La tortuga mutante de Nadia Calviño

Aquella mañana Nadia Calviño se despertó con una tortuga colorada en la solapa. Un broche defensivo, desmesurado, con el que esperaba repeler los ataques de la oposición pero también la demagogia de su vecina de escaño, a la sazón vicepresidenta segunda. El caparazón no tardó mucho en ponerse al rojo vivo como el vientre del trasbordador espacial al cruzar la atmósfera: el ambiente en el Hemiciclo venía cargado de electricidad. Muy cara, de hecho.

Leer más…

Deja un comentario

16 septiembre, 2021 · 9:04

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s