamos la mañana debatiendo sobre la asignatura pendiente de la educación en España, título del tercer encuentro del ciclo de ideas que organiza Unidad Editorial.

Que nadie extraiga de este exordio una conclusión precipitada. No es que crea que la educación no es importante: es que creo que es lo único importante. Tanto que quizá sea un error dejarla en manos de pedagogos. El mayor error del régimen del 78 no es la politización de la justicia, ni la cultura del pelotazo, ni que Gran Hermano haya alcanzado la decimoséptima edición impunemente: es haber abandonado la legislación educativa en manos de la moderna pedagogía.

Leer más…

Deja un comentario

21 febrero, 2017 · 9:14

Vida de este chico

20170211-636224198346640542_20170211142633-kkng-u414260947219iyb-992x558lavanguardia-web

Cuesta mirar a los ojos a quien se ha sentenciado.

Me adelantó el guion un oráculo errejonista. Nada más conocerse los resultados, abrazo de Iglesias para no contradecir la ilusión de unidad de la militancia. Después, puesta del cargo a disposición del líder apoteósicamente empoderado. Transcurrido un tiempo prudencial, ejecución eufemística de la purga con el argumento de un Podemos más eficaz que reme unido en la misma dirección, mientras el discrepante o náufrago queda abandonado en su isla. La cronología es tan vieja como la nueva política y su aplicación tan indefectible como la ley de hierro de la oligarquía que formuló Michels.

Falta saber qué será de don Íñigo una vez que sea apartado de la portavocía parlamentaria y de la Secretaría Política. En la sala de prensa del congreso del PP, desde donde se cubría en realidad la rebatiña de Vistalegre, un compañero propuso la salida más razonable: “Hay tiempo para presentar a Errejón a las primarias del PSOE. Allí no vendría mal algo de materia gris”. La otra posibilidad pasaba por conceder crédito al rumor de que una avioneta esperaba ya en Torrejón con el motor encendido, lista para sacar al pequeño Trotsky del país y depositarlo en Bolivia antes de que sus camaradas terminen de afilar el piolet.

Leer más…

1 comentario

13 febrero, 2017 · 12:49

La izquierda caníbal

0000636123

Discrepancia de izquierdas.

Se acaba de descubrir que el canibalismo nos permitió sobrevivir en la Edad del Hielo. Pero los neandertales se comían entre ellos no por gusto, sino por inteligencia. El cerebro de un neandertal ya no era una broma: pesaba kilo y medio, y necesitaba consumir muchos ácidos grasos omega-3 para mantenerse operativo. Y para seguir evolucionando. El neandertal habría preferido una dieta de microalgas, peces y huevos, alimentos ricos en ácidos grasos; pero qué quieren ustedes, bajo inviernos de diez meses no sobrevive ni el musgo. Así que se pusieron a rodar ¡Viven! en versión paleorrealista. Y el plato más preciado era precisamente el cerebro, por concentrar la mayor proporción de nutrientes. Lo que se come se cría.

La izquierda española atraviesa su particular glaciación. No se me ocurre teoría más científica para justificar el canibalismo al que anda furiosamente entregada. Se sorben los cerebros en Podemos y en el PSOE como zombis ávidos, preocupados cada cual por su propia supervivencia. Lo peor es que con el seso no asimilan también las ideas del deglutido, sino sólo sus ácidos grasos. No es política: es gastronomía.

Leer más…

1 comentario

6 febrero, 2017 · 11:32