Contra el mono

Reúne Putin lo peor de la derecha, que es el historicismo, y lo peor de la izquierda, que es el colectivismo. El historicista fomenta la nostalgia de un pasado nacional que él cree heroico y solo es mítico para guiar la política de hoy. El colectivista sacrifica los derechos individuales a un fin que cree superior. Estas dos depravaciones convergen en un mismo odio a la libertad, desprecian la realidad presente en pos de un futuro utópico y sumadas dan el nacionalpopulismo, emoción política que postula a un profeta comandando el destino de un pueblo sin instituciones ni contrapoderes. Ese fantasma recorre Europa en el siglo XXI como lo hizo en el XIX y en el XX, porque el sapiens es un mono con wifi que sigue deseando dominar y ser dominado. Lo natural es la guerra, la aldea, la esclavitud del diferente. Lo artificial es la democracia, la cesión pactada de soberanía, la convivencia con el distinto.

Leer más…

Deja un comentario

7 marzo, 2022 · 8:24

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s