Archivo de la etiqueta: opio marxista

Planes para el apocalipsis

15853292794345

La vida.

El politólogo confinado es aún más peligroso que el politólogo en libertad, porque tiene más tiempo para hacer pronósticos. Ahora anda anunciando que al mundo posCovid no lo va a reconocer ni la madre que lo parió, que la economía oscilará entre la autarquía y el salvaje oeste y que a no mucho tardar devendremos colonia videovigilada de China, librándonos con suerte de sus menús de murciélago. Muere Atenas, vuelve Esparta y Zizek ya está vendiendo su sobado cachito de muro de Berlín a ver si alguien le ayuda a reconstruirlo, siempre que pague con guita de curso legal capitalista.

Leer más…

Deja un comentario

29 marzo, 2020 · 22:55

Tregua poética con Leonor y sin Rufián

reina-letizia-princesa-leonor-vestido-apertura-legislatura-congreso-kICE-U10031300361yLC-644x483@MujerHoy

Instituciones.

En el mismo instante en que las Cortes declaraban solemnemente abierta la XIV Legislatura, el tráfico aéreo se cerraba en el aeropuerto Adolfo Suárez por culpa de un dron. Sabemos que la coincidencia temporal no supone causalidad, pero convendremos en que favorece la metáfora. Ausente el separatismo por propia voluntad, la liturgia regresó tímida y fugazmente al Hemiciclo para acoger el discurso de la primera y de la tercera autoridad del Estado, esto es, de Felipe VI y de Meritxell Batet. Y si por una mañana nuestra democracia pareció capaz de honrarse a sí misma en el delicado ritual de su forma, quizá solo fue posible porque ni estaban los informales ni le tocaba hablar a su socio, segunda autoridad del Reino empeñada en eclipsar a todas las demás.

Sí estaban, en cambio, los parlamentarios de Podemos. Alberto Garzón, impecablemente encorbatado, mostraba al mundo el apasionante viaje que conduce del escrache antisistema al aplauso monárquico con solo sentarse en el Consejo de Ministros. Ah, la legendaria generosidad del Sistema. También aplaudían borbónicos perdidos Pablo Iglesias e Irene Montero: desde Carrillo no tributaba el comunismo español un reconocimiento así a la Monarquía. Bien está, aunque la mayoría de sus correligionarios mantuviera las manos pegadas a las piernas por lo que pudieran decir en Bolivia, suponemos. Manuel Castells ha vuelto de sus novillos. Echenique en primera fila de apuntador automático. La Reina Letizia apareció perfecta como suele, y sus dos hijas permanecieron quietas y atentas en sus butacas rojas, muy imbuidas de su misión. El hieratismo infantil siempre tiene algo antinatural, pero es que la propia democracia parlamentaria es un artificio civilizatorio: lo natural es matarse. En la tribuna de invitados descubrimos a los dos únicos padres de la Constitución que permanecen entre los vivos, Miguel Herrero de Miñón y Miquel Roca, como dos vips de palco contemplando quizá los minutos de la prórroga de su criatura. Sonó el himno, y en ese trance ninguno rivaliza con la apostura castrense de Abascal, la barbilla fuera, los puños cerrados.

Leer más…

Deja un comentario

3 febrero, 2020 · 17:33

Código Iglesias

15790314960537

Burgués disimulando.

Querido Pablo. No me gustó verle ayer llegar a palacio con su cartera ministerial y su visible desprecio del código vestimentario. Usted es vicepresidente del Gobierno de España, y un vicepresidente solo puede presentarse en zapatillas y vaqueros a un Consejo de Ministros si es de derechas, porque a menudo la derecha se camufla bajo una impostada campechanía para hacerse perdonar su privilegiada posición. La izquierda, en cambio, sobre todo si procede del activismo, debería reconciliarse con la cortesía expresada en la etiqueta, que no es convención de élites sino precisamente conquista revolucionaria. El pantalón y la chaqueta fue el uniforme de los sans-culottes, como su nombre indica. Y Gramsci se presentaba en el parlamento italiano con sus mejores prendas, porque le reventaba merecer la conmiseración de la familia Agnelli. Eso es dignidad.

Leer más…

Deja un comentario

15 enero, 2020 · 9:57

Opiniones de Errejón

15650971609162

¿Liberal-populismo?

Errejón me contó cosas que no cupieron en la entrevista. Le pregunté por la disciplina de partido. “Los partidos levantan muros enormes por los cuales todo lo que se dice fuera es estupidez o conspiración y todo lo que se dice dentro tiene sentido. El síndrome de la fortaleza sitiada es una máquina mala de selección de talento. Todo se vuelve sospechoso y se mide la importancia de las posiciones por el grado de aquiescencia. Por eso el PP y el PSOE no vieron venir el estallido del 15-M, que se fraguó desde 2008 y no estalló hasta 2011. Y esa tradición bipartidista ha contagiado al resto de formaciones. Para eso se creó la figura del independiente, para dirigirse a la sociedad con gente que se le parezca un poco más. Porque hay que mantener el poder interno, pero luego ganar votos fuera. Si solo tienes la ética de las convicciones puedes ser un fanático, y si solo tienes la de la responsabilidad puedes acabar siendo un cínico”.

Le pregunté por la serie Chernóbil. “Desmonta el falso dilema entre libertad y eficacia: siempre hay momentos de excepción donde algunos proponen suspender las libertades y concentrar el poder de decisión para ser más rápidos. Chernóbil muestra que la libertad no es solo una preocupación moral que atañe a quienes tienen la vida solucionada, sino que es la condición para que se desarrollen las mejores capacidades humanas. Sin libertad ya no prima la mejor solución sino la más obediente. La libertad no es un amor abstracto, es lo que permite que prosperen las mejores ideas y no las más cómodas para el poder”.

Leer más…

Deja un comentario

16 agosto, 2019 · 14:02

Danza Pedrette

15587135186658

Góspel sanchista.

La mano arriba, cintura sola, da media vuelta, ¡danza Pedrette! Ya está aquí el verano, y un tema escala en todas las listas para acompañar nuestras barbacoas de chancla y sangría en la España eterna del acomodo al poder a cambio de una morcilla que en el asador reviente, y ríase la gente. La canta la izquierda, la canta el moderao, la canta el tertuliano con el tópico en la mano. Suena en bucle la danza Pedrette en la radiofórmula y la corean en la tele bailarinas mestizas, llegadas de todos los puntos de la España plurinacional, a las que llaman las pedrettes. Sus contoneos son castos, inequívocamente empoderados, pero lo que de ellas seduce es su sincronización coreana, el balanceo mental al compás que marca La Moncloa. ¡Baila como Iceta, hermano!

La danza Pedrette celebra que Pedro es amor, corazón electoral, Doñana para todos. ¿Quién puede resistirse? El hosco sanchismo de manual de resistencia murió el 28 de abril. Por obra y gracia del mismo porcentaje de voto que cosechó Rubalcaba cuando era un fracasado, nació el pedrettismo como una fe renovada, un góspel de gratitud a Sánchez por habernos salvado del Maligno, mítica criatura que habita el averno localizado en Colón, según los Iker Jiménez del pedrettismo.

Leer más…

Deja un comentario

26 mayo, 2019 · 19:47

Daenerys Ibárruri

1434391382_drogon-salvo-a-daenerys-de-la-muerte

Totalitarismo.

De Juego de Tronos -rindámonos a las referencias de nuestro tiempo- solo he sido capaz de extraer dos lecciones políticas. La primera equivale a una vieja ley histórica que el adagio latino enunciaba así: Corruptio optimi pessima. La corrupción de los mejores es la peor. Nadie tan bello como Lucifer. El aristócrata degenera en tirano desde el caso emblemático de Calígula. Luego la buena cuna fue sustituida por las buenas intenciones, es decir, por la ideología. Por eso prefiero la cínica variante de Voltaire -“Lo mejor es enemigo de lo bueno”- y la precisión visionaria de Rilke: “Todo ángel es terrible”. Toda rubia cabalga un dragón. Toda utopía proyectada a un futuro siempre impuntual se cobra un precio abusivo en el presente concreto, razón de que Camus dejara de ser comunista.

Porque Juego de Tronos puede leerse también como la enésima constatación del sangriento naufragio de todas las revoluciones. El comunismo, la utópica persecución de la armonía universal, cuesta cien millones de muertos y muchos más de miserables supervivientes, pero aún hay fantasiosos jinetes de dragones a los que la factura les parece asumible en comparación con una aurora de fraternidad que cautiva y nunca asoma. Basta una crisis económica para regresar religiosamente a la promesa de una igualdad imposible y seducir a unos cuantos votantes tan inexorablemente condenados a la frustración como los espectadores imprudentemente enamorados de Daenerys. El primero de ellos -el primero de su nombre- fue Pablo Iglesias, que se presentaba como khaleesi anticasta de los españoles; o sea, no estaba enamorado de Daenerys sino de sí mismo, cosa que sospechábamos. Ahora que el guion arroja el único final posible para esa loca con trenzas embriagada de poder, Iglesias tuitea su decepción. Acusa el reflejo que le devuelve el espejo de la historia. Al fin y al cabo, Daenerys no es más que un Maduro sin bigote. Otra Pasionaria.

Leer más…

Deja un comentario

18 mayo, 2019 · 12:44

Carmena, cariño caníbal

Image-1

Canibalismo.

Manuela Carmena es una mujer de 75 años que está convirtiendo ambas categorías -el sexo y la edad- en su mejor argumento para merecer el voto de los madrileños. Y hace bien. Primero porque las razones identitarias no admiten refutación: ella es, en efecto, una mujer de 75 años. Segundo porque el cebo ya le funcionó la primera vez: la dulce estampa de abuela de la democracia movilizó al absentista huérfano de un regazo matriarcal. Y tercero porque si lo personal es lo político, a quién carajo puede importarle que carezca de cualquier balance de gestión.

Sería estúpido negarle a Carmena sus aciertos: reducir la deuda -nunca es tarde para abrazar el liberalismo, así sea por incompetencia presupuestaria-, bendecir la ambiciosa reforma del Bernabéu o traicionar a Podemos hasta partirlo por la mitad. Sospecho que estos méritos innegables no los valora su clientela natural tanto como yo mismo, igual que valoro la labor de zapa desplegada por las infinitas facciones paleomarxistas de Ahora Madrid contra la propia alcaldesa a lo largo de estos cuatro años, con Sánchez Mato a la cabeza de la quinta columna: quién sabe qué disparates habría podido consumar ese equipo municipal de haber gobernado bajo el principio adulto de unidad de acción.

Leer más…

1 comentario

14 mayo, 2019 · 11:08

Las nueces de Arzalluz

15514590043596

El árbol y las nueces.

Si a Monedero le fluyó un Orinoco por los lagrimales cuando Chávez palmó, Iglesias se ha licuado en condolencias por la marcha de “un dirigente de estatura política gigantesca” llamado Arzalluz. La fascinación del neomarxismo mesetario por el PNV es uno de los engendros más vistosos de nuestro zoo de malformaciones ideológicas. Uno se hace de izquierdas para luchar contra el privilegio de los ricos sostenido por la explotación de las clases trabajadoras y la excepción fiscal, que es exactamente lo que gracias al cupo viene haciendo el PNV desde la Transición. Privilegio que Arzalluz arrancó a los constituyentes con la preciosa cooperación de ETA. ¿Dices, Bustos, que la actual prosperidad de Euskadi, envidiable como una Dinamarca cantábrica, se debe en alguna medida a niños destripados por bombas, hombres desnucados a balazos y mujeres enviudadas tras el giro de una llave en el contacto del coche familiar? Sí: digo justo eso. Porque la violencia no solo es eficaz en política: es muy eficaz. Por eso Arzalluz les dijo a los polimilis que no se les ocurriera disolverse, que él negociaba mejor el Estatuto de Guernica con determinadas fotografías encima de la mesa. Eso es el PNV, queridos niños.

Hoy, colonizado hasta el último caserío, los tentáculos de la criatura del padre Xabier abrazan la imaginación de los leninistas amables que no confiesan su embeleso, salvo aquella vez en que a Iglesias le grabaron loando la perspicacia de ETA por rebelarse contra la continuación camuflada del franquismo que sería el régimen del 78. En la fantasía de un mitómano acneico de póster del Che, un rojo sin violencia no es más que un socialdemócrata chupatintas. La voladura de Carrero marca el clímax de esa libido criminal que palpita en la entrepierna del buen comunista. Pero Iglesias y los politólogos afines no admiran al PNV por su Dios y sus leyes viejas, por el racismo ridículo o el historicismo de boina calada, sino por la implacable retícula de su poder. El PNV ha establecido la identidad partido-patria propia de las sociedades totalitarias sin dejar de respetar formalmente las garantías democráticas. ¿Alguien concibe que la gaviota pepera fuera asumida por todos los madrileños? Así ocurrió con la ikurriña diseñada por Arana. La hegemonía se ha cumplido. Gramsci era vasco y no lo sabía.

Leer más…

1 comentario

3 marzo, 2019 · 22:26