Archivo de la etiqueta: corrupción: divino tesoro

Gremlins en el Canal de Isabel II

14944424336010

Don Mariano aguantando, lo que mejor hace.

La mañana se prestaba al ajuste de cuentas. El embalse de la indignación ha ido llenándose durante este mes de clima extremo, seco de parlamentarismo pero inundado de escándalos. Don Mariano debió de sentirse como el almirante Vernon cuando llegó al escaño y descubrió que Lezo seguía allí, inamovible, esperándole. Y más que la corrupción, cuya repercusión en el CIS parece innegable, fueron las filtradas maniobras que perseguirían acotar su daño las que monopolizaron la primera hora del debate, recuperando el Hemiciclo para el vistoso pugilato de la réplica y la contrarréplica. Antonio Hernando frunció el ceño, intensificó la mirada, adoptó gravedad y lanzó una andanada -hondonada, diría un castizo- de recuerdos desagradables a la cara del presidente. «Ustedes no son vistos como luchadores contra la corrupción, sino como cómplices». Rajoy fingió sorprenderse, atribuyó maliciosamente la vehemencia de Hernando a los problemas internos del PSOE -«consumo interno», masculló- e invitó a los socialistas a sumarse a la aprobación de leyes útiles y dejarse de jeribeques, vocablo marianista que don Mariano aún no ha utilizado pero debería.

Pero el intercambio con Pablo Iglesias fue el que deparó los mejores minutos de esgrima dialéctica. El líder de Podemos se había preparado la intervención con puntería: cualquier día se ponen a trabajar y desgastan al Gobierno. Podría decirse que don Pablo ayer sí llenó la chaqueta, recurriendo al cinegético episodio del ministro Bermejo como antecedente nítido de la colusión de poderes que ahora denuncian los fiscales. Iglesias citó el reproche de Rajoy entonces. «Tenía usted razón y Bermejo dimitió». El argumento estaba bien afinado e hizo diana en su adversario, cuyo talento para la esquiva irónica en todo caso se mantiene en forma: «Hace bien en citarme, y si lo hiciera más a menudo mejoraría mucho». Iglesias le había espetado que presentará la moción de censura no por discrepancia ideológica sino por parasitismo institucional. Y entonces Rajoy sacó el as: leyó el fragmento del programa electoral de Podemos en que reclama a los jueces del tiempo nuevo «compromiso político con el gobierno del cambio». Le devolvía el golpe en el enterradísimo culo de Montesquieu, y la grada de animación pepera, necesitada de moral, ovacionó al jefe durante más tiempo del recomendado en todos los manuales de gregarismo.

Leer más…

Deja un comentario

11 mayo, 2017 · 20:06

Corrupción, divino tesoro

IGNACIO-GONZÁLEZ

Bebiendo del Canal de Isabel II.

La corrupción sería un asunto fascinante si la tratáramos con un poco más de curiosidad, en lugar de despacharla mecánicamente pidiendo dimisiones como un linier de brazo fácil. Salta un nuevo caso, detienen al enésimo cacique, se llama a declarar al presidente y corremos a redes y tertulias a ruborizarnos como calvinistas, segundos antes de prender la fastuosa hoguera de la purificación.

La intensidad de cada fuego, sin embargo, varía en función del combustible: el último corrupto del PP avivará la llama roja de la izquierda, mientras que la picaresca podemita arde más alto en la indignación conservadora. Pide Pablo Casado que la corrupción no sea utilizada políticamente, en aras de un compromiso transversal para combatirla mejor; pero en el país por donde vaga errante la sombra de Caín nadie está dispuesto a renunciar a su mejor baza en la lógica de la confrontación partidista. Empezando por su PP. Hoy las elecciones se pierden o se ganan ya solo por dos motivos: por una crisis económica o por un escándalo oportuno. Los programas y las ideologías solo interesan a los cerebrales y a los románticos, respectivamente.

Leer más…

El bueno (Eduardo Mendoza), el feo (Rajoy) y el malo (Ignacio González) en La Linterna de COPE

1 comentario

21 abril, 2017 · 11:41

Coca-Cola para todos y algo de comer

resizer.php

La coherencia es la única revolución pendiente.

Hasta ahora pensábamos que las resacas de Coca-Cola no existían, a no ser que se ingiera mezclada con ron o whisky, pero Ramón Espinar ha inventado la resaca sin alcohol: en los pasillos del Congreso no se hablaba de otra cosa que de su burbujeante adulterio. El senador va a tener que pedir perdón al partido por desviacionista, a Pepsi por los cuernos, a las espartanas, a las atenienses y a Billy Wilder por morirse sin haber podido rodar la segunda parte de Uno, dos, tres, basada en el grupo parlamentario de Unidos Podemos. No es para menos: o nos tomamos en serio la torá anticapi o nunca veremos el reino de la justicia instaurado en este mundo. ¿Qué va a ser lo siguiente, pillar a don Jordi Évole comprando en Mercadona?

La segunda resaca del día llegaba de Murcia, en cuya fiesta se ha colado Ciudadanos: Coca-Cola para todos y algo de comer, en concreto lentejas. Le ha tocado comérselas finalmente a don Maíllo y en el partido naranja a duras penas disimulaban la satisfacción, ni en el PP las ganas de revancha, aunque el argumentario genovés invita a reparar en la buena marcha de la economía murciana y a disertar sobre la presunción de inocencia, que nada tiene que ver con lo comprometido, firmado y declarado por el ex. Si sale absuelto, al cartel electoral y listos. Sobre esta guerra C’s-PP planea la feudal convicción de que el primero usurpa los votos del segundo, al que Dios en el Sinaí habría entregado el monopolio electoral del centro-derecha. “En economía la relación es fluidísima entre Toni y Fátima, entre Garicano y De Guindos. Si renunciamos a la regeneración, perderíamos nuestra identidad y todo les saldría gratis”, defienden desde C’s. Sospecho que tres millones de votantes se quedaron en junio con Rivera para que hiciera exactamente lo que ha hecho en Murcia.

Leer más…

1 comentario

11 abril, 2017 · 19:32

El marianismo o la velocidad estática

14889984157604

Cuando te hacen un ‘simpa’.

La legislatura va tomando velocidad de crucero, pero de crucero marianista, una marcha tan sutil que apenas se distingue del estatismo. En cubierta suceden cosas, se canta a favor de la igualdad entre hombres y mujeres o se anuncia la decidida voluntad de caminar hacia pactos que acuerden el consenso del entendimiento, pero bajo el casco los motores del BOE crían algas. A la Europa de dos velocidades don Mariano piensa añadir la España de las cuatro estaciones, porque lo único que avanza aquí es el ciclo cósmico que pasa del invierno a la primavera. Y eso porque el movimiento de traslación de la Tierra no depende todavía de Fomento.

Por ejemplo. Rivera recuerda a Rajoy que firmaron un documento que estipula una comisión parlamentaria sobre la financiación ilegal del PP. Rajoy responde que estamos trabajando en ello, que ya discutiremos si la comisión a la que usted hace referencia se celebra aquí o en el Senado, igual que podemos discutir sobre la estiba o el 4-3-3, y que en todo caso en la vida no hay que obsesionarse con el pasado, que mira lo que le pasó a la mujer de Lot. Por debajo de cachaza tan fastuosa bulle cierta preocupación: PSOE y Podemos están dispuestos a apoyar a C’s y forzar la investigación parlamentaria, así que el PP planea diluir su vergüenza con B contraprogramando otra comisión en el Senado, donde tiene mayoría absoluta y donde ya no se hablaría solo del PP sino de todos los partidos, sin descartar a Lerroux ni a Sagasta.

Leer más…

Deja un comentario

9 marzo, 2017 · 9:23

Si ésta es su piedad

20161123-636155100651404112_20161123150410-ko4h-u412114834555ghe-992x558lavanguardia-web

Honrarás a los muertos.

Lo bueno de la mala conciencia es que al menos presupone una conciencia. Lo bueno de la piel de cordero es que el lobo se la pone sabiendo que desnudo aún inspira temor. Temamos más bien el día en que el llanto amargo del remordimiento se seque. Temamos más bien el día en que los lobos vayan de lobos porque dar miedo salga rentable en una sociedad asilvestrada.

A Rita no la ha matado el periodismo, aliviemos los hombros, compañeros. Cabe el recelo de que apostar cámaras insomnes en los portales de (algunos) sospechosos sea periodismo, pero yo sé que algunos camarógrafos el miércoles sintieron el arañazo siquiera fugaz de un escrúpulo, y eso ya es algo, un brote moral en mitad de la dura tarea cotidiana. A Barberá la ha matado un infarto y, un médico poco corporativo me ha sugerido que entre el primer aviso y la parada irreversible quizá mediara la negligencia. En cuanto a la negligencia mediática, no ha resultado un factor de riesgo tan decisivo, sospecho, como la proscripción de la tribu. En la vida uno se prepara para el ataque del adversario, sea un partido o una televisión: con él cuenta y contra él se crece; lo que el corazón soporta mal es el repudio de los propios cuando ceden a la presión ajena. Por lo demás, ése es un remordimiento que compete al PP, a la amistad de Rajoy, a la desfachatez de Hernando. Yo sigo pensando que Barberá debió apartarse antes, que el partido no tenía otra salida aspirando a un pacto de investidura, que la responsabilidad política debe preceder a la judicial si se desea combatir el desencanto de los electores más volubles de Hamelín.

Leer más…

1 comentario

25 noviembre, 2016 · 10:37

La regeneración pendiente

214047-944-699.jpgEl trabajoso desbloqueo político apenas deja espacio estos días para discutir de nada más. Por ejemplo de regeneración democrática, procesos penales aparte. Y sin embargo las razones esgrimidas para bloquear la investidura de Mariano Rajoy apuntaban precisamente a la necesidad de una regeneración que el PP fue el último en aceptar. Lo curioso es que, cuando ya la tenía asumida, el PSOE entró en una crisis existencial de la cual emergió –si ha emergido– notablemente cambiado: preguntado por la exclusiva de este diario sobre las lecciones de corrupción en cómodos croquis de powerpoint que impartía el PP, el portavoz de la Gestora, Mario Jiménez, declaró no tener mucho más que añadir. Y el propio Javier Fernández ha tratado de explicar que la corrupción ya no puede servir para continuar bloqueando el país, como le sirvió al pedrismo para perseverar en el no. El nuevo PSOE confronta con Podemos, no con el PP, y ese viraje pone sordina a las demandas de limpieza institucional que hasta hace poco centraban el debate político.

Ahora bien. Que la subida en votos y escaños el 26-J no blanqueaba al partido ganador a los ojos de sus socios imprescindibles lo confirmó el propio Rajoy firmando las seis condiciones previas de Ciudadanos para empezar a negociar su sí. Y reconociendo durante su investidura que la corrupción no se vence con reproches sino con medidas acordadas por todos. Incluyendo esa comisión parlamentaria sobre la financiación irregular del PP que Antonio Hernando recordó desde la tribuna y que figura en el pacto con C’s.

Leer más…

Mi sección de los viernes en La Linterna de COPE: El bueno (Rajoy), el feo (Antonio Hernando) y el malo (Pablo Iglesias)

Deja un comentario

29 octubre, 2016 · 10:58

‘Black is black’

1413051793_0

Picaresca transversal.

Recién celebrado el 26-J, Carolina Bescansa concedió una entrevista a Ana Rosa y pintó el consabido aguafuerte goyesco a propósito de la corrupción del PP. Cuando me llegó el turno le pregunté por qué un partido atravesado por la corrupción le sacaba en las urnas tres millones de votos al partido de la sonrisa. Es una pregunta que me ronda hace tiempo, y sospecho que tiene su interés. La señora Bescansa corroboró la pertinencia de mi curiosidad con el encabezado de su respuesta: “Es una excelente pregunta”. No recuerdo cómo seguía, pero me quedé con esta parte, quizá porque uno no está a salvo de inseguridades y siempre reconforta que una voz autorizada ratifique la congruencia de nuestros argumentos.

Hoy empieza el juicio de las tarjetas black, y me malicio que despertará cierto interés mediático. La fortuna en este caso ha sonreído a izquierda y a derecha, porque aquí hay mierda para todos, lo que se dice mierda transversal. De tal modo que las tertulias de izquierdas se fijarán en Rato y Blesa y las de derechas en el sindicalista Baquero o en el consejero de Izquierda Unida apellidado paradójicamente Moral Santín, que quemó plástico negro por un importe de 456.522,20 machacantes, que ya hay que haberse reconciliado con el capital para semejante desahogo.

Leer más…

Deja un comentario

26 septiembre, 2016 · 11:43

Corrupción sobrevalorada

9b1-goya_inquisition

Encapirotados de Goya.

Por la atención que concedemos a la corrupción se diría que la Colombia de Pablo Escobar, al lado de la España de Mariano Rajoy, era un convento jansenista. No es que eso que don Mariano llama “ruido” o “martilleo” carezca de toda gravedad, ni que por lo demás no esté siendo juzgado con tanto escrúpulo como transparencia; es que la alarma que alcanza cada hito procesal de Taula, Púnica, Gürtel o ERE no se corresponde con las proporciones reales de la lacra. Los casos en tela de juicio informan de un pasado cleptocrático, sí, pero pasado, mientras el presente político del país aplaza desafíos infinitamente más relevantes, el primero de ellos un pintoresco bloqueo decimonónico que tiene a Moscovici jurando en belga y al general Pavía revolviéndose en su tumba. El hecho es que la corrupción está sobrevalorada y creo saber por qué.

A los medios nos gusta una buena hoguera lo que a un tonto una tiza. Sin el queroseno del corrupto diario me dirá usted cómo alimentamos la tertulia con un mínimo de audiencia. El negocio es redondo: el periodista cumple su orgullosa función de contrapoder y el público ve masajeado el órgano de su indignación, que en el español siempre está empinado. A ti, noble ciudadano, te arde la hemoglobina democrática cuando ves a Rita o a Chaves en el cepo catódico, pero eso no va a convencerte de que dejes de pedir 200.000 euros en A y 100.000 en B al próximo interesado que llame preguntando por ese piso remozado que has puesto a la venta en Idealista. Y luego que si políticos chorizos. Por el camino, se ha hundido el prestigio de la democracia representativa. Personalmente, cuando me sirven en la mesa de debate una paella de pícaros valencianos o un gazpacho de malversadores andaluces me atrapa un silencio angustioso. No se me ocurre qué añadir al proceso judicial del que toque opinar, más allá de pedir muchas dimisiones. Será porque nunca sentí la llamada del periodismo de investigación.

Leer más…

1 comentario

16 septiembre, 2016 · 10:26