Entre Arnaldo y Gerardo

1jpg_470x316

La política según ETA.

Yo no digo que C’s no corra el riesgo de abaratar su regeneracionismo al contacto con un partido veterano en ardides y perito en fontanería estatal como el PP. Digo que me fascinan los cotidianos capitanes de la higiene democrática que salen cada mañana a arponear imputados -los pocos que van quedando- como el otro perseguía a su ballena. Son los Ahab de confidencial y tertulia, y han fundado el nuevo periodismo telecrático, que consiste en anunciar que Óscar Clavell está imputado a gente que no sabía que Óscar Clavell estaba vivo.

Pero todo eso tan solo alimenta nuestro bucle de banalidad. Más grave es que quienes ponen los ojos como bolas de alcanfor al señalar al último pepero supuestamente indultado por Rivera suelen ser los mismos que derraman amargas lágrimas porque Otegi no vaya a poder ser elegido lehendakari este año. Aquí es donde el río de lo banal desemboca en neta ciénaga. Apesta un país que, si hemos de creer a la demoscopia, juzga su político más valioso a un mozo casadero que felicita el cumple al Tirano Banderas de Cuba y luego tilda de “enorme cacicada” la aplicación de la ley vigente, del rubor político y de la mínima decencia, todo lo cual pasa por mantener a Arnaldo Otegi, alias Gordo, a dieta de representación pública.

Leer más…

Anuncios

Deja un comentario

26 agosto, 2016 · 11:21

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s