Archivo de la etiqueta: El poder desgasta a quien no lo tiene

El pendiente de Pablo Iglesias

Cunde la general impresión de que Pablo Iglesias ha estrenado pendiente, pero yo sospecho que como mucho el pendiente ha estrenado un Pablo Iglesias. Todo lo que era sustancial en Podemos, de la exigencia de regeneración y la vida de barrio a la demonización del Ibex, se ha vuelto escandalosamente accesorio, de modo que su líder ha quedado reducido a la condición de abalorio nostálgico de Sánchez. No es que el vicepresidente se haya hecho un piercing: es que el vicepresidente entero cuelga decorativamente de un Gobierno intervenido por la caridad condicionada de Bruselas.

Leer más…

Deja un comentario

8 septiembre, 2020 · 12:17

Cayetana no sabe militar

15976935924569

Política francesa.

Ya puede escribir Cayetana Álvarez de Toledo un libro sobre su caso titulado “El malentendido”. Será un libro bien escrito, lo que sin duda su ¿antiguo? gremio tomará como una nueva provocación, porque hoy un partido es una factoría de ágrafos alineados. Y será un libro melancólico, jovellanesco, donde explicará por qué cometió el error de meterse en política por segunda vez. Pudiendo ejercer el periodismo, que es la política sin responsabilidad, y decir su verdad quizá desatendida pero blindada a toda represalia fuera del gusto del lector, se empeñó en militar bajo Rajoy primero y bajo Casado después.

Pero CAT, pese a su marcial apellido, no sabe militar. Contra ambos liderazgos, el de Rajoy y el de Casado, ahormados por la ley de hierro de la oligarquía mucho más que por los temperamentos personales de cada jefe, se han terminado estrellando su obstinada concepción de la política como una épica batalla de ideas racionalmente defendidas en el ágora y su nulo instinto de poder para sobrevivir en la política real: un turbio negocio donde se trafica con emociones simples hacia afuera y con lealtades complejas hacia dentro.

Leer más…

Deja un comentario

31 agosto, 2020 · 8:06

Pablo Casado, demasiado decente

15892156204967

Con escrúpulos.

Empieza a cundir la idea de que Casado es demasiado decente para llegar a La Moncloa. No está dotado para el cinismo, dicen, en grado remotamente comparable al de su adversario, contra quien los escrúpulos morales, lejos de ser una ventaja apreciada por el electorado, suponen una rémora imperdonable: contra alguien como Sánchez el propietario de una conciencia salta al ring con una mano atada a la espalda. Y al final los aplausos son solo para el ganador, no importa la forma de imponerse. La mayor victoria del sanchismo es la subversión ética: ya no solo se señala la integridad como una antigualla estúpida y castrante sino que así lo reconoce por igual el votante del PSOE con una sonrisa de triunfo y el del PP con una mueca de resignación. Los años que Sánchez aguante en el cargo habrán servido para instalar entre nosotros la afición a un maquiavelismo hortera, la degradante celebración de la desfachatez si sirve a la conservación del poder. Los principios son cosa de pardillos, de perdedores: el pueblo adora al villano que lo somete sin mostrar debilidad. Si el símil futbolístico es tolerable, la política española ha pasado de alabar el toque limpio y vulnerable de Valerón a premiar la marrullería subterránea y destructiva de Javi Navarro.

Leer más…

Deja un comentario

12 mayo, 2020 · 10:17

Lecciones para el celibato ajeno

15825634310397

De risas entre bambalinas.

La ideología del PP es como el celibato de los curas: quienes más acaloradamente lo cuestionan son quienes jamás se plantearían abrazarlo. Con Cs ocurre lo mismo solo que peor, porque una parte lo ve siempre demasiado de derechas y la otra parte lo ve siempre demasiado de izquierdas, y al final no lo votan ni los viejos exquisitos ni los nuevos conservadores, razón que explica su centrismo incurable tanto como su pobre expectativa en la España bipolar. La educación política del español ha consistido en oír que el fascismo es Aznar, luego Rajoy, luego Rivera, luego Casado, y cuando llega Abascal el término está tan gastado que Pablo Iglesias, el nieto de Manuel, admirador de los “logros sociales” del Caudillo, tiene que ir por ahí diciendo “ultraultraderecha” después de echarse unas risas de extranjis con Espinosa de los Monteros.

Leer más…

Deja un comentario

25 febrero, 2020 · 10:08

Entrevista a Errejón: “Hay claramente un espacio para otra fuerza progresista no sectaria”

15631252400139

¿Meditando sobre su nuevo partido?

Íñigo Errejón es un político mestizo. Y por tanto afable para unos, impostor para otros y equívoco para la mayoría. Él quita importancia a los rumores que apuntan a la creación de un partido nacional que consumaría su venganza contra Podemos. Venganza que para muchos empezó cuando se impuso en la batalla de Madrid.

¿Qué nombre le gusta más para un partido nuevo, Más País o Más España?

Más Madrid. Somos una fuerza política madrileña con medio millón de votos y tenemos que construirnos en Madrid. Los rumores sobre la posible extensión de Más Madrid más allá de los límites de su propio nombre obedecen fundamentalmente a los nervios de quienes están negociando la investidura. Quiero dejar claro que yo quiero que lleguen a un acuerdo sin dejarse los deberes para septiembre.

¿Y los movimientos de lo que llaman el errejonismo hacia Equo, Compromís, ‘comunes’ o anticapitalistas andaluces?

Nosotros hemos sido compañeros de candidatura de Equo y queremos seguir siéndolo. Y siempre hemos tenido mucha simpatía política y personal con Compromís, pero ellos son una formación de la Comunidad Valenciana y la nuestra es madrileña. Con Teresa me separan ideológicamente muchas cosas pero practica lo que defiende. Adelante Andalucía está haciendo un camino y nosotros otro en Madrid que, eso sí, demuestra que hay posibilidad de que fuerzas progresistas transversales, amplias, no sectarias, con más vocación de innovación que de melancolía saquen buenos resultados. Un 15% en Madrid es humilde pero no está mal. Hay claramente un espacio, aunque no hemos conseguido nuestros objetivos en Ayuntamiento y Comunidad.

¿Descarta que a las próximas generales, sean en noviembre o en 2023, concurrirá una lista nueva encabezada por Íñigo Errejón?

En política he aprendido a no descartar casi nada. Pero no estamos en eso sino en construir Más Madrid. Que eso luego sirva de inspiración para otros lugares nos alegraría, pero los tiempos de la política y los de la actualidad no son los mismos.

Leer más…

Deja un comentario

15 julio, 2019 · 14:42

Carta franca a Pablo Iglesias

15629349646302

Enemigos íntimos.

Está usted ganándose mi respeto, se lo confieso. Toda persona que ofrece resistencia al sanchismo se lo gana, igual que todo lacayo de su inescrupuloso poder, sea político o periodista, lo pierde completamente. Usted sabía que pronto iba a ocupar el lugar de Rivera en la máquina de picar carne del Estado que Sánchez ha poblado de sicofantes a sueldo, pues Sánchez sabe, como lo sabía Michael Corleone, que la lealtad de sus hombres -y mujeres- depende exclusivamente de que estén bien pagados. De su carisma humano o su magnetismo intelectual no se fía, y hace bien. Nadie sigue a un maniquí, a menos que el maniquí reparta nóminas.

Le están cocinando a fuego lento, señor Iglesias. No es que Podemos no intente también utilizar en su favor a los medios, pero usted no puede competir con la maquinaria de Moncloa. No descarte tampoco un trabajito de las cloacas, vista la catadura del tal Marlaska. Y sin embargo la estoica contención que está usted demostrando -y que para mí quisiera cuando contemplo el aceitoso cierre de filas de la sauna sanchista- le está permitiendo ganar la batalla de la imagen. Su posición es particularmente interesante porque usted, a diferencia de Sánchez, sí es de izquierdas, y sabe que en España la izquierda decide el relato desde la muerte de Franco. Ahora bien, el monopolio del guion lo ha ostentado siempre el PSOE. Y como buen partido sistémico, el PSOE no admite competencia en el negocio. Así que ahora la opinión pública zurda tiene que elegir entre la coherencia o el poder. Entre Podemos o PSOE.

Leer más…

Deja un comentario

15 julio, 2019 · 14:01

Fuego y cenizas en Ciudadanos

sss

Un adiós sonoro.

Nadie se irá del PSOE por los pactos con Bildu como se ha ido Toni Roldán de Cs por entenderse con Vox. Del enfado del marianismo con Casado tras su giro conservador solo supimos por una filtración periodística. El bipartidismo lleva años sin que uno de los suyos lave los trapos sucios en público. Pero precisamente ese superior nivel de exigencia justificó el nacimiento y la expansión de un nuevo partido de centro reformista, que soñó con la pureza como todos los adolescentes. El problema de la virginidad en política es que mantenerla demasiado tiempo lo único que consigue es aumentar la expectativa de su pérdida. Y cuando sucede, apareces en la portada de todas las revistas.

Roldán se ha subido a un atril y ha hecho lo único que jamás hace un político profesional: soltar todo lo que lleva dentro. La cruda honestidad de su discurso de despedida demuestra, de hecho, que él entró en Cs sin que la mentalidad de partido llegara a entrar en él. Es de los muy pocos que está estaba en el hemiciclo perdiendo dinero y un brillante futuro en la universidad o la empresa. No necesita el sillón: se va porque se niega a seguir tragando los sapos de la estrategia de competición por la derecha. Es verdad que ya se los tragó cuando votó a favor del veto a Sánchez en la Ejecutiva, y que estuvo en Colón -de donde salió con mal cuerpo, como la mayoría de dirigentes de Cs-, y que contribuyó decisivamente a armar el Gobierno de la Junta de Andalucía que acaba de aprobar unos buenos presupuestos con el apoyo de Vox, mucho más barato de lo esperado. Pero se ha imaginado cuatro años -¿ocho?- de oposición al sanchismo desde el flanco derecho y no ha podido resistirlo. “Al final uno se tiene que poder reconocer en el espejo cada mañana”, explicaba el hoy ex diputado a quien le preguntaba por los rumores de su inminente salida.

Leer más…

Deja un comentario

25 junio, 2019 · 8:03

Hagan política

15589830501602

Política.

La única verdad que deben contemplar los aficionados al diseño de pactos poselectorales no es el cordón sanitario al PSOE, ni la foto de Colón, ni los entrañables órdagos de Podemos y Vox. Estos marcos mentales, tan coloridos, pertenecen a la prehistoria electoral, remoto periodo comprendido entre mayo de 2015 y mayo de 2019 en que se trataba de evitar a toda costa la consideración del votante como mayor de edad. Pero es hora de abandonar la infancia. La única verdad, españoles, es que la campaña ha muerto. Los votantes han repartido nuevas cartas y los partidos jugarán nuevas bazas. Hay un puñado de ciudades y al menos cinco autonomías en disputa: Madrid, Castilla y León, Aragón, Murcia, Navarra. Ciudadanos decidirá con quién manda en todas ellas. A esa capacidad de decisión que Podemos ha perdido se le llama poder, y el poder en manos de Rivera no es algo que tranquilice ni al PSOE ni al PP. Tampoco a los politólogos acostumbrados a que mande el PSOE o el PP, autómatas binarios que profetizan la desaparición de Cs un minuto antes de que se abran las urnas y Cs mejore notablemente sus resultados; momento en que se apresuran a pedir dimisiones. Pero la politología es hija de la ufología y el papel cuché, y nadie es del todo responsable de sus obsesiones.

El vetusto engranaje del maniqueísmo nacional empezó a griparse ayer cuando Arrimadas anunció un comité negociador de gobiernos constitucionalistas (incluyendo al PSOE) que jubilaba la socorrida plantilla mental de las-tres-derechas. En ese preciso instante Cs volvió a parecer peligrosamente socialdemócrata a los conservadores sin dejar de exhibir un amenazante perfil conservador a los ojos de los socialistas. Todo depende del punto del mapa donde se libre la batalla y se pueda defender el propio programa. La portavocía de Mesquida y los mensajes de Villacís balizan la misma intención: diálogo a derecha… y a izquierda. Cuando las elecciones pasan, la vida inteligente -ondulante, diría Pla– recobra su honorable lugar en la política.

Leer más…

Deja un comentario

28 mayo, 2019 · 10:44