Archivo de la etiqueta: liquidez sanchista

Comunismo, libertad y psiquiatría

El duelo mayor entre Sánchez y Casado perdió interés en la sesión de control en favor del combate entre subalternos. En la esquina roja, camisa carmesí a juego con su fantasía años 30, el púgil madrileño Pablo Manuel Iglesias, potro de Galapagar; en la esquina azul, gomina de las grandes ocasiones (electorales), el pegador murciano Teodoro García-Egea, enterrador de mociones. Pablo saltaba al cuadrilátero para llevar la pelea a las trincheras de nuestros abuelos y reivindicar orgullosamente el comunismo. Teodoro esperaba en las cuerdas protegido por la guardia alta de Isabel Díaz Ayuso. Una pinza que a ambos beneficia.

Leer más…

Deja un comentario

18 marzo, 2021 · 8:48

Hay que repensarlo todo

Nos contaron que la izquierda era la orilla del idealismo y la derecha el abrevadero del materialismo, pero España 2021 solo es un paraíso para pícaros de izquierdas y para ascetas de derechas. En nuestra opinión pública calcificada rige aún aquel tópico escolar por el que el españolito se hacía de izquierdas por la conciencia de clase y la justicia social -valga el oxímoron-, mientras que el derechista aspiraba a pagar pocos impuestos y a retener el poder para blindar sus privilegios. Hoy, cualquier observador que haya decidido limpiarse la cal de la sesera descubrirá una izquierda establecida consagrada a la rapiña del Estado por el tiempo que le dejen y una derecha emergente volcada sobre batallitas simbólicas mientras toda expectativa de poder real se le escurre entre las manos.

Leer más…

Deja un comentario

2 marzo, 2021 · 14:14

Del ibuprofeno a la vaselina

El nacionalismo es la inflamación patológica de una conciencia nacional herida, escribió Isaiah Berlin. No escribió que esa herida podía ser imaginaria, y no imaginó que además podía ser autoinfligida. Es el caso de Cataluña, empeñada en dañarse a sí misma en cada convocatoria electoral como esos adolescentes que presumen de muñecas lesionadas en Instagram. La enfermedad catalana es autoinmune, de tal manera que se defiende del dolor que ella misma se inflige multiplicando el número de agresiones, o de votos. El mecanismo fue observado con interés por el matasanos de Moncloa, que resolvió pronto el tratamiento: ibuprofeno según Borrell, vaselina según García-Page. Ahora la fístula del caganer separatista tiene el tamaño de un acueducto por donde se deshidrata el Estado. La última gota será el referéndum.

Leer más…

Deja un comentario

16 febrero, 2021 · 11:35

Esa ultraderecha de la que usted me habla

Por la mañana Sánchez alabó el sentido de Estado de Abascaly por la tarde caía la bomba B sobre el marianismo: B de Bárcenas y de caja B. Como el mundo no deja de girar, es posible que a los votantes más tiernos de Vox el apellido Bárcenas los conduzca antes al cantante de Taburete que a un tesorero. Quizá son los mismos que aplaudieron la censura de Santi contra el Gobierno socialcomunista y aplauden también que el día del decretazo de los fondos europeos Santi se convirtiera en tesorero del Gobierno socialcomunista, todo ello sin dejarse un ápice de patriotismo por el camino.

San Valentín es un proxeneta centroafricano comparado con la clase de amor ciego que vincula a Vox con sus bases, razón de que Abascal no necesite trabajar en el Parlamento para mantener la llama viva. Cualquier decisión aleatoria o garrafal será saludada como una nueva jugada maestra, al más puro estilo raholo. Este entusiasmo invariable me recuerda al epitafio sulfúrico que Gore Vidal vertió sobre la tumba de Truman Capote: “Con su muerte, Capote imprime un interesante giro a su carrera”. Claro que a Vidal lo movía la maldad y al voxero a menudo la candidez, que tiene menos disculpa.

Leer más…

Deja un comentario

4 febrero, 2021 · 10:20

España a vista de pájaro

Los dramaturgos antiguos miraban a los hombres de rodillas, e imaginaron héroes trágicos. Los modernos se atrevieron a mirarlos de frente, e inventaron el realismo de las grandes novelas decimonónicas. Pero yo soy Valle-Inclán, dijo Valle-Inclán: los miro desde el cielo, en visión cenital, y todos me parecen ridículos. Así alumbró el esperpento, género español por antonomasia, y así hemos de mirar el teatro absurdo de la política contemporánea siguiendo a Madariaga, para quien los españoles adoptan ante el rumbo de su Estado la posición de espectador y comentarista, a diferencia de los ingleses, que prefieren participar activamente en la representación.

Leer más…

Deja un comentario

1 febrero, 2021 · 10:28

La venganza de Mary Shelley

Recordemos una vez más que no fue Aznar sino Rubalcaba quien acuñó la metáfora del monstruo de Frankenstein para describir el sanchismo, ese payaso de Micolor pasado por Stephen King, con sus extremidades extremistas cosidas precariamente con el hilo de la ambición y el pespunte del sectarismo. De la criatura de Mary Shelley lo primero que llama la atención es el aspecto, lógicamente, pero la importancia de esa novela nunca radicó en su propuesta estética sino en su advertencia ética. Los comentaristas se limitan a citar el símil monstruoso para denunciar la composición antisistema de la mayoría de Gobierno, pero su aberrante costura solo es la premisa, el planteamiento de la alegoría. Lo revelador ocurre en el nudo, fase en la que ya está enredada la coalición de Sánchez e Iglesias: el momento en que la criatura se alza contra su creador. Y aún falta el desenlace.

Leer más…

Deja un comentario

27 enero, 2021 · 13:22

Inmunidad de rebaño

Nadie sabría decir en qué momento alcanzamos los españoles la inmunidad de rebaño, pero hace tiempo que vemos pasar los escándalos como las vacas el tren. Recuerdo los escándalos del PP de Rajoy, que fueron plurales y bochornosos, y recuerdo que todavía nos encolerizaban, que los medios no hablaban de otra cosa y que mandaban a sus reporteros a los domicilios de los políticos escandalosos. Recuerdo a Rita Barberá muriendo imputada en un hotel que debería haberse llamado Hotel Chelsea.

Leer más…

Deja un comentario

27 enero, 2021 · 13:17

Escándalo en la timba

Nos pinchan y gotea hielo: que dice el sanchismo que los separatistas van a lo suyo. Que no les importa la vida de la gente. Que no respetan la democracia. Y que retrasan las elecciones por razones estrictas partidistas, porque tienen miedo al efecto Illa. Pero cómo es posible tal cosa, amigo sanchista. Si asegurabas que ERC se había incorporado a la dirección del Estado demostrando más responsabilidad que el PP. Si el apoyo de Junqueras demostraba la cohesión del Gobierno de progreso frente a la carcunda fascista. Si Rufián era el nuevo juguete antifa de la izquierda madrileña.

Leer más…

Deja un comentario

19 enero, 2021 · 10:30