La paja y la butifarra

SOC BCN COLON

La mancha llega ya a Colón.

Si finalmente bajan a Colón de su fálica columna en Barcelona, habría que convencer a la CUP para que Hugh Hefner ocupase su lugar. Ambos pioneros abrieron nuevos mundos al contribuyente, aunque uno se especializó en la geografía exterior y otro en la íntima. El fundador de Playboy democratizó la masturbación, y el Proceso no es otra cosa que la gran eyaculación del onanismo catalán, una mancha daliniana que se extiende bombeada por el impúdico frenesí de unos narcisos enamorados de su diferencia, sin reparar en que aquí a cada cual le cuelga la suya propia y la usa cuando puede y la Constitución se lo permite.

Pero será difícil convencer a la CUP. No se puede decir que Hefner fuera un partidario estricto de la paridad, pues en algunas de sus fiestas se contabilizó a 100 mujeres por cada 10 hombres. Tampoco la lujosa y lujuriosa Mansión Playboy resiste la inscripción en el catastro de sedes antisistema, aunque cuando abrió sus puertas en la puritana América de 1959 levantó bastante más escándalo que la propuesta cupera del regreso a Altamira, con sus esponjas vaginales y sus crías compartidas por la tribu. Qué digo escándalo: el uso propagandístico de crías humanas de encaste netamente catalán es el último hito en la normalización social del despotismo. El siguiente paso demandará la aplicación de cribas espartanas a los bebés que balbuceen sospechosos fonemas mesetarios, todo ello documentado por la tele autóctona y expuesto en reportajes de sonrosada factura. Hay demasiada gente que exige sanciones ejemplares para Juan y Medio por tijerearle la falda a su compañera y cómplice, pero luego ruega comprensión para una banda de supremacistas que exhiben su madrugador apostolado del odio camuflado de sonrisa. Crearemos súbditos, escolti, pero no sexistas. Esperemos que esos pobres niños, cumpliendo una sana ley histórica, se venguen un día de sus padres.

Leer más…

El bueno (Pérez de los Cobos), el feo (Serrat) y el malo (Pujol) en La Linterna de COPE

Anuncios

1 comentario

29 septiembre, 2017 · 10:17

Una respuesta a “La paja y la butifarra

  1. 'Europa apesta a necrosis'

    ¿No es linda la formulación del Spectator? También conviene saber que, revista multisecular del establishment, suelta los aperçus como si fueran tonterías y las condenas de muerte como si fueran boutades. Tengo enmarcada una villa de Crimea o del Cáucaso junto al mar en paisaje nevado (puro Tintín) de la que el comentarista se limitaba a señalar la presencia en el escenario de un mandamás americano dispuesto a arreglar entuertos – o prepararlos, eso va en opiniones- pero del que tampoco podía decir más. A ver quien es el primero en identificar la revolución, lugareña o venture joint, que tienen montada en el otro extremo del Mediterráneo ¿Revolución rojigualda?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s