Halloween antifascista

decenas-jovenes-revientan-acto-felipe-gonzalez-universidad-1476879051353.jpg

Performance socrática.

El atributo más llamativo del fascista coincide con el de otras famosas criaturas sedientas de sangre: no se refleja en los espejos. El fascista vive y lucha pensando que los fascistas son siempre los demás, y si un día algún psiquiatra le pusiera el vídeo de sus actos -una paliza en manada a dos hombres y dos mujeres, un escrache universitario a un señor canoso a quien le han dicho que hay que odiar- no se reconocería en ellos como fascista de manual, sino como antifascista. Por no salir del espejo: el hecho de que no haya nada tan parecido a un fascista como un antifascista se debe a que replican sin remedio los métodos, la siniestra simetría de la brutalidad, porque existir en uno u otro polo congela de igual modo la inteligencia. Solo queda subsistir en tu iglú y salir de caza. Y también nuestra universidad pública tiene algo de Siberia, con mamuts ideológicos atrapados en el hielo que sólo se mueven para cobrar.

Cuando un humano en principio complejo admite definirse sin más por lo que odia, queda rebajado automáticamente, reducido al objeto de su enfermiza atención. El mismo mecanismo psicológico opera en el enamoramiento. El antifascista está violenta y secretamente enamorado del fascista, cuya pervivencia justifica la causa del emancipador de pueblos del siglo XXI. Por eso importa resucitar a Franco cada día -cerciorándose antes de que es de bronce y de que está decapitado, no vaya a ser-, porque mientras se cierna la amenaza perenne del franquismo podremos presupuestar 203.000 pavos para esa y otras performances tan útiles para empoderar a hermanos de activismo, que también pagan alquiler.

Leer más…

Anuncios

1 comentario

21 octubre, 2016 · 12:33

Una respuesta a “Halloween antifascista

  1. las tres nornas

    En las crónicas parlamentarias de Fernández Flórez habrá visto ud el odio, pero odio verdadero sin humorismos ni gaitas semejantes, que el archicacique de aquellos tiempos, Romanones, suscitaba en el autor, Naturalmente si bobinamos un poco hasta ‘La novela número 13″ podemos encontrarnos ya con la colectivización ‘libertaria’ del frente de Aragón ya sin ganas de odiar, simplemente de que se acabe todo. Pero creo que ha sido en este periódico donde hace ná nos enteramos de una reunión para echar a la monarquía entre Alcala-Galiano (que ya) y Romanones (leches. Esto si que es libido dominandi/mangoneo/afán de figurar) en el domicilio de Marañón (¡qué decepción, Don liberal!). Todo sin que la palabra ‘fascista’ se hubiera asomado a los titulares del dia. Y ahora tenemos ésto. Como hay que buscar explicaciones nuevas para no repetirse sugeriría que la floración a destiempo de antisistemas antifascistas etc etc es la repetición de lo que les pasó a los Angry Young Men cuando se dieran cuenta de que casarse con la hija del coronel eduardiano ya no suponia lo que en otro tiempo ¿Y nuestra educación universitaria, preguntarán? Pero, rayitos de luz, como diría el postaestandarte del punk ¿No os parece que alguien nos ha engañado desde el principio del trayecto? que pringaos ontológicos sois

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s