Archivo de la etiqueta: psicopatía sanchista

Escándalo en la timba

Nos pinchan y gotea hielo: que dice el sanchismo que los separatistas van a lo suyo. Que no les importa la vida de la gente. Que no respetan la democracia. Y que retrasan las elecciones por razones estrictas partidistas, porque tienen miedo al efecto Illa. Pero cómo es posible tal cosa, amigo sanchista. Si asegurabas que ERC se había incorporado a la dirección del Estado demostrando más responsabilidad que el PP. Si el apoyo de Junqueras demostraba la cohesión del Gobierno de progreso frente a la carcunda fascista. Si Rufián era el nuevo juguete antifa de la izquierda madrileña.

Leer más…

Deja un comentario

19 enero, 2021 · 10:30

Sánchez nos seca

Nadie le pide a Sánchez que reaccione a pandemias y temporales con la agilidad con que reacciona a la despedida de Iñaki Gabilondo. Se comprende que cuando se está al frente de un país hay que fijar prioridades. Nuestro presidente ha arrancado los fondos resilientes del frugal corazón de Europa, ha importado la vacuna y el domingo, en cuanto salió el sol, asumió personalmente el combate contra Filomena. Confrontada por él, no tardó mucho la medrosa borrasca en salir huyendo del país. «No dejaremos a nadie húmedo atrás», promete el líder, y según avanza pareciera que el hielo se retirara a su paso. Cuando se haya derretido del todo, ¿alguien podrá escatimarle a Sánchez el mérito de haber secado España, igual que antes la drenó de fascismo?

Leer más…

Deja un comentario

12 enero, 2021 · 11:15

La asombrosa epopeya de Pedro Pfizer

Fue decepcionante no ver salir a Pedro Pfizer de una nube de megatrón como al Bertín Osborne de Lluvia de estrellas. Por un momento llegamos a pensar que se proponía verdaderamente hacer un balance, asumir cierta autocrítica, colar una verdad solitaria que habría destacado sobre su habitual surtido de trolas en almíbar como una tarántula en un trozo de bizcocho. Pero entonces empezó a hablar con ese tono aflautado que adopta cuando se dispone a mentir a lo grande, y en ese instante todos nos relajamos, pusimos las piernas encima de la mesa y nos preparamos para disfrutar. El bardo de sí mismo iba a regalarnos la increíble y asombrosa historia del hombre que derrotó a la pandemia varias veces porque haberlo hecho a la primera no habría dado espectáculo. De la tercera ola saldremos más fuertes para vencer a la cuarta.

Leer más…

Deja un comentario

30 diciembre, 2020 · 12:02

Larga vida a 2020

Esta matraca del año perdido, del paréntesis trágico. Como si 2020 no hubiera sido un año inolvidable, el primero que justificó el retorno de la historia a nuestra vida cuando a los primermundistas nos habían separado ya del ser y el tiempo, condenándonos a la periódica actualización de nuestras aplicaciones telefónicas. Un año que de verdad podremos llamar histórico sin incurrir en la inflación calificativa del periodismo.

Claro que comprendemos las ganas de cerrarlo, de engullir con las uvas el tránsito nervioso a un año nuevo, se supone que mejor. Pero si el mono asustado que somos dejó de serlo fue porque almacenó sus traumas y los transmitió en forma de cuentos, mitos y dramas, que son el encantador precedente de nuestros prosaicos reportajes de balance anual. No cometamos el error animal de desperdiciar 2020 cuando debemos estudiarlo, paladearlo, odiarlo y amarlo.

Leer más…

Deja un comentario

29 diciembre, 2020 · 10:16

¿Y si Sánchez somos todos?

Según los indicios más acreditados, España tiene un Gobierno. Ese Gobierno despreció las alertas de la primera ola, externalizó la gestión de la segunda y la tercera le ha pillado ya directamente tocando la zambomba sobre un palé de Pfizer. Porque gobernar, como ya averiguó don Mariano, es un verdadero lío; una tarea desde luego mucho más enojosa que redecorar Doñana o disponer las penúltimas consignas en la escaleta de tu periodista cremáster.

Leer más…

Deja un comentario

22 diciembre, 2020 · 8:53

El periodista cremáster

En una inolvidable clase de anatomía del bachillerato nos explicaron que la función del escroto es mantener la temperatura de los testículos al nivel idóneo para que se produzcan, conserven y maduren adecuadamente los espermatozoides. Nunca se me ha olvidado el nombre del músculo que tracciona el saco escrotal desde el pliegue de la ingle para acercarlo al abdomen y mantener el calor propicio al esperma cuando hace demasiado frío: cremáster. Debemos la supervivencia de la especie a ese músculo atento, solícito, sensible a la mínima variación en el ambiente para obrar en consecuencia.

Leer más…

Deja un comentario

7 diciembre, 2020 · 10:02

‘Delenda est Madrid’

Querido Tulio. En las provincias levantiscas del norte el dictamen es unánime: Madrid debe ser destruida. Los jefes de las tribus bárbaras aliadas con el emperador no ocultan ya su rencor por la pujanza de esta capital indómita. Aquí la libertad es honrada y los ídolos tribales reciben un desprecio sacrílego. Si a la apostasía se le uniera la miseria, nadie protestaría demasiado; pero no se tolera que Madrid viva tanto mejor cuanto mayor es su desafío a la religión oficial. Esa impiedad, teme el emperador, invita a la emulación y debe ser castigada.

Los madrileños son abiertos, pero también orgullosos. Entre la Escila de su hospitalidad y la Caribdis de su chulería naufragan los intentos de los augures por imponerles el culto demoscópico al primus inter pares de Moncloa. Los madrileños han levantado su edén mestizo sobre una meseta que no conoce el mar ni riega más agua que la de un famélico regato donde no se bañan las ninfas por falta de calado. Los acaudilla una mujer que no hace tanto servía para inspirar a los epigramistas. Cuando la peste asoló la ciudad, todos creyeron que su estrella declinaría pronto. Pero probó un coraje insospechado y su fortuna viró. Ya no solo domina su territorio sino que otras regiones peninsulares la acogen con júbilo y escuchan sus consejos de gobierno.

Leer más…

Deja un comentario

1 diciembre, 2020 · 9:32

Entrevista a Antonio Caño

Nació en un pueblo de Jaén hace 63 años, pero su acento enriquecido en mil coberturas tiene un punto exótico. Toda una vida en ‘El País’, que dirigió entre 2014 y 2018. Hasta Sánchez. Hablamos de su libro sobre Rubalcaba, esa especie extinta que él llama “político de verdad”

El velatorio de Rubalcaba fue casi un acontecimiento popular. Pero sus últimos meses fueron amargos en lo político…

Su vida personal fue rica y feliz, pero en toda su vida política hay algo de tragedia. Hay muchas derrotas en sus apuestas. Llegó a secretario general, pero en condiciones muy difíciles. Y también fue así su final: triste. Su despedida fue muy elegante pero no le sucedieron los suyos. Los suyos sufrieron una purga. La decisión de abandonar del todo la política y recluirse en la universidad contribuyó a que fuera recordado de manera generosa entre los ciudadanos.

Leer más…

Deja un comentario

29 noviembre, 2020 · 21:34