Archivo de la etiqueta: populismo y otras hierbas

Del contubernio al tubérculo

15077511670722

Tardá en su Lepanto particular.

Reconforta que los debates que llevan tiempo en la calle desemboquen naturalmente en el Parlamento, sede de la representación ciudadana. Nos referimos al debate sobre la tortilla de patata, que incendia las redes desde hace años. Cómo cocinamos la tortilla. Con cuánta patata. Y de qué variedad, pues el tubérculo es un vegetal identitario: está la patata valenciana reivindicada por Baldoví, la euskopatata de Esteban, el cachelo galaico, la papa canaria o la patata caliente de Puigdemont, que tiene cinco días para decidir si la quiere con cebolla. O sea, con el 155.

Sabemos que el debate se produce porque la receta de la tortilla española quedó demasiado imprecisa en el título octavo de la Constitución. A diferencia de la tortilla francesa, que no lleva patata y por tanto goza de mayor uniformidad, la tortilla española corre siempre el peligro de descomponerse como Míster Potato, ese juguete que tratado a golpes (de Estado) acaba perdiendo los ojos, las narices y el bigote porque cada una de estas extremidades decide proclamarse juguete soberano. Queda entonces un cuerpo ocre y mutilado que sería Castilla. Abandono ya la fiebre metafórica, pero es que ya no sabe uno cómo explicar a los niños el concepto de soberanía nacional.

Leer más…

Anuncios

1 comentario

12 octubre, 2017 · 13:49

Fuga de cerebros catalanes

20170920-636414989306107367_20170920101040-kogD-U431422176667khG-992x558@LaVanguardia-Web

¿Preparado para las esposas?

El Parlamento español es muy capaz de unanimidades siempre que las inspire una desdicha extranjera, como el terremoto de México, pero jamás una propia, como la mutilación de un miembro vital de su cuerpo político. Por eso la sesión se abrió con un conmovedor minuto de silencio en recuerdo de las víctimas mexicanas y terminó con la fuga de los diputados catalanes que entre la insolidaridad y la cobardía no son capaces de elegir: abrazan excitados las dos. Insolidaridad, porque la utopía indepe no es más que la revuelta de unos pijos con folclore propio que no quieren contribuir a las pensiones de las viejas extremeñas sin reparar en que, constituidos en estado europeo, tendrían que contribuir a la sanidad de las viejas croatas. Cobardía, porque fuera de Cs, del PP y de algunos ediles socialistas mal protegidos por la retórica preservativa del sanchismo -España sí, pero con condón-, no va quedando un solo político catalán con los atributos necesarios para soportar la coacción fascista que resulta de fundir calle y poder, escraches en Layetana y clausura del Parlament, escaños amordazados y cristales rotos.

Por eso salieron del hemiciclo los rufianes, los pedecatos y los comunes comunistas concomitantes, a tiempo de coger el AVE para que les guarden cacho en la inminente república, que ellos trabajan en Madrid, pero no mucho. La excusa para licuarse de gusto en el 1-O la diseñó la factoría Iglesias a la salida de casa Roures: ellos son las Rosa Parks y los Luther King de esta movida. Los picoletos nos reprimen, no se puede consentir, cantemos La estaca, camaradas. Todos desfilaron hacia la puerta, pero al irse olvidaron dejar sobre el escaño las nóminas que les abona puntualmente el Estado opresor. Asistimos a una fuga de cerebros catalanes. Lo que no sabemos es hacia dónde. Hacia qué unidad de destino en lo universal.

Leer más…

1 comentario

20 septiembre, 2017 · 21:46

Padrecito Pablo

15044618594469

Padres de la patria.

Describimos el antagonismo Rajoy-Iglesias en términos no solo ideológicos sino generacionales, algo como el conflicto entre padre pureta e hijo rebelde. Un ejercicio tan tentador como perezoso, que obvia la similitud alfa entre ambicioso consumado y ambicioso aspirante. Pero mientras que Rajoy no tiene ya nada que demostrar, Iglesias, con un par de años de experiencia parlamentaria y una tesis en movidas callejeras contra agentes antidisturbios, se comporta como si se hubiera ganado el derecho a explicar el funcionamiento del mundo a todos los españoles, a excepción de aquellos que integran o integraban el Comité de Garantías de su partido, camaradas desavisados que estos días se buscan en la foto de Vistalegre II y encuentran su cara borrada y un candado en su pupitre. Alguien ha decidido que ya no jugarán más, se entiende que por su bien. Podemos retoma así la rancia tradición del paternalismo político, con don Pablo de padrecito en jefe.

El padre ideal divierte a sus hijos al tiempo que los educa, y en ocasiones los reeduca, pero con una sonrisa amantísima que quiere decir: “Vosotros no sabéis lo que os conviene, pequeños”. Un político paternalista entretiene a sus tiernos votantes con memes de Juego de Tronos para hacerles tragar las acelgas institucionales de un tedioso pleno para adultos. Un político paternalista hace y deshace en los órganos de su formación porque los demás comerán huevos cuando sean padres. Y un político paternalista se reúne en secreto con otro padre de naciones en casa de un capitalista anticapitalista deseoso de lavarse la culpa financiando la revolución pendiente, pero no necesita informar de esa reunión porque los designios del porvenir conciernen únicamente a quienes se dedican por entero al pueblo.. pero sin el pueblo.

Leer más…

1 comentario

4 septiembre, 2017 · 10:21

Rajoy átono y atónito

15042046741457

El temple celta viendo pasar el tren.

El político moderno, desde Maquiavelo, no tiene ideología sino talante. Una acuosa disposición del carácter que permite aislar la acción de la moral al objeto de conservar el poder. Fue Zapatero quien puso de moda el concepto entre nosotros, pero junto con el talante Zapatero incorporaba también la ideología, y no poca. El primer presidente antiideológico que hemos tenido, el primero en perfeccionar la adopción del mero temperamento como estrategia integral de poder, se llama Rajoy.

La política puramente temperamental de don Mariano, para cualquiera que haya ganado suficientes créditos presenciales en sus últimas catequesis parlamentarias, se cifra en dos sentencias que suele pronunciar con moroso deleite y el índice enhiesto, como el profesor que asesta una lección de vida a su audiencia desarmada e imberbe. La primera máxima del marianismo teórico reza: “Toda realidad ignorada prepara su venganza”. Yo se la he oído aplicar a la recuperación económica, y en ese contexto se convierte en refutación del catastrofismo botswanés con que la oposición explota el cuanto peor, mejor, el suyo, etcétera. Dicha máxima se complementa con otra: “Todo lo exagerado acaba por volverse irrelevante”. Lo que, aplicado al catastrofismo botswanés con que la oposición denuncia la cleptomanía del partido-más-corrupto-de-Europa, pretende la gratuidad total para las recientes traiciones del PP al liberalismo y la decencia. En ambos casos, el talante marianista le aconseja desoír a las casandras y seguir a lo suyo, en la rocosa confianza de que lo suyo coincide con la realidad, que se impone sola.

Leer más…

Deja un comentario

1 septiembre, 2017 · 8:56

Marta Sorlí: “Compromís, a diferencia de Podemos, pasó de la protesta a la propuesta”

cYEP29z7

Marta Sorlí.

Se queja Marta Sorlí (Castellón, 1986) de que profetizaron la quema de iglesias el día que Compromís llegó al poder. «Llevamos dos años gobernando y no hemos quemado ninguna», asegura la joven diputada del partido o coalición de partidos que vicepreside la Generalitat valenciana. Y es verdad que Mónica Oltra no ha quemado ninguna iglesia; si acaso ha quemado a Iglesias, Pablo, más de una vez con su manía de no bailarle el agua tan dócilmente como otras fuerzas de izquierda del Congreso. Porque hay que reconocer que Compromís tiene vida propia. Se desmarcó del grupo parlamentario de Unidos Podemos. Se negó a abandonar el hemiciclo cuando Iglesias decidió que el cadáver aún tibio de Rita Barberá no merecía un minuto de silencio. Y cuando don Pablo presentó su moción de censura, Joan Baldoví le pidió que la retirara hasta que contara con apoyos. ¿Deslealtad? ¿Moderación traidora? Más bien madurez. Sorlí, sin decirlo así, explica muy bien la diferencia entre populismo e izquierda institucional: «En el fondo estamos de acuerdo en muchísimas cosas, pero Compromís tiene más trayectoria y ha hecho una evolución de la protesta a la propuesta. Podemos está aún en la primera fase, y ahí discrepamos».

Marta Sorlí tiene claro que no se metió en política para eternizarse en la pose adolescente sino para mejorar con propuestas reales la vida de las personas. «La política institucional es muy diferente a la política de oposición. Aquí tenemos más margen de libertad que en las Cortes Valencianas. No creo que se haya perdido frescura allí, donde se están haciendo políticas transgresoras, pero es cierto que de la Mónica Oltra de las camisetas a la vicepresidenta Oltra hay un camino, para mí positivo». Para ella seguro que también. Y parece que los sondeos también aplauden la maduración que a otros se les resiste.

Leer más…

Deja un comentario

15 agosto, 2017 · 12:35

Ione Belarra: “Rafa Hernando es mucho más afable en el trato de lo que parece”

_ionebelarra_cfd74541

Ione Belarra.

No es la diputada más joven del Congreso, aunque sí algo más que su jefa, y sin embargo amiga, Irene Montero, que nació seis meses después que ella. Se conocieron haciendo trabajos para la asignatura de Psicología Comunitaria en la Autónoma de Madrid -ella estaba en cuarto, Irene en quinto- y ahora coordinan el tercer grupo parlamentario del país. «Como jefa es un amor. Irene es una persona que cautiva desde el principio, tiene mucho carisma, es muy firme y a la vez muy cariñosa con los suyos. Ambas compartíamos la pasión por la psicología educativa y ya estábamos las dos bastante politizadas en defensa de la universidad pública y de calidad. Yo en esa época ya colaboraba en SOS Racismo y ella se implicó en el movimiento estudiantil y en colectivos en favor de la vivienda digna, donde estaba también Rafa Mayoral. Ellos dos fueron los que me propusieron para el Consejo Ciudadano Estatal», recuerda Ione Belarra Urteaga (Pamplona, 1987).

Ostentar el puesto de portavoz adjunta de Unidos Podemos suponer ser la mano derecha de Montero -la mano de la reina, en terminología de Juego de Tronos– y marcar a su heterogénea bancada el sí, el no o la abstención en esas votaciones parlamentarias donde siempre se equivoca alguien. Lo cierto es que Ione le ha tomado gusto al escaño. La labor es ingente, ha de armonizar las voces de las confluencias y superar lo que llama «la lógica de corrientes, que nos hizo daño hasta Vistalegre II». O sea, el difunto errejonismo. «Ahora estamos en un ambiente bastante positivo del grupo parlamentario. Nos esforzamos por mejorar el trabajo en equipo y coordinarlo en las comisiones. Es un reto, pero en psicología aprendí que la diversidad enriquece los procesos». Echa muchas horas en el Parlamento, pero la jubilosa curiosidad con que habla de su trabajo desmiente que esté cerca de perder la inocencia política. Prefiere pensar que esto de la política institucional es una manera de continuar su pasado de activista por los derechos humanos. Si le preguntas por un modelo a seguir no dirá un político al uso sino Berta Cáceres, líder indígena asesinada en Honduras. «Estoy en la política institucional temporalmente. Algún día volveré al otro lado, pero estaré aquí mientras me sienta útil». No se pone plazos ni techos porque, aunque no ha cumplido los 30, ya ha llegado a lugares que no imaginaba.

Leer más…

Deja un comentario

9 agosto, 2017 · 11:46

La gélida Lagarde

15004081560101

FMI: el mundo nunca es suficiente.

Se pasa uno los días pontificando contra el populismo. Advirtiendo de su tramposa estrategia de confrontación entre pueblo virtuoso y elite perversa. Discutiéndole la propiedad política de los sentimientos -no hay emoción superior a la libertad-, condenando su resentimiento fratricida y sometiendo sus apocalípticos diagnósticos al desmentido cotidiano de la cuarta economía del euro. Y llega doña Lagarde, del Fondo Monetario Internacional, se chupa su gélido dedo, lo levanta al viento y sentencia: “El momento populista ha pasado. Ya pueden proceder a congelar las pensiones y fomentar la privatización”.

Si doña Lagarde se piensa que la victoria de Macron cierra el ciclo en que vivimos peligrosamente es que no se ha enterado de nada; trastorno autista, por lo demás, de lo más prevalente entre los culos afelpados del FMI. Es justamente ahora cuando la democracia liberal bienestarista se la juega porque, como enseña Escohotado -que ha escrito la historia entera del anticapitalismo-, las revoluciones se hacen siempre en tiempos de prosperidad: no en las crisis sino al salir de ellas, porque unos salen mejor que otros, que es lo que indigna.

Leer más…

Una entrevista de Carlos Barragán donde prescindo un poco del pudor

Deja un comentario

19 julio, 2017 · 13:05

Ganemos Mónaco

14999729209407

Es capitalista, solo que aún no lo sabe.

Este concejal ya célebre, Zapata, que se va de Podemos harto de tener que compartir su soldada con las insaciables bocas del activismo zurdo. Le exigían una cuota específica para financiar el partido de Iglesias, pero él pretextaba que ya contribuía a su facción propia dentro de Ahora Madrid. La cosa se resuelve en expediente y baja, y con suerte y tiempo en epifanía liberal.

Que un comunista tenga una relación conflictiva con el dinero es tan lógico como que un puritano la tenga con el sexo. Todos nos obsesionamos con aquello que nos prohíben. Freud dedicó su vida a tasar el precio subconsciente de la convivencia social, que paga el animal humano con la moneda cara de los deseos reprimidos. Luego cada cual gestiona como puede los desajustes entre sacrificio y gratificación.

Leer más…

El bueno (Javier Fernández), el feo (Zapata) y la mala (Carmena) en La Linterna de COPE

El Debate de TVE de esta semana: Miguel Ángel Blanco, Venezuela, salarios y más

2 comentarios

14 julio, 2017 · 11:51