Archivo de la etiqueta: fascismo son los otros

España Alcaraz

Dicen que no ha sido otra semana horrible del Gobierno sino que ya no parará de encadenarlas hasta la derrota final. Puede ser, bastante ha durado el experimento, estamos a dos escándalos de desarrollar branquias para filtrar las comparecencias de Moncloa y pezuñas para no pisar las mentiras que vierten en ellas. Pero si yo fuera Sánchez seguiría durmiendo tranquilo bajo el ruido de los tambores demoscópicos que anuncian su desalojo del colchón: que le quiten lo dormido. Su ambición nunca fue hacer sino llegar, del mismo modo que nunca fue saber sino plagiar, y cuando necesite consolarse del desprecio español que acompañará su pensión vitalicia aún podrá entrar en la Wikipedia, leer una y otra vez su nombre y comprobar que, efectivamente, llegó a presidente. Se especula incluso con que no se presentará a las generales. Se rumorea que le pasará el marrón a otro, como hizo Zapatero con Rubalcaba, y mendigará empleo en Europa donde no le conocen tanto. Lo que sea del PSOE después de él seguramente lo expliquen mejor los socialistas franceses. Se lo habrán ganado a pulso.

Leer más…

Deja un comentario

16 mayo, 2022 · 10:33

Plata o plomo

El chantaje emocional es la violencia de los débiles. El fascismo de los vulnerables. Algunas relaciones sentimentales fracasan por la insufrible dominación del fuerte (que compensa así su íntima fragilidad) y otras por el chantaje constante del débil (que ejerce así su superioridad efectiva). En las relaciones políticas sucede igual. El sanchismo, precisamente por su debilidad parlamentaria, se ha especializado en el chantaje al resto de partidos. Su modus operandi siempre es el mismo: por estricta incompetencia deja que una situación llegue al límite; aprueba un decretazo para parchearla tomando a los ciudadanos como rehenes (esta vez en una gasolinera, para redondear la atmósfera mafiosa) y ofrece el trágala a la convalidación de las Cortes; abre entonces subasta de recursos públicos, prebendas asimétricas y descosidos institucionales para comprar a los afines; por último, los partidos que no han tragado son acusados de antipatriotas y antisociales: prefieren el caos con tal de desgastar al Gobierno de la Gente.

Leer más…

Deja un comentario

3 mayo, 2022 · 10:12

Besarás, presidente, la bota de Rufián

Pegaso era el caballo de Zeus, que no tenía presupuesto para el Falcon. Montado sobre él Belerofonte derrotó a la Quimera, hidra de tantas cabezas como el nacionalismo catalán, cuya quimérica república nunca deja de brotar de los cuellos cortados por la espada de la Justicia. En este juego de cínicos sin épica, el CNI de Sánchez espía a sus socios por su acreditada tendencia al delito contra el Estado, estos se tiran al suelo para ejecutar la suerte de la croqueta rebozándose en victimismo teatrero, Sánchez se arrodilla ante ellos y tira del pelo de Batet para que se arrodille también y el público asiste atónito al tinglado infame de la continua farsa.

Leer más…

Deja un comentario

29 abril, 2022 · 20:38

Hay un hombre en España

Cantaba Astrud que hay un hombre en España que lo hace todo, y ese hombre, por desgracia, no se lleva comisión. Hay un español que no puede ser noticia, porque el día que lo sea todo un país habrá fracasado, pero no por eso olvidamos que existe. Es un español -es una española- que pone cansadamente las noticias, y una vez informado ha de convencerse de que sus impuestos llegarán a una viuda extremeña, a un viejo solitario y al maestro de una escuela de barriada. Es un español de clase media que hace números y se descubre más pobre y le nacen motivos para la cólera, la fanatización o el nihilismo, pero esos motivos topan con su insidioso sentido de la responsabilidad.

Leer más…

Deja un comentario

25 abril, 2022 · 8:15

Rufián se hace de ultraderecha

Encontró un hueco Sánchez en su agenda aérea para aterrizar en el Congreso, que en el corazón del presidente de España ocupa el mismo lugar que Tinduf. Para Sánchez la soberanía nacional emana de su santísimo forro, razón de que se presente en el hemiciclo como Livingstone en una tribu de caníbales: con una suerte de paternalismo victoriano. No le cabe en la cabeza que alguien como él tenga que ir los miércoles a explicar nada, y menos a quedar mal. Porque este miércoles quedó mal. Muy mal. Más o menos como María Antonieta en la galería de los espejos, devorando los pasteles de su propia propaganda mientras afuera al pueblo se le caducan los yogures. Dentro, su corte empieza a cavar los túneles para la huida.

Leer más…

1 comentario

24 marzo, 2022 · 9:08

Comer mierda

«Es que no tienen que parar los transportistas: tiene que parar este país. El ministro tuvo unas palabras que sí me gustaron: ‘Es un grupo pequeño de radicales el que está provocando esto’. Concretamente son 23. Que trabajan en el club de la comedia. Que tienen este país arrastrado. ¿Y sabéis lo que va a pasar? Que no vais a tener leche, se van a morir los animales en la granja y vais a comer… ¡Mierda vais a comer! ¿Por culpa de quién? ¿La extrema derecha? ¡Pero qué cojones! ¿No nos estáis viendo? Si la extrema derecha es tan mala, que yo no los defiendo, los otros son Dios. ¡Joder, pues Dios cómo tiene el país! 

Leer más…

Deja un comentario

21 marzo, 2022 · 8:04

Vladimir y Volodimir

Podemos citar a Churchill hasta que su noble cráneo se revuelva en la tumba, pero no hay en Putin acertijo ni misterio ni enigma. Putin es un psicópata dentro de un nacionalista envuelto en un nostálgico de la URSS. Separar sus tres capas mentales importa poco y no aclara nada, porque sus hechos hablan a gritos por todas y cada una.

Leer más…

Deja un comentario

1 marzo, 2022 · 10:15

Amor caníbal entre PP y Vox

El votante de derechas random, pongamos que se llama Paco, hace tres años que asume, aprueba, desea y hoy hasta suspira -en este orden cronológico- por un entendimiento natural entre PP y Vox, porque al nivel de la calle solo se percibe una semejanza fundamental entre ambos: no son sanchistas. Paco no trata con políticos ni tiene por qué conocer el hábitat caníbal en que se desarrolla la vida cotidiana de un partido, de un Parlamento, no digamos ya de un gobierno de coalición. Si se asomara por una mirilla -como hacemos a diario los periodistas- y les oyera hablar como hablan cuando saben que sus votantes no les ven, Paco no saldría ya nunca de la abstención, como tampoco Manolo, el votante de izquierdas random. Esta farsa estructural es el gran secreto de las democracias representativas, pero en latitudes menos defectuosas está paliada por una cuota vocacional de servidores públicos decentes.

Leer más…

Deja un comentario

15 febrero, 2022 · 8:13