Archivo de la etiqueta: fascismo son los otros

Querido progresista

Yo sé que no eres un cínico. Tu convicción es sincera, tu inquietud muy real. Sobre nuestra democracia -no te han contado que fue fruto de la reconciliación entre franquistas y antifranquistas; verás cuando te enteres de que la lideraron los primeros- piensas que se cierne la amenaza terrible de la involución. Que Podemos tendrá sus cosas, pero es la izquierda al fin y al cabo: progresistas preocupados por la desigualdad. Que los independentistas cometen errores, pero son sensibles a las causas que importan: feminismo, ecología, salud mental. Que Sánchez no terminaba de gustarte, pero hoy toca cerrar filas con todas y cada una de sus decisiones si no queremos que Vox acabe en La Moncloa persiguiendo a los gays, a los negros, a las mujeres, a los catalanes.

Leer más…

Deja un comentario

2 diciembre, 2021 · 8:53

El murmullo de la conciencia

PRENSA – HERALDO DE MADRID – PERIODISTAS – REDACTORES, REDACTORES JEFES Y DIRECTORES\MANUEL CHAVES, REDACTOR JEFE

Ira es la primera palabra de la historia de la literatura occidental. «Canta la cólera, musa, del pélida Aquiles». Así arranca el primer verso de la Ilíada, con el terrible sustantivo abriendo la frase, estrenando el género de la epopeya, inaugurando la poesía y hasta preconizando el periodismo si limpiásemos de mitos los hechos de armas en la playa de Troya. Pero no es la musa sino Homero quien canta admirado la ira de los hombres, porque Homero sabe que solo la guerra iguala a los hombres con los dioses. Y alguien deberá contar esa apoteosis de sangre y de fuego para que el mundo no olvide. Para que el recuerdo de lo que hicieron perviva de generación en generación.

Hay una línea improbable que a través de veintiocho siglos conecta a Homero con Manuel Chaves Nogales. Uno era un bardo mitómano que embellecía lo que no vio y creía en los dioses; otro fue un periodista insobornable que anotaba lo que veía en una España rota que ni siquiera dejaba espacio a la fe en la condición humana. Pero hay una cualidad que los emparenta, una virtud rarísima, casi sobrehumana: la ecuanimidad. Homero no juzga a los hombres que se matan en el campo de batalla. Admira su valor o deplora su destino al margen del bando y la causa en la que militan. Y eso mismo hace Chaves Nogales en el implacable fresco del horror fratricida que es A sangre y fuego. Para que tampoco lo olviden. Y para que no lo recuerden como algunos sectarios de ayer y bastantes de ahora mismo quieren que lo recordemos.

Leer más…

1 comentario

28 octubre, 2021 · 10:37

La ley y la rasta

Al derecho le está pasando como a la salud mental o a las erecciones: que son cosa del pasado. Vestigios aparatosos de aquellos animales racionales que anteponían la ley a los sentimientos, preferían el imperio de la cordura a las misericordiosas cuotas de tarados y hasta se empalmaban de vez en cuando. A la luz de esta revolución moral comprendemos que Meritxell Batet se resistiera a darse por enterada de lo que el Supremo le requería: que retirara ya el acta a un diputado condenado en firme por patear a un policía. Hasta un niño de cinco años entendería que un agresor sentenciado no debe ostentar la representación pública de los españoles. Pero si traemos aquí al niño de Groucho, descubriremos con horror que tiene cuarenta tacos y ocupa varios ministerios y una vicepresidencia. Todos los cargos podemios del Gobierno han arremetido contra la Justicia bajo la mágica premisa de que un policía jamás puede ser víctima, aunque pruebe el daño, y un sedicente activista social jamás puede ser agresor, aunque patee. «Señora diosa, bájese la venda, contemple las rastas rusonianas de nuestro buen salvaje y obre en consecuencia», exige el populismo, esa enfermedad infantil que ha destruido a la izquierda española.

Leer más…

Deja un comentario

24 octubre, 2021 · 9:25

Antifa antes que madre

Una antifa madre -por este orden- cuenta en Twitter su desgracia: ha encontrado una pulsera de Vox con la bandera de España en un cajón del cuarto de su hijo. Lo primero que le ha pedido el cuerpo ha sido escandalizarse ante las legiones de desconocidos de una red social caracterizada por la kilométrica distancia desde la que se emiten los juicios más sumarios. A esta usuaria antes que antifa y a esta antifa antes que madre la mueve una pulsión digital que los anglosociólogos tienen ya diagnosticada: virtue signalling (postureo ético, recomienda la Fundéu). Vivimos en un mundo abierto de par en par a la mirada del otro que forma una hilera de egos yuxtapuestos y solitarios conectados por la ansiedad de la anuencia. Pasamos horas en las redes en pos de la aprobación de usuarios a los que no conocemos sino a través de una identidad compartida. Pero cuando exhibir esa militancia abstracta importa más a una madre que proteger la privacidad de su hijo, cuando alardeas ante tus seguidores con triangulito rojo -el sello de la discoteca antifascista que se enseña al entrar- de que serás capaz de echar de casa a ese Adolfito en ciernes si continúa por la senda fascista, entonces contemplamos aterrados la victoria de la ideología sobre la biología.

Leer más…

Deja un comentario

16 octubre, 2021 · 17:53

La mente del calamar

Cómo no va a tener éxito El juego del calamar si es una traducción perfecta de la mente populista a la narrativa audiovisual, y nadie cuenta cuentos mejor que un populista. El populismo no es una ideología y ni siquiera una estrategia; no es una oferta de soluciones simples a problemas complejos ni tampoco el cultivo calculado del antagonismo entre élites culpables y pueblo engañado. Es más bien el conjunto kantiano de condiciones perceptivas que determinan el juicio de los votantes asustados. El miedo es la premisa emocional del populismo; por eso el primer deber del líder o del partido populista es identificar la clase de amenaza que se cierne sobre su audiencia: la casta, el globalismo, las eléctricas, los inmigrantes, el hombre blanco, la mujer pantera, los fondos buitre, los burócratas europeos. Si el público acepta la premisa narrativa, el pacto de ficción queda sólidamente establecido y la trama empieza a fluir, con sus héroes, sus villanos y su carne de cañón.

Leer más…

1 comentario

12 octubre, 2021 · 10:08

El llanto de los tahúres

Me divierte leer los análisis plañideros sobre la «deriva radical» de Casado en boca de quienes jamás vieron nada remotamente inquietante en negociar los presupuestos con Iglesias, la reforma laboral con Otegi, los indultos con los reos y la ley de educación con Rufián. Es como escuchar a un coro de proxenetas encareciendo el valor de la castidad desde el interior en penumbra de un prostíbulo nigeriano, el hisopo en una mano y los gayumbos en la otra.

Leer más…

Deja un comentario

5 octubre, 2021 · 10:16

Faltan paracas

A los soldados spenglerianos -cómo le gustaba este adjetivo a Gistau– de la base aérea de Zaragoza que salvaron a dos mil afganos del terror talibán yo les haría mil preguntas. Pero, cosas del cipotudismo, nunca se me habría ocurrido preguntarles si encontraron tiempo para llorar. A Margarita Robles sí se le ocurrió, y recibió esta ontológica respuesta:

-Somos paracas, señora ministra.

Leer más…

Deja un comentario

26 septiembre, 2021 · 12:53

Marlaska pide cautela

Madrid es una ciudad segura y tolerante donde un chico gay puede practicar la modalidad sexual que le resulte más excitante, lesiones incluidas, siempre que medie el consentimiento. Estos son los hechos, pero con estos hechos un Gobierno hundido en las encuestas y desbordado por la escalada del precio de la luz no puede hacer nada más que felicitar a Madrid por su acreditada liberalidad. Y Sánchez no ha llegado hasta aquí reconociendo hechos y felicitando adversarios sino inventando amenazas. Una, en concreto: la del fascismo. El día que al dragón se le apague el fuego, disipado el humo de la confusión, los votantes de izquierdas quedarán expuestos a la vergonzante desnudez de lo que Sánchez es y de lo que Sánchez hace. A evitar ese escalofriante escenario que precede a la abstención masiva se orienta toda la acción del Gobierno y toda su estrategia comunicativa.

Leer más…

Deja un comentario

9 septiembre, 2021 · 9:16