La cuquería del bolchevique

"La coherencia es la obsesión de las mentes ruines". Lo escribió Emerson, pero pudo escribirlo, por consiguiente, Felipe.

“La coherencia es la obsesión de las mentes ruines”. Lo escribió Emerson, pero pudo escribirlo, por consiguiente, Felipe.

Me perdonarán que insista en ese anacronismo de la coherencia personal, pero me parece el argumento más convincente en tiempos de mudanza y arribismo. No es que no me conmueva el posado galante de Varufakis y señora, por no hablar del entrañable ascenso a diva ‘cuché’ de Tania Sánchez en ‘Yo Dona’. Los morritos ‘lomanos’ del coqueto Monedero ya me enternecen menos, porque suele abrirlos para emitir deseos atroces. Pero es que Syriza acaba de aprobar una amnistía fiscal para ricos evasores que parece remitida por Montoro (seguramente desde la sede de Cáritas), y uno pasa entonces de la ternura a la moderada indignación.

Hay otra izquierda, como por ejemplo la de José Mujica o la del Papa Francisco -y disculpen esta tosca rebaja del Evangelio a categorías políticas-, que predica con el ejemplo y se pone a vivir la primera bajo las condiciones que prescribe a los demás. Reconozco un arranque de cordialidad hacia Pablo Iglesias no por sus birlibirloques dialécticos sino al saber de su chocita serrana, así como comprendo el resentimiento del temporero andaluz hacia Felipe González cuando lo contempla a bordo del yate ibicenco, ligando bronce y puro en ristre.

Leer más…

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo El Mundo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s