Archivo mensual: febrero 2019

Más sabe el Madrid por viejoven

1550096137325

Smith & Wesson.

El partido enfrentaba a los jóvenes del Ajax contra los viejóvenes del Madrid. La ventaja de ser joven es que puedes salir una y otra vez sin perder el entusiasmo ni acusar en exceso la resaca. La ventaja de ser viejoven es que ya has sido joven, y has descubierto que la potencia sin concreción solo engendra desengaño. Desengañado acabó el Ajax en su campo después de apabullar al Madrid con una presión pletórica que provocaba los fallos multiorgánicos del equipo blanco. La embestida noble de los holandeses habría facilitado el toreo de diestros experimentados, pero ni Modric ni Casemiro ni Kroos ofrecían el capote: ni sabían cómo empezar la faena. Hasta el minuto 15 no probó Vinicius al portero rival. Solari quiso demostrar mano de psicólogo con la titularidad de Bale, pero su caso se nos antoja brumoso todavía. Disparaba desde lugares con otro huso horario.

Se registraron unos minutos de tímida jerarquía blanca liderados por Reguilón, que cabalgaba hacia el horizonte lleno de una fe que moría en las botas del buen Gareth. Pero tristemente el jugador más destacado fue Courtois. Que enmendó sus paradas inverosímiles con una cantada no menos inverosímil concluida en un gol felizmente anulado por la tecnología. Ya lo decía Ortega y Gasset: el VAR español es el problema, el VAR europeo es la solución. El descanso llegó como el esperado receso de un juicio por rebelión en Flandes.

Leer más…

Anuncios

Deja un comentario

14 febrero, 2019 · 10:14

Colón activa el tictac contra Sánchez

15498193167968

La parte liberal.

La víspera dormí mal. Carezco de experiencia sobre el terreno en los Balcanes o Sudán del Sur, y sin embargo mi periódico se empeñaba en enviarme a cubrir una manifestación que según el PSOE y sus terminales mediáticas iba a convertir la Plaza de Colón en Nüremberg 1933. Claro que mis miedos se mezclaban con la promesa de la adrenalina: 36 años escuchando alertas antifascistas y por fin amanecía la jornada epifánica en que iba a conocer el rostro de la bestia.

Nada más llegar, sin embargo, me topé con una señora que regateaba con el vendedor de banderas estratégicamente apostado junto al Museo de Cera. Donde debían resonar las botas encontraba más bien mocasines, y la única muestra de agresividad que pude anotar la protagonizó una niña de seis años que llamaba “golpista” a su hermanito por haberle efectivamente golpeado bajo la condenatoria mirada de su madre. La niña habría leído la palabra en el cartel de “Golpistas, a prisión” adherido al pedestal de la estatua de Blas de Lezo, un lugar de lo más pertinente para esa proclama. Como pertinente parecía el título de la serie que Netflix publicitaba en la fachada del edifico Barclays: “Examen de conciencia”. Una necesidad colectiva tras ocho meses de sanchismo.

Leer más…

1 comentario

11 febrero, 2019 · 11:05

Manual de venganza

15496399044913

El momento y el semblante de la jura: 1 de octubre de 2016.

Lamento que Sánchez no haya escrito su libro porque solo Sánchez puede explicar la mente de Sánchez. Por muy cercana a él que se sienta Irene Lozano, ningún hagiógrafo puede arañar el blindaje de sus emociones o justificar el sentido de sus bandazos. Una súbita luz, sin embargo, me ha revelado la arcana razón de su comportamiento, esa que los analistas persiguen sin éxito porque se obstinan en encontrarle una lógica política a lo que solo es una afección psicológica.

No digo que Sánchez esté loco. Gente que le conoce me insiste a menudo en un trastorno clínico de personalidad narcisista, pero grandes líderes de la historia lo han sufrido en igual o mayor grado: la psicopatía no te convierte sin más en Napoleón, como queda demostrado a la vista de un Sánchez. Además hace falta talento. Y no es lo mismo ser Napoleón que ir voceándolo por el psiquiátrico. Lo que explica esta olímpica defecación en la ética de la responsabilidad que llamamos sanchismo es una desdicha personal que en algunos caracteres echa negras raíces: la expulsión de tu propia tribu. Cuando los socialistas echaron a Sánchez en octubre de 2016 no sabían lo que estaban creando. Cierto: no podían seguir bajo su mando si aspiraban a conservar una identidad política reconocible, pero no se ocuparon de desactivar también la espoleta retardada de las primarias, que en tiempos de cólera populista no son sino una garantía de darwinismo invertido para la supervivencia del más tóxico. Y así, Sánchez regresó al trono de Ferraz.

Leer más…

1 comentario

10 febrero, 2019 · 11:04

Vinicius Sénior

15493175162045

Veteranía.

Cuando escuché a Michael Robinson pedir paciencia para Vinicius al término de otra decisiva actuación contra el Alavés, pensé que incurría en un exceso de paternalismo. Porque no es Vinicius el que hoy demanda nuestra paciencia sino más bien alguien como Isco. El joven pero sobradamente brasileño -¡Vinicius Sénior!- que lleva un mes coliderando con Benzema el ataque madridista está empezando a jubilar a sus 18 años la etiqueta de promesa. Vinicius es presente, no futuro; o no solo futuro. Por supuesto que le falta algo de pausa y mucha definición, pero no son destrezas que no conceda el mero paso del tiempo como delantero titular del Madrid. Si me preguntan a quién debería poner Solari ante el Barça yo no tengo dudas: Lucas para obstruir la banda de Alba, Benzema porque nadie se presenta a una guerra sin servicio de inteligencia y Vinicius porque le impone el Barça lo mismo que el Madrid: nada en absoluto. Bale puede y debe jugar, pues su inescrutable talento custodia goles inverosímiles, pero no hace ninguna falta que lo haga de inicio.

En todo caso Solari se ha ganado el derecho a alinear a quien le dé la real gana en la temporada más problemática en Chamartín más o menos desde López Caro, y precisamente por ello. A golpe de autoridad impuesta y de goles reencontrados y de juego renacido, el discutido argentino está dejando de serlo, empezando por la prensa especializada y siguiendo por los veteranos más condecorados de la plantilla, algunos de los cuales han catado la provechosa terapia del banquillo hasta reeducarse. Humildes enaltecidos y soberbios castigados: peronismo justiciero de un antiperonista furioso como es Santiago Hernán.

Leer más…

Deja un comentario

5 febrero, 2019 · 12:03

Tu censor te ama

15490382604024

El pájaro de la censura.

El martes Twitter me informó del bloqueo de mi cuenta por un tuit ofensivo. Fue hace cinco años, navegaba a bordo del ferry y tuiteé: “Barco a Cíes. A matar jipis”. Deduje que las autoridades de Twitter prefieren el pop y detestan a Siniestro Total hasta el punto de negarle la libertad de expresión a quien se atreva a tararear públicamente sus estribillos.

La anécdota me llevó a algunas categorías. Al debate sobre los límites del humor que debería versar sobre los límites de la susceptibilidad. A la necesidad de vigilar al vigilante, ese gran hermano que vuelca elecciones y no paga impuestos pero ejerce de guardián panóptico de nuestra moral expresiva. O a la plaga de la estupidez literalista, ébola digital que está diezmando la comprensión lectora de varias generaciones y que proscribe la ironía como los jemeres rojos encarcelaban a los camboyanos con gafas: bajo sospecha de inteligencia. Mientras no creemos algoritmos sensibles a la metáfora o el sarcasmo, la inteligencia artificial no se librará de la acusación de distopía.

Leer más…

2 comentarios

4 febrero, 2019 · 10:06