Archivo de la etiqueta: Telepantoja e ingeniería social

Más chutes no

img_5650_2_chutes_no

Nacionalismo en vena.

La reforma constitucional (RC) es un plato de setas holandesas que customiza las alucinaciones en función del perfil ideológico del consumidor. En el conservador la RC desata temores infantiles, en el socialista obra un placebo federal, en el liberal dispara fantasías igualitarias y en el nacionalista agita directamente la libido del Estado propio. Es la misma mierda, pero a cada cual le sugiere una movida mental diferente de acuerdo con su trauma particular. La RC es muy adictiva -se vende muy bien por las esquinas de las tertulias-, y por eso mismo debe ser administrada con responsabilidad y siempre a resguardo de la policía, o al menos con la mayoría de los magistrados del Tribunal Constitucional a tu favor.

La RC está especialmente contraindicada para el español porque el español es un pozo de traumas históricos, la mitad de ellos fabricados en casa y la otra mitad comprados al extranjero. Su identidad atraviesa una adolescencia perpetua, y ya sabemos lo que hace la droga con los chicos sin autoestima. Pero a cambio el español se apasiona con facilidad por la semántica, a veces hasta el punto de alimentarse de ella cuando falta el pan. Usted dice en España reforma constitucional o endurecimiento del código penal y es probable que gane unas elecciones sin que nadie le pregunte por qué no empezamos por cumplir las leyes existentes. “¡Yo no voté esta Constitución!”, aúllan los caminantes blancos del adanismo. En España se puede ser gilipollas, pero lo que no se tolera es ser un gilipollas pasado de moda.

Leer más…

El bueno (Aybar), el feo (Iglesias) y el malo (los Jordis) en La Linterna de COPE

Anuncios

Deja un comentario

16 octubre, 2017 · 11:08

Absteneos, esclavos

14941813309976

El abstencionista que no se queje.

De la agonía de Francia en brazos del nazismo a Chaves Nogales le admiró la sencillez del proceso, que fue de muerte natural. “Un pueblo puede caer en la esclavitud sin que el autobús haya dejado de pasar por la esquina a la hora exacta, sin que se interrumpan los teléfonos, sin que los trenes se retrasen ni los periódicos dejen de publicar una edición”. Los teléfonos sobre todo: una caída de Whatsapp suficientemente prolongada causaría un levantamiento popular que las condiciones laborales del becario de un chef no logrará nunca. La rebelión de las masas no la desata la igualdad abstracta sino la incomodidad física generalizada. Venezuela hoy, por ejemplo, tras casi dos décadas de obvio despotismo.

Que los europeos del siglo XXI, desmemoriados por la absorbente juguetería electrónica, repitan el suicidio del XX solo depende de que siga consolidándose en ellos “la falta de imaginación colectiva” que ya adujo Chaves en 1940. La imaginación no es la facultad cursi del 68 sino un deber cívico, casi una premisa del sufragio. Alguien sin ilustración para figurarse distopías totalitarias no debería acercarse a una urna, y sin embargo todos necesitamos que se acerque. A media tarde de ayer, la participación resultaba ridículamente baja tratándose de unas elecciones que decidían el futuro del continente. El francés medio sesteaba en casa, pulsando F5, esperando la emoción del peligro que moviera su culo hasta el colegio electoral. Una dictadura sentimental le lleva a confundir la democracia con Eurovisión. El abstencionista a menudo se juzga superior al vulgo engañado por un sistema que no le representa, pero solo es otro esclavo mudo de la corriente mayoritaria. No es el elegante escéptico que se cree sino otro yonqui de la pureza, otro marginal tirado en la acera de una vieja ideología. Como si el juego no consistiera en votar el mal menor.

Leer más…

2 comentarios

8 mayo, 2017 · 13:24

Condenada Cassandra

Audiencia_Nacional-Twitter-Terrorismo-Luis_Carrero_Blanco-Tribunales_204490686_31727959_1024x576

matar.png

La barítona y su arma.

Lo primero que me sorprendió de la entrevista que ayer le hizo Ferreras a Cassandra Vera, la tuitera condenada a un año de prisión por la Audiencia, fue el timbre de su voz. Confieso que esperaba algo más melódico, o menos pedregoso, pero en todo caso no se me ocurriría bromear al respecto de la condición trans de la entrevistada, porque yo soy un hombre de mi tiempo. Lo segundo que me sorprendió es que ella no recordara haber escrito tuits como los que se reproducían a la derecha de la pantalla durante la entrevista:

-Esperemos que Cristina Cifuentes muera antes de las doce, será un puntazo que muera en el aniversario del pioletazo a otra rata.

Cuando uno logra cuajar un aforismo tan redondo, suele acordarse. Pero también es verdad que la condenada acumula tantos frutos de su versátil y caudaloso ingenio que no ha de ser fácil responsabilizarse de cada uno. “Qué pena que en el tapón de los San Fermines (sic) no haya muerto nadie”. Es otra delicada pieza de su orfebrería mental.

Leer más…

Deja un comentario

31 marzo, 2017 · 11:27

Trump, el superniño

donald-trump-board-game

Trumpismo a partir de 5 años.

Trump dejará de ser noticia cuando empiece a comportarse como un adulto. Cuando se convierta en el perro que muerde niños y supere el niño grande y platino que muerde perros tan reputados como la CIA, el FBI o la prensa. No será la justicia federal la que acabe con Trump, sino la justicia poética: la televisión lo construyó y la televisión lo destruirá el día que se comporte como un presidente de EEUU. Entonces llamará la atención de los medios por haberse normalizado, y el ciclo de la vida, en su caso tan remolón, se habrá cumplido.

Pero mientras forcejea con la adolescencia, Trump sirve como rutilante escaparate del infantilismo que hoy define la sociedad occidental. Si Nietzsche pronosticó el advenimiento del superhombre en el siglo XX, al XXI solo podría diagnosticarle la hegemonía del superniño. Así, el superniño Donnie anuncia que por primera vez desde 1921 el presidente no acudirá a la cena de corresponsales porque en una edición anterior se metieron con él, le hicieron pupa. El pretexto oficial no es más elaborado: no va porque la prensa es el “enemigo del pueblo”; de un pueblo que él encarna perfectamente. Pero he aquí que la flauta del burro tuitero emite el sonido casual de una verdad. Porque si por pueblo entendemos el populoso orgullo de la ignorancia y la red victoriosa del prejuicio sobre el hecho, entonces la prensa debe ser su enemigo jurado, por supuesto. Y si se queda sin lectores, habrá muerto con ilustrada dignidad.

Leer más…

Deja un comentario

27 febrero, 2017 · 12:53

El unicornio educativo

c5grw6sweaegdev-jpg-large

Gabilonfo, Del Castillo, Aguirre, Bustos y Suárez Pertierra.

Si el tiempo que dedicamos en España a debatir sobre el deterioro de la educación lo empleáramos en educarnos, quizá ya no tendríamos que dedicar más tiempo a debatir sobre el deterioro de la educación. Pero como la educación sigue deteriorándose y aún no hemos perdido como especie la curiosidad por los primeros principios -todo se andará-, ayer echamos la mañana debatiendo sobre la asignatura pendiente de la educación en España, título del tercer encuentro del ciclo de ideas que organiza Unidad Editorial.

Que nadie extraiga de este exordio una conclusión precipitada. No es que crea que la educación no es importante: es que creo que es lo único importante. Tanto que quizá sea un error dejarla en manos de pedagogos. El mayor error del régimen del 78 no es la politización de la justicia, ni la cultura del pelotazo, ni que Gran Hermano haya alcanzado la decimoséptima edición impunemente: es haber abandonado la legislación educativa en manos de la moderna pedagogía.

Leer más…

Deja un comentario

21 febrero, 2017 · 9:14

Deformación ‘youtuber’

14849095114751

El héroe consumando la hazaña.

Un chaval que se hace llamar ReSet ha sido denunciado no tanto por humillar a un mendigo como por grabar la humillación a un mendigo. Y colgar la hazaña en su canal de YouTube, que recibe 10 millones de visitas mensuales. Nuestro emprendedor ha logrado lo que no acaban de conseguir los periódicos: monetizar sus monerías hasta redondear un salario de 3.500 pavos al mes, cifra inalcanzable ya para el periodista parlamentario medio.

La mercancía que vende ReSet es tan virtual como su inteligencia y como los tiempos que tan lucrativamente sabe interpretar. El vídeo que ha merecido la denuncia lo muestra cumpliendo los retos que le piden sus seguidores -supongo que alegará escrupulosa demanda democrática-, tales como esnifar especias picantes, hablar en chino con alguien telefoneado al azar o pedir una pizza para luego decirle al pizzero en el umbral que él no ha pedido nada. Entre medias, ReSet rellena unas galletas de pasta de dientes, se dirige con ellas a un mendigo tirado en una acera, le tiende un billete de 20 para prevenir recelos y le entrega la propina de las galletas manipuladas. Consumada la gesta comenta a cámara:

-Te sientes bien cuando ayudas a una persona. Con las galletas a lo mejor me he pasado, pero mira el lado positivo: podrá lavarse los dientes, que no se los habrá lavado desde que se volvió pobre.

Leer más…

El bueno (Rafa Nadal), el feo (Pedro Sánchez) y el malo (Santi Vidal) en La Linterna de COPE

Deja un comentario

27 enero, 2017 · 11:33

Posesión en Washington

donald-trump_opt

El presidente, haciendo política.

Todos intuimos que la toma de posesión de Trump resulta especialmente posesiva. Pese a que tomar posesión parece un sintagma redundante al estilo de comer comida, si alguien puede tomar y poseer sin empacharse es DT, que hoy realiza el prodigio de consumar la gran hipérbole: presidir Estados Unidos. Si las lágrimas de Chuck Norris curan el cáncer -lástima que no haya llorado nunca-, ¿por qué Donald no iba a ser capaz ahora de revertir la globalización sin dejar de tuitear?

A Trump sus votantes le han encomendado una tarea mitológica porque él mismo se ha presentado como un Hércules. Lo ha advertido Hughes: en Trump hay algo de avatar de Hulk Hogan, una agresividad más paródica que real. Su advenimiento inaugura una edad en que la respetable frontera entre farsa televisiva y política imperial se vuelve porosa, de modo que los críticos de televisión a partir de ahora están tan legitimados para enjuiciar a Trump como los analistas geopolíticos. Como el efecto de la porosidad es por definición bidireccional, el lenguaje de la telerrealidad modelará la realidad misma, pero también el ojo crítico terminará acostumbrándose a descontar los esteroides retóricos de las posturitas del presidente-forzudo. El trumpismo no es un fascismo, ni siquiera es de derechas: no es mucho más que la apoteosis del zasca. Por eso causan cierta lástima los nostálgicos de los buenos viejos tiempos, largamente confinados en las catacumbas de la incorrección política, a cuyo cándido corazón hoy llega el calor de la revancha viendo al astuto Donald ceñir la corona. La suya es la euforia del feo que cree haber ligado con la bella puta contratada por unos amigos piadosos.

Leer más…

2 comentarios

20 enero, 2017 · 10:54

¿Militante o reliquia?

SANTANDER, PTE PP MARIANO RAJOY

Misa laica.

Informa Hacienda de que no llegan a 100.000 los españoles que declaran cuota de militancia a un partido. Sabíamos lo que cuesta confesarle a Montoro nuestro dinero, pero no que costase tanto confesarle nuestras ideas. Y eso que militar desgrava. La noticia se ha recibido con modesto escándalo, sobre todo porque al PP le gusta presumir de sus 860.000 militantes como seres realmente existentes (pago luego existo: lo demás es simpatizar). Pero lo que a mí me escandaliza es que 95.000 compatriotas sigan dispuestos a pagar por un carné en un país que lidera con el mejor espíritu olímpico todas las disciplinas de la piratería digital. Si se trata de medrar al amparo de la sigla, hay muchas bocas piando por el reparto y demasiada dignidad por enterrar. Si se trata de implicarse en las emociones de la política, cabe proyectar la misma afición sobre los absorbentes dramas de HBO o Netflix, aunque reconozco que la rivalidad Soraya-Cospedal empieza a competir seriamente con el maquiavelismo Underwood.

Leer más…

Deja un comentario

9 enero, 2017 · 18:57