Archivo de la etiqueta: El chavismo nunca muere

Vida sanchista en Marte

La misión de Inés Arrimadas se parece a la de Bruce Willis en Armageddon. Lleva meses tratando de perforar el meteorito Frankenstein que se dirige contra la democracia de 1978. Si Arrimadas logra filtrarse hasta el núcleo rocoso del sectarismo y reventarlo desde dentro con la única arma de la igualdad -del derecho a existir del otro-, la Constitución podrá tener una segunda oportunidad sobre la tierra. Lamentablemente, esta película la ha escrito el guionista y crítico Pablo Iglesias y la produce y dirige Pedro Sánchez. A estas alturas del drama ya sabemos que Moncloa sabotea el taladro de Ciudadanos para que no pueda desviar la trayectoria cainita del meteorito.

Leer más…

Deja un comentario

17 noviembre, 2020 · 20:44

Cal viva sobre Ferraz

Tú, militante socialista, tenías ganado el derecho de leer a Chaves Nogales con orgullo de estirpe. Felipe dio continuidad al sueño roto del periodista sevillano. Pero has perdido el derecho a sentirte su heredero. Te lo ha quitado Sánchez, que nunca hizo una tesis, al servicio de Iglesias, que escribió la suya sobre la kale borroka. En la obra completa de Chaves que acaba de publicar Libros del Asteroide puedes leer: «Yo he querido permitirme el lujo de no tener ninguna solidaridad con los asesinos». Lo escribió desde el exilio. ¿Vas a exiliarte tú de tu sigla corrompida para poder permitirte el mismo lujo?

Leer más…

1 comentario

15 noviembre, 2020 · 23:28

¡Café bolivariano para todos!

Pero cómo no se le había ocurrido antes. Pedro Sánchez por fin ha encontrado la fórmula para que nadie le afee su deriva despótica: socializar el despotismo. Donde teníamos a un aspirante a autócrata, ahora tendremos 17. Palo y zanahoria a la vez: el capo chantajea con el descontrol de la pandemia a los 17 sistemas sanitarios, pero si se portan bien y tragan con dejarle en paz en las Cortes, les presta a cambio el cetro por medio año. Todos contentos: uno con su Doñana y los demás con su poder sin las cortapisas de los tribunales superiores. ¡Café bolivariano para todos! ¿El control parlamentario del Congreso? ¿Los 15 días estipulados por el artículo 116 de la Constitución? ¿La vigilancia de los jueces sobre las medidas arbitrarias del Ejecutivo? ¿Desde cuándo la sede de la soberanía funciona como lonja de roqueo donde se subastan los plazos de vigencia de nuestros derechos fundamentales? ¿En qué momento hemos permitido que los contrapesos democráticos sean transferidos al exacto coño de la Bernarda?

Leer más…

Deja un comentario

29 octubre, 2020 · 9:18

La Commonwealth de Puerto Hurraco

Un periodista cualquiera se asoma a la sesión de control de este miércoles y sacude sutilmente la cabeza. “No es esto, no esto. Qué bronco espectáculo. La oposición llama a Sánchez dictador, el presidente llama a Casado antisistema. Qué feo todo”. Y en este plan. Pero este análisis bobalicón -cuando no mercenario- delata la profundidad de un charco, el calado propio del periodismo de cabotaje. Ahora alejémonos un poco del cuadro goyesco de octubre de 2020 hasta situarnos en octubre de 2016. Se ve a Pedro Sánchez sacando una urna de detrás de una cortina. Lo hace porque le ha dimitido toda la ejecutiva socialista para forzar su expulsión, porque saben que se propone fundir el PSOE con Podemos y el nacionalismo para construir una hegemonía destituyente, sí, pero electoralmente invencible. Susana Díaz rompe a llorar, hay gritos de pucherazo en la sala. En la siguiente escena Sánchez sale de Ferraz a medianoche en un coche oscuro con los ojos rojos y la mirada fija. Va jurando venganza. Y la obtendrá.

Leer más…

Deja un comentario

14 octubre, 2020 · 15:08

La España que alborea

Este mundo se acaba. Lo ha dicho sin un parpadeo don Castells, desde su dulce redondez facial como de fruta acuchillada a la altura de los ojos. Tiene razón: el mundo que conocemos toca a su fin. Y dentro de ese mundo, naturalmente, está España. Pero el Gobierno de don Castells, que por algo es progresista, tiene diseñado para esta España obsoleta el plan de desescalada que no acertó a trazar para la pandemia. Se trata de ir desescalando a los españoles de su vieja españolidad constitucional para alumbrar una década o dos de Nueva Normalidad española, poblada por ciudadanos reprogramados que no seguirán arrastrando los jurásicos prejuicios de sus padres. Esta España que alborea no seguirá sometida al anacronismo de la monarquía, ni al fascismo de la nación indivisible, ni mucho menos al caos de la separación de poderes, ese capricho francés por culpa del cual alguno aún podía preguntarse de quién depende la Fiscalía. Será una democracia verdadera, unicidad de mando y coordinación de funciones, presidida por la encarnación de la voluntad general y vicepresidida por la negación de la alternancia, aquel vicio burgués bajo el que las antiguas élites amparaban su voluntad golpista.

Leer más…

Deja un comentario

27 septiembre, 2020 · 11:31

Había una vez un reyecito

El objetivo.

En España había tres reyes, dos reales y uno aspiracional. El primero fue enviado al exilio. Otro fue vetado en la segunda ciudad del reino. Y el tercero está a punto de coronarse a sí mismo como un Napoleón trucho, para lo cual necesita cumbres con banderas, ningunear al titular de la legítima dinastía y caminar olímpico sobre la pandemia como Cristo sobre aguas tormentosas. Solo puede quedar uno.

Un rey no tiene por qué dar explicaciones en el Parlamento, de modo que Sánchez se fue a Bruselas a una reunión cancelada. Ya se fue una vez a Washington y se perdió por el camino. En Washington no le echaron de menos y en Bruselas le echan de más cuando aparece por allí mendigando como un sablista astroso de Luces de bohemia. La socialdemocracia nórdica le señala: el rey del sur va en pelotas, pero él sigue ciego su camino, que diría Arcadi. Ciego de soberbia guía a una España ciega de estupor y una fosa enorme se va abriendo allí delante, en el invierno de nuestro descontento.

Leer más…

Deja un comentario

24 septiembre, 2020 · 9:10

La izquierda fetiche

15937960462415

Chamanes.

El otro día Sánchez llamó fetiche a Pablo Iglesias delante de Ferreras. Apartó de su vista el rutilante impuesto morado a las grandes fortunas con un manotazo desdeñoso, casi colonialista: un explorador blanco soplando la llama de un chamán y encendiendo una linterna. En efecto, ese impuesto es un amuleto, quincalla reluciente para el collar de la propaganda, pero no sirve para recaudar y el Estado no vive del relato. La diferencia entre Iglesias y Sánchez es que el primero ha traicionado su ideología sin dejar de profesarla, mientras que el segundo acredita una ideología transilvana que se refleja en los espejos tanto como en su tesis. Por eso gestionará la recesión según Bruselas le diga y después adaptará la estrategia a su glacial pragmatismo. Ahora bien, ¿qué hará durante la árida travesía la facción chamánica de su coalición?

Leer más…

Deja un comentario

5 julio, 2020 · 16:41

La hoguera de las identidades

15916303484643

Fascismo ante una estatua antifascista.

Hemos visto a las conciencias más comprometidas de Occidente vandalizar el monumento a Churchill en Londres y amenazar el de Lincoln en Washington después de que las estatuas de Fray Junípero aparecieran decapitadas en California. Si yo tuviera que escribir un libro sobre el espíritu de nuestro tiempo, elegiría esta anécdota para elevarla a categoría moral. ¿Qué significa que los adalides más contrastados de la libertad sean víctimas de la purga retrospectiva de sus compatriotas?

Leer más…

Deja un comentario

9 junio, 2020 · 14:14