Archivo de la etiqueta: casta de nuevo cuño

La santidad del interés

El titular me dejó pensando: «Yo voto contra mis intereses pero a favor de mis principios». Lo decía una periodista de éxito en una entrevista. El razonamiento es interesante porque revela una concepción moral -españolísima- de la política: postula una contradicción entre los intereses y los principios más propia de la identidad religiosa que de la representación partidaria.

Leer más…

Deja un comentario

9 marzo, 2022 · 8:35

Doña Pilar

La violencia se ha apoderado de las calles de Madrid, nos aseguran en vísperas electorales, y a juicio de Vox la razón es tan evidente como el color de la piel. Estamos con una votante de ese partido para que nos explique la relación causal entre inmigración y violencia. Se llama Pilar Cortés Pizarro.

-Un nombre indudablemente patriótico el suyo.

-Así es. La Patrona y la Conquista. Soy un testimonio andante de la grandeza de España.

-Una grandeza basada en el mestizaje.

-Por supuesto. No como los ingleses y los holandeses. ¿Dónde están los indios norteamericanos? Muertos o en reservas. Nosotros nos mezclamos.

Leer más…

Deja un comentario

14 febrero, 2022 · 12:48

El diputado es un lobo para el diputado

Hubo un tiempo en que el nombre de Castilla evocaba un imperio, pero esta campaña lo ha reducido a un sembrado. La región más extensa de España, la segunda de Europa si me acordara de la primera, la única rival de la Toscana en patrimonio mundial hoy no es más que un puñado de vacas mirando pasar el tren de los fondos europeos y un abuelo con garrota que aguarda el fin de semana a su nieto emigrado para que le enseñe a hacer un bizum. Los trazos gruesos de este lugar común los repasan cada día los políticos, unos para explotar el victimismo rural y otros para hacerse las víctimas de los que explotan el victimismo rural. El voto del señor Cayo está en disputa, como aquellos significantes de Errejón, y la disputa ha llegado al Congreso.

Leer más…

Deja un comentario

3 febrero, 2022 · 8:03

Yolanda y Pablo

Las tramas novelescas cobran interés cuando el protagonista está en peligro, y por eso me interesa cada vez más Yolanda Díaz. La derecha nunca le perdonará su militancia comunista, pese a que ese error estúpido obedece en ella, como buena gallega, a razones puramente sentimentales, según prueba su sonrosado prólogo del Manifiesto. Pero ahora es la izquierda la que no le perdona su gradual acercamiento a las señas de identidad tópicas de la derecha, desde los modelitos al empresariado, pasando por el Papa o incluso el ejército: no se me olvida su tuit de agradecimiento a las Fuerzas Armadas el pasado 12 de octubre, inimaginable en cualquier otro miembro de eso que llamamos con misericordia la izquierda de la izquierda. La pregunta es: ¿existe un átomo de sinceridad en una metamorfosis tan obvia como la de Díaz?

Leer más…

Deja un comentario

28 enero, 2022 · 8:32

Romanticismo cañí

El símbolo madrileño en Fitur este año será un abanico. Por español y por sostenible. Las plataformas de vídeo y las campañas electorales se llenan de productos típicamente españoles, de Lola Flores a Raphael pasando por un cebadero de cerdos. En la música triunfan el quejío tecno de Rosalía y el madrileñismo mestizo de Tangana, y triunfa más aún si se mete en la catedral de Toledo a mezclar lo sacro y lo profano, la fe y el muslamen. Los reporteros evocan con honores el cine quinqui de Eloy de la Iglesia o las hazañas bélicas de los pandilleros de los bajos de Moncloa, y todos seguimos esperando la gran entrevista memorial a Marisol antes de su ascenso a los cielos. Ayuso arrasa por el procedimiento inimitable de devolver al adjetivo del Partido Popular su sentido etimológico, ese que quizá perdió a las pocas horas del bautizo. España y la hispanidad llenan los anaqueles de las librerías al calor del basta ya de Elvira Roca. Vuelve la costumbre del columnismo castizo -¡hasta Arcadi prepara libro sobre flamenco!- y los caciques de cantón se disfrazan de federalistas para blindar su momio decimonónico con fondos europeos. La Pantoja no se acaba nunca, como París, y Victoria Federica desfila en el cuché con más ojos encima que la penúltima anglodiva del pop. Todos hacemos propósito de ir más a los toros, aunque sea por joder. Los capillitas salen de la catacumba, posan en la misa de la abuela y fabrican con esa añoranza una literatura buena o mala que lo peta en Amazon. Incluso los hermanos pequeños de los mileniales descubren las guerras de nuestros antepasados,con su borrachera de yugos, flechas, hoces y martillos. ¿Qué está pasando?

Leer más…

Deja un comentario

18 enero, 2022 · 12:05

Garzón vencerá

La pregunta no es cuándo echará Sánchez a Garzón sino cuándo Garzón echará a Sánchez. Es decir, cuándo el podemismo consumará la tarea de sustitución -ideológica primero y electoral después- de la socialdemocracia española. La polémica porcina y el ministro fusible son meras anécdotas. Lo que estamos empezando a ver es la descomposición del Frankenstein, que cursa con rechazo celular, sigue por fallo multiorgánico y acaba en desmembramiento y redimensión de sus pedazos. Para entonces la cabeza ya no será socialista.

Leer más…

Deja un comentario

16 enero, 2022 · 11:23

El peso de la expectativa

Sabemos que vivimos en tiempos de decadencia cuando la nostalgia cosecha más prestigio que la expectativa. Quizá siempre fue así, quizá siempre fue mejor cualquier tiempo pasado para cualquier tiempo presente. Quizá la voz más alta en los contraculturales sesenta y en nuestros movidos ochenta no perteneció ni a jipis y ni a punkis, sino a los aterrados herederos de un sistema de valores en demolición. Quizá las revoluciones prenden en el instante justo en que los jóvenes se ponen a añorar como viejos el mundo que no han vivido pero del que han oído hablar.

Leer más…

Deja un comentario

6 enero, 2022 · 10:06

No es país para viejos

Pero qué está pasando en España con los niños. Qué odioso personaje dickensiano ha declarado a la infancia enemigo del pueblo igualitario, de la mujer empoderada, del planeta amenazado. De qué cabeza neurótica salen las huelgas de juguetes y los planes de rediseño de los patios. A quién le interesa tanto intervenir la soberanía lúdica de los críos para que aprendan a replicar cuanto antes las patologías interseccionales de adultos politizados hasta la arcada. Cuándo dejó la izquierda de conmoverse con Oliver Twist y pasó a simpatizar con Scrooge, solo que sin la pasión por la cultura del esfuerzo de Scrooge.

Leer más…

Deja un comentario

14 diciembre, 2021 · 8:04