Archivo de la etiqueta: derechos humanos de los animales

‘Yellowstone’ o la paz violenta del buen salvaje americano

La serie de televisión más importante de nuestro tiempo -la que mejor plantea la tensión crítica entre el mundo que no termina de morir y el que no acaba de nacer- apenas se conoce en España. En Estados Unidos hace años que rompe audiencias, motiva ensayos de sociología y alimenta controversias políticas. Hablamos de Yellowstone, la creación de Taylor Sheridan protagonizada por Kevin Costner que aquí emite SkyShowtime. ¿Pagar otra plataforma? Yo digo que disfrutar de las cinco temporadas de Yellowstone ya justifica esa suscripción, y hasta la baja de cualquier otra plataforma a cambio.

Leer más…

Deja un comentario

24 abril, 2023 · 8:18

Amores perros

No hace falta ser animalista para saber que existe un lugar en el infierno reservado a los maltratadores de perros. El animalista se figura que pertenece al bando perruno, y no entiende que si los perros no le gruñen será únicamente porque les da de comer. El animalista odia a los hombres mucho más de lo que ama a los perros, y por esta razón es imposible que un perro ame de veras a un animalista; no digamos ya que lo acepte como abogado. Porque lo propio de los perros es el amor a los humanos. Y en justa correspondencia los humanos sensibles -muchos de ellos cazadores- cuidan a sus perros, detestan a los maltratadores y combaten con la razón y el corazón esa desviación herética de la condición humana y canina que llamamos animalismo.

Leer más…

1 comentario

13 febrero, 2023 · 8:37

Ecogamberros

Entre las formas que imaginó Woody Allen para acabar de una vez por todas con la cultura no figuraba el ecologismo, pero las ecogamberras del van gogh obligan a reconocer la creciente incompatibilidad entre humanismo y activismo. Quizá no estemos a tiempo de salvar el planeta, pero nadie duda que aún podemos completar la regresión al estado de naturaleza mediante la destrucción entusiasta de los museos. Que el activismo animal o el animalismo activo la tome con el arte es revelador: se trataría de desandar el camino de la civilización hasta llegar al minuto previo a la hermosa idea del primer hombre que posó sus manos tintadas sobre las paredes de Altamira.

Leer más…

Deja un comentario

18 octubre, 2022 · 13:35

En el nombre del planeta

Pasaron muchas cosas geniales y patéticas en París el pasado fin de semana, pero no todas ellas ocurrieron en Saint-Denis. En el Louvre un joven idealista accedió a la sala de la Gioconda y estampó una tarta contra el cristal que la protege. Para facilitar la consumación de la gamberrada (con lo barata que está la delincuencia en París) creyó necesario presentarse en silla de ruedas y disfrazado con peluca. Antes de que los guardias de seguridad lo desalojaran -deberían haberlo expuesto durante una semana en la galería de rarezas antropológicas, junto a las momias egipcias y otros testimonios de culturas felizmente superadas-, le dio tiempo a exhortar a los artistas en general a que pensaran en el planeta.

Leer más…

Deja un comentario

31 mayo, 2022 · 8:43

Un taxi para Morante

Me habría gustado cruzarme con la calesa de Morante por Alcalá, pero opté por el taxi. Zabala me sentó cerca de la infanta Elena y de Victoria Federica, pero quien me intimidaba era Josemi Rodríguez-Sieiro, juez implacable de advenedizos.

Zabala despliega la impedimenta y saca los prismáticos. Mira, concluye, apunta, redacta y explica. Del tendido «7» pende una pancarta: «Palcos exigentes, no al triunfalismo». Lo del 7 es un raro populismo de la exclusividad, un orgullo identitario consistente en la guerra sin cuartel al disfrute de ver toros. También en La Maestranza se airea la crítica, pero tarda más y sale más fina, a menudo al vuelo de una grata ironía: «¡Ganadero, este pa semental!», gritó un sevillano a una acémila de Juan Pedro Domecq el Domingo de Resurrección.

Leer más…

Deja un comentario

12 mayo, 2022 · 10:29

España sintiente

A todos nos pesan las piernas como si ascendiéramos enero por una colina de almohadas, pero para algunos españoles todo el año es enero. Para los jóvenes, por ejemplo, que no encontrarán empleo esta primavera y tampoco piso con el bono bobo del Gobierno: los arrendadores procederán a repercutirlo sobre el precio del alquiler como ha hecho la especie desde que especuló con la primera cueva. Ser joven en España es una tarea dura que obliga a prolongar la adolescencia o a demorar la madurez para evitar sustos. A la suspicacia secular con que los miran cuantos dejaron atrás la juventud, divino tesoro, se le añade el histórico desdén de los gobiernos, que no se fían de votantes tan tornadizos, si es que salen a votar. El joven es el outsider ibérico por antonomasia, un sospechoso habitual que sólo cobra estatuto de sujeto político si se radicaliza, si se lía a quemar cajeros o a fundar naciones, pero del que mayormente se espera que esté mamándose en un aparcadero, embebido en el TikTok o explorando la mina trucha del bitcóin. Luego le preguntan qué opina de la democracia y prefiere el rollo de Putin, normal, más divertido.

Leer más…

Deja un comentario

20 enero, 2022 · 10:11

Carta a Sánchez de un resiliente

Excelentísimo señor presidente del Gobierno, padre del tiempo, amo del espacio:

Los minutos que dedique a la lectura de esta carta serán minutos perdidos para España. Ruego me perdone usted, porque yo mismo soy incapaz de perdonar la osadía de distraer al líder de la nación de naciones cuando lo absorbe la patriótica tarea no ya de gobernar el presente, sino de perfeccionar el futuro. Si me atrevo a hacerlo es para agradecerle la luz que me llega desde el 2050, desde ese horizonte de país deseado y deseable que su dedo señaló el jueves ante nosotros: un país regido por el imperativo progresista de la igualdad. Igualdad entre hombres y mujeres, entre profesores y alumnos, entre coches y patinetes, entre vacas y sapiens, entre propietarios y okupas, entre parados y empleados.

Leer más…

Deja un comentario

22 mayo, 2021 · 10:56

Respetarás al hombre, defenderás al toro

Los toros hay que defenderlos sobre todo si no te gustan. No es mi caso, porque a mí me gustan los toros, aunque entiendo de toros mucho menos de lo que me gustaría. Pero al menos sé que no sé de toros porque soy un ignorante, no porque una civilización superior me haya enviado desde el futuro a una España de carnívoros primarios para evangelizar a sus santas especies y salvar el condenado planeta.

Para empezar, al planeta le da exactamente lo mismo si sobre su superficie mugen poderosos victorinos recortando su cárdena estampa al sol de una dehesa o si toda la biodiversidad terrestre ha quedado reducida al gambeteo de las cucarachas bajo las piedras tiznadas por un holocausto nuclear. La bola cósmica donde azarosamente vivimos no tiene preferencias bioéticas ni sentimientos antropomorfos, y esta vieja evidencia debemos recordársela a todos los niños de 50 años de nuestros días: el planeta no necesita que lo salve ningún activista con los nervios destrozados por nueve décadas de animismo Disney. Los que necesitamos salvación, y de manera urgente, somos los homínidos de la especie sapiens sapiens. Y la mayor amenaza para nuestra supervivencia la representan otros sapiens sapiens que se han propuesto que este sea el siglo más gilipollas desde que bajamos de un árbol en África hace 300.000 años.

Leer más…

Deja un comentario

23 marzo, 2021 · 16:49