Archivo de la etiqueta: fascismo son los otros

Faltan paracas

A los soldados spenglerianos -cómo le gustaba este adjetivo a Gistau– de la base aérea de Zaragoza que salvaron a dos mil afganos del terror talibán yo les haría mil preguntas. Pero, cosas del cipotudismo, nunca se me habría ocurrido preguntarles si encontraron tiempo para llorar. A Margarita Robles sí se le ocurrió, y recibió esta ontológica respuesta:

-Somos paracas, señora ministra.

Leer más…

Deja un comentario

26 septiembre, 2021 · 12:53

Marlaska pide cautela

Madrid es una ciudad segura y tolerante donde un chico gay puede practicar la modalidad sexual que le resulte más excitante, lesiones incluidas, siempre que medie el consentimiento. Estos son los hechos, pero con estos hechos un Gobierno hundido en las encuestas y desbordado por la escalada del precio de la luz no puede hacer nada más que felicitar a Madrid por su acreditada liberalidad. Y Sánchez no ha llegado hasta aquí reconociendo hechos y felicitando adversarios sino inventando amenazas. Una, en concreto: la del fascismo. El día que al dragón se le apague el fuego, disipado el humo de la confusión, los votantes de izquierdas quedarán expuestos a la vergonzante desnudez de lo que Sánchez es y de lo que Sánchez hace. A evitar ese escalofriante escenario que precede a la abstención masiva se orienta toda la acción del Gobierno y toda su estrategia comunicativa.

Leer más…

Deja un comentario

9 septiembre, 2021 · 9:16

Vaya, vaya, aquí hay piscinas

Los agrimensores del progreso moral han hablado y han sentenciado que en Madrid hay demasiadas piscinas. En concreto casi dos por cada cien habitantes, que se distribuyen principalmente entre las zonas de mayor renta de la comunidad con la pintoresca excepción de Colmenar de Oreja, donde se concentra el mayor número de piscinas privadas de Madrid pese a que los sueldos de los colmenaretes -no confundir con los colmenareños, gentilicio de Colmenar Viejo- caen por debajo de la media. O sea que las piscinas son cosas de ricos pero no siempre: ya se sabe que la ciencia del progreso tiene sus peculiaridades, la principal de ellas que no es una ciencia en absoluto. Se trata más bien de una gavilla de prejuicios pasados por un gráfico de tablas y una prosa de teletipo que confiera algún empaque de rigor a la martingala.

Leer más

Deja un comentario

16 agosto, 2021 · 13:44

Consejos para tu linchamiento

Me preguntas cómo es un linchamiento y me confiesas el temor a que un día te pase a ti. Bien. De mi modesta e indeseada experiencia quizá pueda extraer algún consejo.

Debo serte sincero: te pasará. Si sigues depositando personalidad propia en tus opiniones será inevitable que topes contra la corriente -de izquierdas, de derechas: las corrientes son varias-; y si esa personalidad te procura algún éxito profesional, será inevitable que te linchen. Tarde o temprano te tocará. Agradable no es, ya te lo adelanto. Pero cuando estés en ese trance no pienses en ti. Recrearte en la autocompasión lo empeoraría. No eres tú el que debe ser compadecido, sino ellos.

Leer más…

Deja un comentario

9 agosto, 2021 · 11:25

Tres hombres en el taller

Los mecánicos del Taller de Nuevas Masculinidades abierto por Ada Colau queremos reivindicar nuestra labor. Nos dieron trato de chiringuito montado para repartir nóminas entre activistas sin oportunidades en el mercado laboral, pero meses después nadie discute nuestra utilidad pública. Esta semana hemos recepcionado tres modelos con distintos grados de obsolescencia.

Manolo vino el lunes. Desafiante, orgulloso de su primitivismo, se declaró votante de Vox, pero durante la inspección técnica constatamos que no odiaba tanto a la izquierda como a lo que llama “derechita cobarde”. No le duelen los ataques del Gobierno sino las abstenciones del PP. La falta de reconocimiento le atormenta. Con esta clase de paciente se recomienda posponer la emasculación hasta que la terapia de cariño reputacional esté bien avanzada. Le hemos comprado unos miles de seguidores en redes y ayer ya miraba a nuestra alcaldesa con otros ojos.

Leer más…

Deja un comentario

28 julio, 2021 · 9:45

Nadia y las etiquetas

Sostiene Nadia Calviño que «no es productivo dedicarse a calificar o poner una etiqueta a las cosas». No solo en el tema cubano sino «en general». Que «no aporta valor añadido estar discutiendo etiquetas». Y que debemos centrarnos en la sustancia: apoyar al pueblo cubano. Uno, que no es nadie ni tampoco Nadia, diría que la primerísima muestra de apoyo que demanda el pueblo cubano del Gobierno español es que llame dictadura a lo que les pasa, porque la solución a los problemas empieza por su correcto diagnóstico. Y uno diría que vivir en una democracia deliberativa implica discutir y fijar el nombre de las cosas, facultad que se les niega a los cubanos, porque el comunismo se conduce con la opinión pública como el califa Omar con la Biblioteca de Alejandría: si no contiene el Corán hay que quemarla por blasfema y si lo contiene por redundante. Avergüenza, por lo demás, que Calviño reduzca a un debate sobre «valor añadido» la descripción del entramado criminal que desnutre, apalea, secuestra, tortura y silencia a los cubanos a diario desde hace seis décadas.

Leer más…

Deja un comentario

14 julio, 2021 · 22:47

Castrismo o libertad

No extraña la dolorosa similitud que guardan las notas de suicidio de Stefan Zweig y de Reinaldo Arenas. Su dolor se parece porque nazismo y comunismo, culpables de sus respectivos exilios, comparten una acreditada aptitud para infligir sufrimiento a los hombres libres. Escribe el austriaco, víctima de Hitler: «Mi fuerza se ha gastado al cabo de años de andanzas sin hogar. Prefiero poner fin a mi vida erguido como un hombre cuyo trabajo cultural fue su felicidad más pura y cuya libertad personal fue su más preciada posesión. Saludo a mis amigos. Ojalá vivan para ver el amanecer tras esta larga noche. Yo, demasiado impaciente, me voy antes que ellos». Y escribe el cubano, víctima de Castro: «Pongo fin a mi vida voluntariamente porque no puedo seguir trabajando. Al pueblo cubano le exhorto a que siga luchando por la libertad. Mi mensaje no es un mensaje de derrota, sino de lucha y esperanza. Cuba será libre. Yo ya lo soy». Zweig se tomó un frasco de veronal. Arenas, cuya homosexualidad acreció la saña de sus perseguidores -autores del lema que campeó en los campos de reeducación comunista para «maricones»: El trabajo os hará hombres- empujó con whisky un cóctel de pastillas.

Leer más…

Deja un comentario

13 julio, 2021 · 10:37

El triunfo de la dama de las tabernas

Al católico Chesterton le gustaba la cerveza y le indignaba el puritanismo. Contra los ingenieros sociales de su tiempo, decididos a sacrificar la vida en el altar de la higiene, escribió La taberna errante, donde un capitán y un tabernero huyen con su barril de ron de la ley seca impuesta por lord Ivywood, político vegetariano que sueña con una Inglaterra abstemia, virtuosa, progresista.

Chesterton, que era anticapi, no reivindica las tabernas por razones económicas sino antropológicas: porque son el ámbito de la camaradería, ese cálido ideal que palpita en cualquier película de John Ford. La taberna es el lugar donde sucede la amistad, y a veces la pelea, y a veces la pelea que acaba en amistad. Es la sede de los vínculos comunitarios, el suelo ibérico de los afectos y de las discrepancias. La idea de Podemos nació en un bar, la de Ciudadanos en otro y la letra de la Constitución terminó de pulirse en un tercero. España sin bares no es España y Madrid cerrado no es Madrid. En la salud y en la enfermedad.

Leer más…

Deja un comentario

5 mayo, 2021 · 20:19