Descorbatado

El final del sanchismo está resultando especialmente divertido. No para Sánchez, que solo se divierte con los principios -el mundo empieza cada día en el palacio de La Moncloa- sino para los sanchistas, que ya no saben qué hacer ni qué vergonzosos editoriales escribir para que el sanchismo dure aún un poquito más. Todavía hay un puñado de nóminas públicas que disfrutar, dos indultos pendientes y un par de instituciones vírgenes que van pidiendo a gritos que les introduzcan un carné del PSOE hasta los ijares. Al fin y al cabo la inflación solo está rozando el 11%, lo que en las esperanzas elásticas de una mente sanchista estándar significa ni más ni menos un 89% de margen de empeoramiento.

Leer más…

Deja un comentario

30 julio, 2022 · 9:59

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s