Archivo de la etiqueta: crónica parlamentaria

En el parque con Bolaños

No era una ladera de Cumbre Vieja sino la sede de la soberanía nacional, pero amanecía igualmente desierta de vida, con ocasionales rociadas de lava dialéctica. En ausencia de Sánchez, que ha salido un momento a hacerse una foto a la ONU, todos los ministros habían sido desalojados por su propia desidia de la bancada azul. ¿Para qué vamos a ir si el jefe no está mirando? ¿A quién le importa ya la cámara legislativa si nuestros decretos resultan inconstitucionales y no pasa nada? ¿Quién quiere oírnos si tenemos el tuit para expectorar la consigna y el dúplex para salir en la tele, y si en realidad cobramos por reducir la polifonía de la democracia a la voz de vicetiple concernido de un solo hombre? Sin Sánchez ni hay Ejecutivo ni hay Legislativo, y el Judicial aguanta porque Marchena es canario y está acostumbrado a los volcanes.

Leer más…

Deja un comentario

23 septiembre, 2021 · 10:20

Guárdate de tus socios, Sánchez

Sánchez va a sufrir lo que queda de legislatura, pero no por culpa de la derecha sino de sus socios. Pasa por pagar chantajes como el de los indultos: automáticamente cebas las expectativas de tus extorsionadores. Comprendemos mejor que nuestro príncipe de la concordia evite el Congreso todo lo posible cuando observamos que Podemos a través de Asens, ERC a través de Rufián, Bildu a través de Aizpurua y hasta Compromís a través de Baldoví guardan turno en la fila de las bofetadas al presidente como en aquella escena de Aterriza como puedas.

Leer más…

Deja un comentario

1 julio, 2021 · 9:22

Ayuso sobre la colina

Se apagaron los focos unos segundos antes de encenderse, y todos nos preguntamos en qué estaría pensando don Ángel Gabilondo bajo la penumbra metafísica del plató de Telemadrid. “Me opongo o no me opongo: he ahí la cuestión”. Las luces se encendieron y seguía despierto: no cabe pedirle más.

Dominaba el rojo autonómico madrileño en los aliños indumentarios de Isabel Díaz AyusoMónica García y María Rey, que faenó con suave capote y dio la palabra en el arranque a Pablo Iglesias, a quien le toca trabajar un día al año: el día del debate electoral. Según Rocío Monasterio, Iglesias facturó 30 muertos por cada capítulo visionado de Netflix. Pero Pablo, a quien se le dan bastante mejor los platós que las residencias, no iba a perder el tiempo confrontando con Vox sino con Ayuso. Caza mayor, moño alto y dos pendientes en donde se columpiaban al unísono la pereza y la impostura.

Leer más…

Deja un comentario

22 abril, 2021 · 9:03

Comunismo, libertad y psiquiatría

El duelo mayor entre Sánchez y Casado perdió interés en la sesión de control en favor del combate entre subalternos. En la esquina roja, camisa carmesí a juego con su fantasía años 30, el púgil madrileño Pablo Manuel Iglesias, potro de Galapagar; en la esquina azul, gomina de las grandes ocasiones (electorales), el pegador murciano Teodoro García-Egea, enterrador de mociones. Pablo saltaba al cuadrilátero para llevar la pelea a las trincheras de nuestros abuelos y reivindicar orgullosamente el comunismo. Teodoro esperaba en las cuerdas protegido por la guardia alta de Isabel Díaz Ayuso. Una pinza que a ambos beneficia.

Leer más…

Deja un comentario

18 marzo, 2021 · 8:48

Conspirando contra Pablo

Si tiene razón Madariaga, el español contempla la política como una obra de teatro -hoy escribiría como una serie de Netflix-, mero espectador de protagonismos, antagonismos y giros dramáticos que no le interpelan directamente si no es para aplaudir o abuchear, cuando no para devolverlo a su natural estado de indiferencia. Eso explica que Franco muriera en cama, que el 23-F lo pararan las élites, las mismas que habían tejido la Transición de la ley a la ley, y que el personal solo saliera a manifestarse contra los golpistas cuando sus élites le garantizaron que exhibir pancartas no comportaba coste personal alguno. Puede que esta lanar condición no hable muy bien del coraje de una sociedad civil cuyo activismo más fogoso hoy quizá se reserve al youtuber andorrano, pero a cambio tenemos otras cosas. No somos gente violenta, por ejemplo, descontando los brotes hormonales de criaturas con tara, tradicionalmente niños de papá vasco o catalán.

Leer más…

Deja un comentario

25 febrero, 2021 · 10:13

Ahora le toca a Adriana Lastra

Unos citan a Hannah Arendt y otros a Aída, pero no la de Verdi sino la de Carmen Machi. “Ahora nos toca a nosotros”, amenaza Adriana Lastra, portavoz de la generación de Carmen Calvo según su mágico concepto del tiempo. Tan mágico como su concepto del espacio, un espacio político en el que Otegi y Rufián son los aliados naturales del socialismo obrero español, a pesar de que ETA mataba socialistas y a pesar de que la sedición planeada y ejecutada por ERC perseguía liquidar los derechos de los obreros castellanoparlantes de Cataluña. Pero así es el pensamiento mágico de doña Adriana.

Leer más…

Deja un comentario

19 noviembre, 2020 · 8:25

‘Marijau’ Montero habla con lengua de serpiente

Hasta la irrupción de María Jesús Montero en la escena política, todos pensábamos que el euskera era la única lengua no indoeuropea que se hablaba en España. Hoy sabemos que a nuestro ya complicado mapa idiomático debemos añadir un nueva riqueza: el monterés. Se trata de una variante dialectal de un solo hablante conocido que además ocupa el Ministerio de Hacienda y la portavocía del Gobierno. 

Como solo lo habla ella, nadie más puede entenderla. Pero no por eso deja de aplaudirla la bancada socialista, que en la tarde de este miércoles pasó verdaderos apuros tratando de identificar el momento propicio para batir palmas en medio de semejante hemorragia agramatical, burbujeante puchero de anacolutos, agresiones al diccionario, luxaciones fonéticas y homenajes involuntarios a la parla de los sioux. Algo así es el monterés. María ¡Jau! Montero, tesoro de la etnografía.

Leer más…

2 comentarios

12 noviembre, 2020 · 8:48

Y Casado tomó la palabra

Y Casado tomó la palabra. Y de pronto la palabra lo tomó a él. En la garganta del mejor parlamentario libra por libra de las actuales Cortes se desató un nudo que llevaba años aflautándole la voz, deformando sus pensamientos, obstruyendo sus verdaderas convicciones. En su memoria reciente se agitaban encuestas donde el 80% de sus propios votantes le reclamaban la abstención o el sí a Santiago Abascal. En su recuerdo lejano encontró al ninguneado vicesecretario que, a punto de dejar la política, decidió interponerse entre las dos damas de hierro del marianismo en descomposición. Casado repasó las razones de aquella victoria inesperada en las primarias y eligió la que menos encaja con su estereotipo de yerno impecable: la desobediencia. El instinto. Porque Casado era básicamente el tipo al que todo el mundo da consejos, especialmente la izquierda. Hasta este jueves.

Leer más…

1 comentario

23 octubre, 2020 · 9:44