La insoportable gravedad de ser del Madrid

El Madrid salió con ganas de dar otra imagen que la de la radiografía ficticia de una hernia, pero con la tranquilidad que da saber que no se puede jugar peor que contra el Levante, en palabras de Carletto. Lo cierto es que hizo su mejor partido de Liga desde que lo entrena el italiano, lo cual no es decir mucho, pero es decir algo. El equipo no se partió, dominó sin pájaras, mantuvo el orden y enseñó actitud a falta de Pegada, que es el nombre de la undécima musa y no siempre está de humor para abrir los findes.

La raya euclidiana en la cabeza de Ramos expresaba una voluntad de disciplina defensiva, aunque no siempre basta con peinarse. Tampoco le bastó a Cristiano, pese a que fue el mejor del partido junto con Di María (otra vez Di María), quizá porque Cristiano, más que un peinado, lucía un arañazo. Probablemente sea más efectivo el rasurado integral por el que opta Wilfredo Caballero, negativo porteño de Wilfredo el Velloso, que paró tanto que parecía parar por vicio ya, y quizá sea ese rostro de vicioso agresivo el que le impida salir en anuncios deteniendo tablets, porque otra razón no la entendería. Qué portero, Caballero, que buen Caballero era, diría Alberti.

Leer más…

Anuncios

Deja un comentario

21 octubre, 2013 · 13:21

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s