Archivo de la etiqueta: psicopatía sanchista

El retorno de Puigdemont

Habla un juez. Uno importante.

-No sé si los periodistas os estáis dando cuenta de lo que viene. Estáis poniendo el foco en los indultos, y ciertamente es bochornoso que un Gobierno anule los efectos de la sentencia del juicio más importante de la democracia por pura supervivencia política. Pero lo peor es la reforma del delito de sedición.

-¿Por qué? 

-La propaganda de Moncloa dice que la impopularidad de los indultos y de abaratar la sedición es el precio que pagan por la audacia de querer cerrar heridas. No solo mienten, es que van a agravar la tensión en Cataluña hasta extremos que no imaginan. Por los indultados, pero sobre todo por los fugados.

Leer más

Deja un comentario

7 junio, 2021 · 13:11

El barranco de Iván

Iván Redondo se ha cansado rápido de la prospectiva y se ha pasado a la espeleología. Ahora se propone explorar el fondo de los barrancos detrás de su jefe, y en eso de caer muy bajo hay que reconocerles a ambos una cualificación indiscutible. Por más que achine los ojos en dirección a 2050, la especialidad de Sánchez nunca ha sido el control de los tiempos sino la ocupación del espacio. Ha ocupado el PSOE, La Moncloa, los medios, las instituciones, la Fiscalía, las vacunas y fondos de Europa y hasta la estafeta de Correos. Era previsible que aspirara a ocupar también la galaxia -esa NASA española que parece plagiar a Ibáñez– y el subsuelo acompañado de su lazarillo del Urumea, perito en intertextualidad televisiva y leal como solo puede serlo un mercenario bien retribuido.

Leer más…

Deja un comentario

31 mayo, 2021 · 11:13

La hora de la venganza

A don Mariano le gustaba repetir una cita de Ortega del epílogo de La rebelión de las masas que los políticos deberían llevar tatuada en un muslo: «Toda realidad ignorada prepara su venganza». También Rajoy ignoró realidades que se vengaron de él, pero su alergia natal al postureo le procuró una carrera larga y siete años en Moncloa. Que la carrera de su sucesor no sería tan longeva lo empezamos a sospechar el día en que lo vimos calarse en el avión las gafas de puto amo, como decía Gistau, y la cuenta oficial de La Moncloa distribuyó un delirante retablo de sus manos nervudas -«expresión de determinación presidencial»- que a Jacques-Louis David le habría causado rubor atribuir a Bonaparte.

Leer más…

Deja un comentario

10 mayo, 2021 · 8:05

El triunfo de la dama de las tabernas

Al católico Chesterton le gustaba la cerveza y le indignaba el puritanismo. Contra los ingenieros sociales de su tiempo, decididos a sacrificar la vida en el altar de la higiene, escribió La taberna errante, donde un capitán y un tabernero huyen con su barril de ron de la ley seca impuesta por lord Ivywood, político vegetariano que sueña con una Inglaterra abstemia, virtuosa, progresista.

Chesterton, que era anticapi, no reivindica las tabernas por razones económicas sino antropológicas: porque son el ámbito de la camaradería, ese cálido ideal que palpita en cualquier película de John Ford. La taberna es el lugar donde sucede la amistad, y a veces la pelea, y a veces la pelea que acaba en amistad. Es la sede de los vínculos comunitarios, el suelo ibérico de los afectos y de las discrepancias. La idea de Podemos nació en un bar, la de Ciudadanos en otro y la letra de la Constitución terminó de pulirse en un tercero. España sin bares no es España y Madrid cerrado no es Madrid. En la salud y en la enfermedad.

Leer más…

Deja un comentario

5 mayo, 2021 · 20:19

Alguien voló sobre el nido de Sánchez

Recuerdo el hostión que encajó Rajoy en diciembre de 2015 durante la campaña electoral. Fue un crochet de izquierdas lanzado por alguien a quien el periodismo de progreso se apresuró a tildar de «típico chaval conflictivo». El propio Rajoy, preguntado por los periodistas, quitó hierro a un incidente que, de haberlo sufrido un Sánchez o un Iglesias, habría escalado en décimas de segundo a la categoría de atentado: «No hay que darle más importancia de la que tiene. Somos un pueblo civilizado, tranquilo y moderado, y de vez en cuando hay una excepción. No hay consecuencias políticas». Así hablaba en España un político adulto, presanchista, hace miles de años.

Leer más…

Deja un comentario

27 abril, 2021 · 11:30

Qué por qué la polarización

Madre mía, la polarización. Aquí no hay quien viva. Ah, los españoles, pueblo atávico, cainismo incurable. Me abochorna este espectáculo. No se puede caer más bajo. Dadme una columna más alta para encaramar a ella mi fino culo de estilita y compadecer desde lo alto al infeliz hormiguero humano afanado en su mutua destrucción. Qué letanía infumable es esta, damas y caballeros. Qué facilona perspectiva para el opinador, qué pésima literatura se hace con su fariseísmo y cuánta cobardía esconde.

Leer más…

Deja un comentario

14 abril, 2021 · 12:36

Se buscan mercenarios

Cunde de nuevo la acusación de mercenario en nuestra política, lo que demuestra lo poco que la vamos distinguiendo del fútbol. Antes se decía que en la vida se puede cambiar de todo menos de camiseta y ahora los políticos se atacan por cambiar de chaqueta, que es como si los pasteleros se demandaran por glotonería. Que la democracia ha degenerado en partidocracia significa exactamente que a nadie le interesa el grado de ejecución del programa y que cualquiera se apasiona con la trazabilidad de una militancia, como si los partidos fueran hermandades rocieras. El público que asiste al espectáculo no le pregunta al actor tú qué propones, sino tú de quién eres. Y a partir de esa curiosidad puramente identitaria forma su juicio político, inevitablemente equivocado.

Leer más…

Deja un comentario

29 marzo, 2021 · 11:30

Sánchez no es inevitable

Uno entiende que Sánchez le parezca invencible a Sánchez, pero tras el defecto Illa y el efecto mariposa murciana uno no acaba de comprender que se lo siga pareciendo a los demás. Y entre los demás hay que incluir la pereza analítica del tertuliano, la avidez de fondos de la patronal y la desesperación terminal de Cs, cuyas maniobras de autolesión presuponen la aceptación de la inevitabilidad del sanchismo: «Seamos su muleta porque es el que manda y el que mandará». No, hombre. Es como si de tanto repetirlo para epatar a los cuñados medrosos el personal hubiera asumido que efectivamente hay Sánchez para una década. Cuando a la vista está la evidencia de que, con Iglesias fuera y Ayuso dentro, ha comenzado el principio de su final.

Leer más…

Deja un comentario

23 marzo, 2021 · 10:07