Archivo de la etiqueta: todo el pasado del PSOE por delante

¿Es Sánchez el superhombre?

15797178649707

Caligulín.

A veces quisiera uno sumarse como un bailarín más a los coros y danzas del sanchismo, integrados por las irresistibles pedrettes. ¡Qué no daríamos por esa mediática devoción! Besos, ternura. Qué derroche de amor, cuánta locura. Pero ver aplaudidas las cacicadas de nuestro Calígula comprado en los chinos es como contemplar el orgasmo de Meg Ryan desde la casta oposición. Uno observa, por ejemplo, la maniobra con la que el Ejecutivo acaudillará a todos los separatistas del hemiciclo para anular a los jueces modificando el Código Penal al gusto de Junqueras y ve un polvo sórdido en un callejón sin luz donde otros encuentran materia bucólica para entonar el romance del pastor progresista. ¿Qué les dará Sánchez, aparte de vicepresidencias?

Leer más…

Deja un comentario

23 enero, 2020 · 11:48

Iván y el Ferrari

15791190701576

Guionista y su galán.

Conocí a Iván Redondo en el coche que nos llevaba a una tertulia de TVE cuando llamaban de TVE. Echó el trayecto parloteando sobre el tamaño de su consultora, y recuerdo que en un momento dado mencionó la posibilidad de que Sánchez, que acababa de ganar las primarias, liderara una moción de censura exitosa. Pero para entonces yo había perdido el hilo de sus razonamientos, como me sucedía cada vez que leía el blog que mantenía en EL MUNDO antes de llegar, degenerando, a La Moncloa. Ahora que Redondo va a ser lo más parecido a un jefe del Ejecutivo -su cliente no es más que el presidente-, he releído su blog con celo profesional. En la sopa de su estilo sincopado y oracular, como de brujo nervioso que alternara la bola de cristal con el INE, flotan revueltas analogías disparatadas junto con profecías cumplidas. Ahí están sus alucinaciones ajedrecísticas, pero también la pista clara de su descarnado itinerario hacia el poder: “la política es emocional”, “tener la razón no da votos”, “bloques”, “polarización”, “desplazamiento constitucional”, “proceso destituyente”. Todo el manual de resistencia yace ahí, esparcido, aguardando a un doctor Frankenstein que cosiera las piezas.

Leer más…

Deja un comentario

16 enero, 2020 · 9:30

El viaje de Iglesias de la cal al confeti

iglesias-llora-tras-eleccion-sanchez-como-presidente-1578417996196

Lágrimas contra el fascismo.

Lloraba Pablo Iglesias porque el llanto es hoy la única forma de hacer política y porque su pasado de activista acababa de morir para siempre. Lloraba Pablo, y nadie recogía esas lágrimas que podrían curar las desigualdades de este país cuyo nombre no debe nombrarse. Este país en el que a partir de ahora las mujeres no morirán apalizadas y los gays bajarán de las grúas de las que pendían hasta hoy para amarse libremente. Los ricos transferirán sus rentas a los pobres. El llanto de Pablo fecundará los campos yermos por el odio de la derecha y sus primeros efectos fertilizantes se advertían ya en la indumentaria de Monedero, al que le ha florecido un traje con corbata.

Los cielos han sido asaltados y conviene moverse por ellos como si fuéramos ángeles habituales. No es que Vallecas quede lejos: es que en Galapagar no caben toda una vicepresidencia y cuatro ministerios. Pero conservemos la llaneza publicitaria en la histórica hora, camaradas. Mantengamos el tuteo: “Pedro, te deseo que tengas el mejor tono pero también la mayor firmeza democrática”. O sea, golpeemos todo lo duro que nos deje la aritmética, pero que siga pareciendo que somos las víctimas. Leninismo de manual de resistencia.

Leer más…

Deja un comentario

7 enero, 2020 · 20:14

Por quién dobla 2020

15778076150124

Abrazo destituyente.

Que no son las comparecencias sin preguntas ni las investiduras sin conciliación. Que no son los 35.000 millones más de gasto, ni los falsos impuestos solo para ricos, ni que Alberto Garzón sea ministro de España. Que no es el propósito de echar a la Guardia Civil de Navarra, ni de ceder al nacionalismo vasco la gestión de las cárceles donde los etarras salivan por su 100.2 (ya estoy oyendo al pedrette random haciendo repicar su cuchara pesebrera en la cacerola del tuit o la tertulia: “Si Urdangarin sale, ¿por qué Txapote no?”). Que no es el reparto de nóminas y subvenciones entre activistas en lucha eterna contra Franco y contra el Patriarcado, ni el limosneo asimétrico a Revilla o a Teruel. Todo esto no es más que el mugido inarticulado de un Frankenstein cosido con los despieces más rojos del desolladero donde la derecha amuebla sus pesadillas. Veremos cuántas de esas promesas sin memoria podrán cumplir Pedro y Pablo y hasta dónde llegan la agónica aritmética y la paciencia de Bruselas.

Aquí lo dramático, lo irreversible, lo que un día estúpido pensaste que ni siquiera Sánchez podía hacer es que a cambio de una miserable investidura concediese a los separatistas la legitimidad de su soñado referéndum. En premio al golpe, en reparación al cuestionamiento de su supremacismo, el socialismo -el partido de la igualdad, je- ha accedido a someter los acuerdos de no sé qué mesa de charcutería institucional a la voluntad exclusiva de los españoles censados en la autonomía catalana. Es decir, el sanchismo acaba de decidir que los del molotov en Laietana tenían razón, que su causa era justa y que los constitucionalistas somos muertos de hambre subidos a la valla de Ceuta.

Leer más…

Deja un comentario

1 enero, 2020 · 10:43

Entrevista a Pedro Sánchez

15774543627692

Él.

Nos recibe en Moncloa el día de los inocentes. Dice que el poder le ha hecho mejor persona, y que si está dispuesto a indultar a Junqueras a ver por qué no va a indultar a EL MUNDO. De cerca sus canas contrastan con la nueva tersura de su cutis, campo de pruebas de los dermatólogos para lucir más joven en la investidura.

-¿Entonces habrá investidura pronto, presidente?

Habrá, aunque solo sea para ver la cara que ponéis algunos, jajaja. Oriol es mi Baltasar y me traerá oro, incienso y mirra. BOE, TVE y Falcon, jajaja. Y a vivir, que son dos días.

-Pero usted prometió no ser presidente a cualquier precio…

Cosas que se dicen. ¿Sabes lo que es vivir aquí, muchacho?

Leer más…

1 comentario

29 diciembre, 2019 · 21:19

El compañero Oliver

15768539321017

Peón nucelar.

Al secretario de Estado de Comunicación de Sánchez le parece “enfermiza” la tendencia de los periodistas a hacer preguntas. El propio Oliver fue periodista pero ahora se dedica a barrer pedazos de grafito con Ábalos y Redondo en el Chernóbil de Sánchez, y ahí abajo uno se expone a mutaciones monstruosas. Si la Abogacía del Estado se puede poner al servicio del golpismo, a ver por qué la Secretaría de Comunicación no va a entregarse a la defensa de la opacidad.

Pensábamos que el compañero Oliver había dejado el periodismo para pasarse a la política, pero hoy sabemos que se dedica a la justicia creativa. Y así como Luxemburgo ha redefinido el criterio de inmunidad europarlamentaria, el compañero Oliver reinterpreta el derecho constitucional a la información. De hecho proclama su caducidad, como la libertad para Lenin: “No debe haber un derecho a obtener respuestas”. Y el que se pase de listo se queda sin copa de navidad. O sin cuchara en el puchero de Rosa María.

Leer más…

Deja un comentario

23 diciembre, 2019 · 9:39

Ábalos en Chernóbil

15766867520541

Operario nuclear.

Cuando queremos pensar en un oficio ingrato que alivie por comparación los rigores del nuestro hay quien imagina a un minero, a un psicoterapeuta argentino o a un médico rural en la España vacía. Yo en cambio me fijo en José Luis Ábalos. No por ser ministro de Fomento, que no es mal curro, sino por tener que ser la voz de Sánchez, que equivale a limpiar cada mañana el reactor de Chernóbil después de la explosión, con la diferencia de que en la Unión Soviética el heroísmo era obligatorio. Ábalos eligió bando sanchista por oportunismo, pero para su desgracia apostó a caballo ganador. El sanchismo se ha revelado un material tan tóxico que un sanchista podría leer el periódico en un cuarto a oscuras iluminándolo con su propia radiación.

Leer más…

Deja un comentario

19 diciembre, 2019 · 11:59

La legislatura Gollum echa a andar

15753842568001

Estado clínico del 78.

Muchos quisieron ver en el tropiezo de Adriana Lastra una metáfora de la legislatura, que ha nacido de un esguince. “Estoy cojo como el resto del Parlamento, unos inválidos y otros cojos”, diagnosticó desde la presidencia de la mesa de edad Agustín Zamarrón, a quien se le ha subido definitivamente el personaje a la cabeza. Desde que España sale a un par de elecciones por año ya no causan la misma sensación ni su barba valleinclanesca ni sus afanes retóricos. Ahora bien, hizo algo valioso al abrir la sesión constitutiva de las Cortes, ese aborto parido por el 10-N: pedir perdón con la cabeza gacha a todos los españoles por la incapacidad de sus señorías para alumbrar una investidura. No es improbable que esta contrita sonata de otoño vuelva a sonar en primavera, si así lo desea el caudillo de España por la gracia de Sánchez: don Oriol Junqueras.

El circo parlamentario ya cansa, la verdad. Tenemos el esfínter del asombro completamente dado de sí. Que el voto de ERC sea nulo por meter un lazo amarillo en la urna no merece un titular. El rastafari de Podemos se nos antoja un burócrata veterano. Echenique en silla de ruedas tiene que aguantar que otra silla de ruedas habilitada para Lastra compita con la suya. Los de la CUP acuden el primer día de cole pero se pasarán la legislatura de pellas, gritando independencia y espero que fumando porros, que para eso les pagamos. Aquel vistoso peronismo de Errejón palidece en la última fila del gallinero. No encontramos ya diferencia entre jurar por las 13 Rosas o por la España de Blas de Lezo; la sorpresa hoy la depara un sobrio “sí, prometo”. Rufián y Aitor Esteban departen sobre la moqueta como dos nobles patricios del invento plurinacional. Adolfo Suárez Illana se echa unas risas con Espinosa y Abascal. Tan solo la gresca entre Marcos de Quinto y los voxos nois por pillar sitio al amanecer aportó nuevos matices narrativos al desgastado esperpento en que consiste la política española desde 2015. Quizá es que en la sociedad del espectáculo al populismo no hay que combatirlo, sino esperar a que sus numeritos pierdan gracia como la perdieron los chistes de Arévalo. Dos años más de circo y bloqueo y todos echaremos de menos a los registradores de la propiedad y a los abogados del Estado.

Leer más…

Deja un comentario

3 diciembre, 2019 · 16:47