Archivo de la etiqueta: Benzema

Más sabe el Madrid por viejoven

1550096137325

Smith & Wesson.

El partido enfrentaba a los jóvenes del Ajax contra los viejóvenes del Madrid. La ventaja de ser joven es que puedes salir una y otra vez sin perder el entusiasmo ni acusar en exceso la resaca. La ventaja de ser viejoven es que ya has sido joven, y has descubierto que la potencia sin concreción solo engendra desengaño. Desengañado acabó el Ajax en su campo después de apabullar al Madrid con una presión pletórica que provocaba los fallos multiorgánicos del equipo blanco. La embestida noble de los holandeses habría facilitado el toreo de diestros experimentados, pero ni Modric ni Casemiro ni Kroos ofrecían el capote: ni sabían cómo empezar la faena. Hasta el minuto 15 no probó Vinicius al portero rival. Solari quiso demostrar mano de psicólogo con la titularidad de Bale, pero su caso se nos antoja brumoso todavía. Disparaba desde lugares con otro huso horario.

Se registraron unos minutos de tímida jerarquía blanca liderados por Reguilón, que cabalgaba hacia el horizonte lleno de una fe que moría en las botas del buen Gareth. Pero tristemente el jugador más destacado fue Courtois. Que enmendó sus paradas inverosímiles con una cantada no menos inverosímil concluida en un gol felizmente anulado por la tecnología. Ya lo decía Ortega y Gasset: el VAR español es el problema, el VAR europeo es la solución. El descanso llegó como el esperado receso de un juicio por rebelión en Flandes.

Leer más…

Deja un comentario

14 febrero, 2019 · 10:14

Vinicius Sénior

15493175162045

Veteranía.

Cuando escuché a Michael Robinson pedir paciencia para Vinicius al término de otra decisiva actuación contra el Alavés, pensé que incurría en un exceso de paternalismo. Porque no es Vinicius el que hoy demanda nuestra paciencia sino más bien alguien como Isco. El joven pero sobradamente brasileño -¡Vinicius Sénior!- que lleva un mes coliderando con Benzema el ataque madridista está empezando a jubilar a sus 18 años la etiqueta de promesa. Vinicius es presente, no futuro; o no solo futuro. Por supuesto que le falta algo de pausa y mucha definición, pero no son destrezas que no conceda el mero paso del tiempo como delantero titular del Madrid. Si me preguntan a quién debería poner Solari ante el Barça yo no tengo dudas: Lucas para obstruir la banda de Alba, Benzema porque nadie se presenta a una guerra sin servicio de inteligencia y Vinicius porque le impone el Barça lo mismo que el Madrid: nada en absoluto. Bale puede y debe jugar, pues su inescrutable talento custodia goles inverosímiles, pero no hace ninguna falta que lo haga de inicio.

En todo caso Solari se ha ganado el derecho a alinear a quien le dé la real gana en la temporada más problemática en Chamartín más o menos desde López Caro, y precisamente por ello. A golpe de autoridad impuesta y de goles reencontrados y de juego renacido, el discutido argentino está dejando de serlo, empezando por la prensa especializada y siguiendo por los veteranos más condecorados de la plantilla, algunos de los cuales han catado la provechosa terapia del banquillo hasta reeducarse. Humildes enaltecidos y soberbios castigados: peronismo justiciero de un antiperonista furioso como es Santiago Hernán.

Leer más…

Deja un comentario

5 febrero, 2019 · 12:03

Karim al piano

15487166462023

Mesié.

Sé de madridistas que, al término del lujoso recital de Benzema contra el Español, apagaron apesadumbrados la tele y se pusieron a contar los días que faltan para que el mismo tío sin sangre por cuya cesión al Huesca clamaban en verano vuelva a darles la razón con un par de fallos a puerta vacía y una patente ausencia de esas carreritas tribuneras con las que se adula el gusto pervertido de la plebe por ver sudar a millonarios en gayumbos. En esto consiste el idealismo invertido del pipero: en preferir que el Ajax gane al Madrid antes de reconocer que el fútbol de Benzema es infinitamente más valioso que sus opiniones.

Benzema es un futbolista de estrella Michelin, y por tanto nunca gozará de la universalidad que Camba otorgaba a los escritores estúpidos: «El escritor que se dirige a la inteligencia de los lectores reduce su público ipso facto, porque la inteligencia tiene formas muy diversas, y porque solo la estupidez posee siempre un carácter uniforme. Hay muchas maneras de entender las cosas, y solo una de no entenderlas. Hay muchos modos de tocar el piano, pero no hay más que un modo de no saberlo tocar».

Leer más…

Deja un comentario

29 enero, 2019 · 8:44

Karim

15358401894740

El talento.

En el verano de 2017 el Arsenal iba a fichar a Karim Benzema. Su autoestima nunca fue tan alta como su elegancia, y arreciaban los rumores sobre la contratación de un delantero para incentivar la competitividad en la línea de ataque. Benzema llevaba años conviviendo con esa clase de amenazas, diez años repletos de títulos y fama, pero pensó que se encontraba ante la última gran oportunidad de triunfar en otro equipo y se dejó mecer por el cariño fraternal de Wenger, tan prometedor en comparación con el esquizoide afecto de la grada del Bernabéu. Así que le dijo a su padre que se quería ir. El señor Hafid, indignado por la amnesia del hijo pobre al que se había afanado en guiar hasta el éxito, le brindó la última lección:

-¡Vete a firmar! ¿Qué es lo que estás haciendo? Eres quien eres por el Madrid. Ellos te hicieron grande.

Y Karim recuperó el buen sentido que derrocha al primer toque sobre un terreno de juego, tomó una pluma y se fue a las oficinas de Chamartín a firmar su renovación. Un año y otra Copa de Europa después, nombrado ya tercer capitán del Real Madrid, Benzema parece totalmente recuperado de sus accesos de melancolía. Seguramente se encuentra en su mejor momento de forma, lo que desmiente que solo lograra afinarse la figura bajo la tutela de Zidane, y despliega exactamente la clase de fútbol trigonométrico y fulminante que soñaba Lopetegui para un Madrid sin Cristiano. Incluso marca goles, ese vicio que siempre había resultado demasiado vulgar para monsieur, probablemente el único francés al que le asquea pronunciar la letra cruenta de la Marsellesa. Si se entristece cuando piensa que se ha perdido el Mundial que ganó su Francia, evoca al señor Hafid y recuerda que es quien es por jugar en el Madrid, no por nacer en Lyon.

Leer más…

1 comentario

4 septiembre, 2018 · 11:21

Karim, mátalos suavemente

15252109303691

El héroe tranquilo.

El Real Madrid alcanzó otra final de Champions porque ni sus jugadores ni su afición estaban preparados para otra cosa. Sencillamente. El coste de la alternativa era tan incalculable que se prefirió la opción más cómoda: conquistar la tercera final consecutiva.

El partido me pilló en Múnich -mis padres no contemplan los cruces de primavera con el Bayern cuando planean viajes familiares, pero deberían-, así que pude testar el ambiente desde las entrañas mismas de la bestia. En ellas solo encontré prudencia y cerveza. A las ocho me metí en una peña muniquesa cercana a la Estación Central. Estaba decorada de arriba abajo con camisetas rojas, bufandas rojas y caras rojas de bávaros extrañamente circunspectos que bebían en silencio para desmentir su fiereza y proclamar su respeto al rey de Europa. Hoy mismo llamo a Elvira Roca para anunciarle que la leyenda negra empieza a amainar: hay bandera blanca. Cuando los hinchas colorados me reconocieron español, y probablemente madridista, casi me pagan la pinta.

Leer más…

Deja un comentario

2 mayo, 2018 · 19:31

Un Madrid bajo anestesia

15112121010824

El hambre sin las ganas de comer.

Nunca me he sentido tan identificado con Sergio Ramos como cuando lo vi chorreando sangre por la nariz el sábado. Y no por una noción camachista del pundonor que ya no se lleva ni en la Brigada Paracaidista, sino porque la semana pasada a mí también me partieron el tabique, solo que no fue el central Lucas Hernández en el Wanda Metropolitano, sino el otorrino González en la Fundación Jiménez Díaz. Digamos que me aplicaron el 155 a un cartílago que nació desviado como la conciencia de un supremacista.

Se me aducirá que el parangón es inmerecido, porque lo de Ramos cursó sin anestesia. Pero he aprendido que quizá la anestesia no sea un invento tan ventajoso como nos lo pintan los narcotraficantes y las multinacionales farmacéuticas. Hoy mantengo que la anestesia agrava el dolor posterior a la intervención, porque este sobreviene en forma traicionera, justo cuando creemos que vamos a seguir sin sentir nada el resto de nuestra vida. Uno puede afrontar el dolor con lucidez, pero no puede preparar ninguna estrategia frente a la anestesia, que primero te engaña, luego te aturde y por último te abandona en el momento más cruel.

Leer más…

Deja un comentario

21 noviembre, 2017 · 11:04

De los ‘Jordis’ a los ‘Harrys’

15082803641734

Keylor atajando a Kane.

Vamos a reconocerle a Pochettino que ha armado un equipo de ingleses lozanos y marciales, capaces de humedecer las papilas de cualquier supremacista. Si el Procés tiene a los Jordis, el Tottenham tiene a los Harrys, o sea, Winks y Kane, que es un Ryan Gosling satinado y sin bozo pero con muy mala idea. Su gol no lo metió él sino Varane, pero el Bernabéu, siempre ecuménico con quien mejor le daña, habría preferido anotárselo a Kane.

El Madrid presentaba su medular constitucional, la que forman Kroos, Modric y Casemiro, pero a menudo no se bastaron para someter a esta Albión rubia e insolente. Isco parpadeaba sin llegar a iluminar y Achraf, que podría ser una continuación de Asensio por vías árabes, enseñaba el alfanje desde el costado sin acabar de hundirlo. Cristiano se desesperaba a voces con su estadística interior y Benzema seguía a lo suyo, que es el fútbol tántrico: acopia descontento tribunero a base de fallos hasta que el embalse del odio está lleno, y entonces se da el gustazo de romper ese dique de injusticia en el momento menos pensado, como hizo contra el Getafe.

Leer más…

Deja un comentario

18 octubre, 2017 · 16:50

Los que van a empatar nos saludan

14916794334590

Gladiadores posmodernos.

No vamos a discutir ahora que el fútbol sea la más importante de las cosas sin importancia, pero vistos desde el Coliseo, que es donde eché la mañana, los derbis pierden un poco de su dramática seriedad. Roma sirve para calibrar el verdadero tamaño de tu vida tanto como el del fútbol: en el marco de la eternidad cualquier delantero se vuelve ridículamente relativo, con la caprichosa excepción de Benzema, que nos parece más insustituible a medida que se invierten más recursos en reivindicar a Isco. El malagueño salió por Kroos en el 76 y el partido empezó a empatarse en ese momento, Júpiter nos libre de las causalidades estrictas. Dio la impresión de que el estético Isco saltaba al campo para legitimar popularmente una victoria debida a su contrafigura Pepe, que lucha ya solo para sí mismo como un liberto sin amo.

Simeone celebró el empate como cualquier gladiador agraciado por el indulto imperial. Hollywood cree que el césar indultaba con el pulgar hacia arriba, los historiadores saben que se limitaba a levantar el puño y el Real Madrid lo hizo cuando abandonó la formación de batalla y se confió al gol de Pepe con credulidad pagana. Nadie esperaba el pase de Correa a Griezmann salvo el propio Griezmann: alguien con una fe semejante merece jugar en el Madrid de Ramos.

Leer más…

Deja un comentario

11 abril, 2017 · 19:49