Keep calm and Rajoy Brey

imagen-sin-titulo.jpg

The winner.

Sería una pena que, a fuerza de repetir elecciones, terminásemos acostumbrándonos a estas simpáticas tardes de escrutinio que deparan más giros fantasiosos que el guionista de Juego de Tronos. A primera hora de la tarde, con Unidos Podemos rondando la centena de escaños, cundían las lipotimias en el Barrio de Salamanca y los sacos terreros amurallaban La Moraleja. Pero a eso de las nueve y media de la noche se filtró que Rajoy descorchaba una botella de vino; media hora después corrió el rumor de que se había encendido un puro con un billete morado; minutos después directamente se puso el Hércules-Cádiz.

Se confirma que el español a pie de urna miente más que habla, y se confirma también que en momentos de incertidumbre el pueblo retorna a marcas de solera. El bipartidismo se ha cobrado una dulce venganza sobre la insolencia de los emergentes, cuya autoestima ha merecido una brusca corrección por parte de los españoles. El votante fugado a Podemos retornó a la socialdemocracia original, desconfiando de la advenediza, y el votante escapado a C’s regresó al PP, con pinza nasal o sin ella. Dos partidos viejos con líderes cuestionados se han impuesto a las dos formaciones nuevas con líderes carismáticos. No es que la telecracia haya sido derrotada: es que los analógicos han aprendido a utilizarla.

Leer más…

Anuncios

Deja un comentario

27 junio, 2016 · 13:56

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s