Humanizar a Rajoy

De colegueo.

De colegueo.

Humanizar a don Mariano no sé yo si es buena idea. Que se bañe en el hielo licuado de un río gallego si es lo que le apetece o lo que le ha prescrito el médico para reactivar la circulación. Pero la circulación de la sangre de don Mariano, en todo caso, seguirá siendo un misterio. Yo sospecho que es tan sobrenatural como la de San Pantaleón, que se licúa la víspera de cada 27 de julio. La de don Mariano, de hecho, debería licuarse la víspera del 27 de septiembre, y Artur Mas sabe muy bien por qué.

Quiero decir que estamos asistiendo a un Rajoy novedoso, sanguíneo, casi efusivo. Don Sánchez ha blindado su veraneo, del que no trasciende una mísera foto de su torso praxiteliano. A Mas le hemos visto humedeciéndose el trasero en una playa menorquina, mirando al infinito, componiendo el trazo imaginario de su nombre con las formas caprichosas de las nubes. En cuanto a Iglesias Turrión, todo lo que ha circulado de él es una autofoto estilo Le llaman Bodhi que abochorna a los ortodoxos del ceño leninista. Pero del veraneo de Rajoy conocemos la cadencia de su paseo mañanero, su posado entre ciclistas, la cañita en la tasca, el brindis en la bodega, las efusiones en el colegio y así. Me lo van a desgastar, pensará doña Elvira.

Leer más…

Anuncios

Deja un comentario

22 agosto, 2015 · 13:38

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s