Archivo de la etiqueta: populismo y otras hierbas

Vida sanchista en Marte

La misión de Inés Arrimadas se parece a la de Bruce Willis en Armageddon. Lleva meses tratando de perforar el meteorito Frankenstein que se dirige contra la democracia de 1978. Si Arrimadas logra filtrarse hasta el núcleo rocoso del sectarismo y reventarlo desde dentro con la única arma de la igualdad -del derecho a existir del otro-, la Constitución podrá tener una segunda oportunidad sobre la tierra. Lamentablemente, esta película la ha escrito el guionista y crítico Pablo Iglesias y la produce y dirige Pedro Sánchez. A estas alturas del drama ya sabemos que Moncloa sabotea el taladro de Ciudadanos para que no pueda desviar la trayectoria cainita del meteorito.

Leer más…

Deja un comentario

17 noviembre, 2020 · 20:44

Cal viva sobre Ferraz

Tú, militante socialista, tenías ganado el derecho de leer a Chaves Nogales con orgullo de estirpe. Felipe dio continuidad al sueño roto del periodista sevillano. Pero has perdido el derecho a sentirte su heredero. Te lo ha quitado Sánchez, que nunca hizo una tesis, al servicio de Iglesias, que escribió la suya sobre la kale borroka. En la obra completa de Chaves que acaba de publicar Libros del Asteroide puedes leer: «Yo he querido permitirme el lujo de no tener ninguna solidaridad con los asesinos». Lo escribió desde el exilio. ¿Vas a exiliarte tú de tu sigla corrompida para poder permitirte el mismo lujo?

Leer más…

1 comentario

15 noviembre, 2020 · 23:28

La revolución inmóvil

La perfección irritante de Obama creó a Trump, porque la gente normal contrae rencor contra todo ideal impuesto y no propuesto. Y la imperfección irritante de Trump ha devuelto el obamismo a los americanos en la figura de Biden. Ambos movimientos de flujo y reflujo operan sobre el mismo elemento bilioso: la irritación, que es el líquido vital de nuestro tiempo. Los políticos populistas la atizan para llegar al poder, la siguen atizando para mantenerse en él y no dejan de atizarla desesperadamente hasta que cae el telón.

Leer más…

Deja un comentario

9 noviembre, 2020 · 21:09

Sánchez se escribe

Querido diario. Incluso después de otra victoria parlamentaria me gustas más tú que el diario de sesiones. ¿A quién le importan aún las palabras que se digan en el Congreso? En ese lugar decadente yo solo veo tipos que anhelan mi puesto y no pueden tenerlo. Cuánta vanidad. Discursos, aplausos, redes sociales: bah. Al final solo cuenta el número de lucecitas verdes. Me llaman cínico, pero te juro que yo me veo como el único honesto. El único que no disimula que solo importa el poder, no la política. Mira que he combatido a Franco, pero tenía razón: cuanto menos me meta en política, mejor.

Leer más…

Deja un comentario

2 noviembre, 2020 · 20:04

Carta a un amigo voxero

Pero cómo no vas a estar cabreado. Viste a Sánchez juntarse con los del golpe y a Rajoy convertido en un bolso. Viste a Rivera hacer ascos a la derecha, vetar a Sánchez y a última hora levantarle el veto. Viste a Bildu dar lecciones de derechos humanos a Abascal y a Ortega Lara. Ves al peor gobierno de Europa tirándote encima a diario el cadáver de Franco desde la cumbre de una pila de 56.000 muertos por covid. Y acabas de ver a Pablo Casado retratando a Santi como un aliado encubierto del Frankenstein, uno tan vago como eficaz: basta su sola presencia para que el sanchismo no acabe, asegura ese niñato blandito que no se atreve a ilegalizar partidos ni a llamar genocida a Sánchez. ¿Casado? Un traidor más.

Leer más…

Deja un comentario

25 octubre, 2020 · 22:17

Iglesias amarga el show a Peter Sánchez

Aznar necesitó seis años en el poder para casar a su hija en El Escorial, pero Sánchez ya se creía Felipe II antes de llegar a La Moncloa. De ahí que no admita la cohabitación con Felipe VI, que es de otra dinastía. Una mañana de octubre, con el país devastado por la pandemia, Bienvenido Míster Sánchez se hizo anunciar por un pianista de cámara en camiseta para recibir con alegría el dinero de los europeos.

Leer más…

Deja un comentario

8 octubre, 2020 · 14:36

En el charco

Todos terminamos por descubrir que la cursilería es el reverso de la brutalidad. Unos lo aprenden del daño de una relación tóxica, otros son capaces de escarmentar por delegación en los personajes de una novela o película y al resto nos los enseñó José Luis Rodríguez Zapatero. De las legislaturas de ese hombre accidental, sonriente y corrosivo los españoles salimos más pobres, inseguros y rencorosos. Pero al menos desarrollamos un asco insuperable a las buenas intenciones. Zapatero vendía talante mientras fabricaba revanchismo histórico y tejía cordones sanitarios. Prometió la paz la víspera de que reventara la T-4. En 2006 juró en EL MUNDO: «En diez años Cataluña estará más integrada». Se proclamó rojo pero infló la burbuja e indultó a un banquero. Anunció que España jugaría la Champions de la economía y acabó rebanando el Estado del bienestar como ningún neoliberal antes. Cuanto más cursi era su propósito, más violencia generaba el resultado. En los años más duros de la recesión llegamos a desear que nos gobernasen sus hijas, porque el gótico no engaña a nadie.

Leer más…

Deja un comentario

6 octubre, 2020 · 10:13

Las agallas de Iglesias y el chupete de Rufián

Las agallas son excrecencias redondas de tipo tumoral que se forman en los alcornoques a causa de la picadura de un insecto o por la infección de microorganismos parasitarios. Son también las branquias de los peces. Y las agallas son por último lo que el vicepresidente de España echa de menos en un diputado de Vox. Excrecencia, tumor, alcornoque, insecto, parásito, pez: una mañana más en el campo semántico del Congreso.

España agoniza sanitaria y económicamente, pero Pablo Iglesias emplaza a Iván Espinosa de los Monteros a tener agallas no al noble modo de Loquillo -para qué discutir si puedes pelear-, sino al servicio de un viscoso guerracivilismo doblemente criminal, por la sangre vertida ayer y por el precioso tiempo que nos roba hoy.

Leer más…

Deja un comentario

1 octubre, 2020 · 10:18