Seguir odiando a Cs

Cs

Fascismo morado.

Por qué nos odian tanto, me preguntó una militante de Cs con la cara surcada de lágrimas y hedor a pis encostrado en el pelo tras el último Orgullo. Ensayé para calmarla unas nociones sobre cainismo histórico, el convergente rencor de dos Españas que se ensaña con quien se interpone en la orgía del antagonismo. Diserté sobre la territorialidad del animal de partido, que no tolera la competencia de un espécimen anfibio, capaz de nutrirse del liberalismo económico en el coto diestro y del progresismo social en la finca zurda. Conjeturé que el éxito del centro jacobino amenazaría el más turbio y pingüe negocio del 78: el cambalache de PP y PSOE con el nacionalismo centrífugo. Recurrí, en fin, a la disonancia cognitiva, que complica las confortables categorías de lo español con que nos manejamos sintéticamente por el mundo, en plan rojos y fachas. Acopiaba así razones para explicar esa agresividad pavloviana que a izquierda y derecha aún desata un Cs menguado, pero mis palabras no lograban modificar su gesto de dolorida incomprensión, de víctima que no puede entender por qué lo es.

Leer más…

Deja un comentario

10 marzo, 2020 · 10:08

No bonita, no machote

15833470340501

Sororicidio.

Supongo que habrá que esperar sentado a que Adriana Lastra o Irene Montero o incluso Lidia Falcón se graben un vídeo elogiando alguna cosa de Inés Arrimadas, Cayetana Álvarez de Toledo o Rocío Monasterio. La gran virtud del vídeo del PP es que aplica por primera vez la sororidad, la fraternidad femenina por encima de ideologías, al pestífero lamedal (Valle-Inclán) de dos orillas que es la política española. Pero la izquierda no hará ese vídeo jamás. No puede permitirse empatizar con el adversario porque en ese instante perdería su bien más preciado: el sentimiento de superioridad moral. Sin esa superstición propiciatoria correría el peligro de empezar a ser valorada exclusivamente por sus méritos, tales como la aptitud jurídica para redactar reformas del código penal.

Leer más…

Deja un comentario

8 marzo, 2020 · 23:27

La voz inaudible

15831774898923

Cantante.

No basta con que Plácido Domingo pierda su futuro: es preciso que pierda también su pasado. Domingo es un ídolo de otro tiempo, uno ya remoto en que la ejemplaridad del artista importaba mucho menos que su talento, y los ídolos antiguos han de ser derribados para que los escribas del nuevo tiempo puedan anunciar su evangelio. A ese antiquísimo procedimiento de sustitución por el que todo poder constituyente reescribe un ayer inicuo para legitimar un hoy brillante los romanos lo llamaban damnatio memoriae, y en el caso de Domingo ya está en marcha: el Palau de les Arts de Valencia, que tanto le debe, se ha entregado a la penitencia de las vestales moradas -no en vano es el color de la cuaresma- y no solo ha suspendido todas las funciones del tenor sino que ha retirado su nombre al centro de perfeccionamiento. Es improbable que de ese centro salga un cantante tan perfeccionado como Domingo, pero al menos los mediocres del futuro no habrán sido formados bajo una advocación herética.

Leer más…

1 comentario

3 marzo, 2020 · 10:35

Huerfanitos de España

15829010829227

Narcisismo.

No hay coquetería como la del huérfano político. Ese articulista de fondo, ese tuitero de superficie que llora a toda hora su no me representan o su dejaron de representarme, se alejaron de mi ojo de diamante y de mi culo de marfil y así les va. Hablamos de los exquisitos, españoles ideales a los que la pobre medida de la España real nunca acaba de complacer. A menudo son tipos valiosos, aunque demasiado conscientes de su valía. Y después de toser su desaliento se complacen en su pecho colorado, según escribió César Vallejo en el poema que da nombre a esta columna.

Leer más…

1 comentario

29 febrero, 2020 · 12:28

El espejo roto de Zidane

15827575368543

Posesiones.

Poseer es el más dulce y el más odioso de los verbos. Hay que poseer lo valioso, como por ejemplo un 1-0. Y hay que desprenderse de lo superfluo, como por ejemplo un empate a nada. Zidane quiso vencer al profeta de la posesión en su especialidad y lo logró durante la primera parte poblando el centro del campo. Pero cuando tuvo el partido de cara no acertó a posesionarse de esa ventaja con el celo preciso: terminó saliendo Bale en lugar de Kroos y el equipo acabó naufragando en la pérdida del balón, de la victoria y hasta del empate.

Leer más…

Deja un comentario

27 febrero, 2020 · 10:01

Bostezos en Cortes, timba en Moncloa

15827227855818

El jugador.

Sesión asténica en el Congreso, pero no todavía por la penetración del coronavirus -veremos si se atreve a entrar en determinados diputados- sino porque la atención quedaba reservada para otro momento y para otro lugar: por la tarde y en Moncloa, donde arrancaría la Mesa de los Pantalones Bajados entre el Gobierno y los autores del golpe en Cataluña. Si de esta timba o strip póker no saca Sánchez el voto favorable de ERC a la senda del déficit, preámbulo de los Presupuestos, la próxima reunión se celebrará ya en una celda de Lledoners, que es donde se toman hoy las decisiones en España, para qué seguir disimulando. En los pasillos Rufián se hacía el interesante cuando le preguntaban por el sentido de su voto: que no lo tienen decidido todavía, que ERC es un partido asambleario y debate mucho las cosas y hasta los tuits. Su gesto es el del gatazo indepe jugando con el ratoncillo socialista.

Leer más…

Deja un comentario

26 febrero, 2020 · 16:16

Lecciones para el celibato ajeno

15825634310397

De risas entre bambalinas.

La ideología del PP es como el celibato de los curas: quienes más acaloradamente lo cuestionan son quienes jamás se plantearían abrazarlo. Con Cs ocurre lo mismo solo que peor, porque una parte lo ve siempre demasiado de derechas y la otra parte lo ve siempre demasiado de izquierdas, y al final no lo votan ni los viejos exquisitos ni los nuevos conservadores, razón que explica su centrismo incurable tanto como su pobre expectativa en la España bipolar. La educación política del español ha consistido en oír que el fascismo es Aznar, luego Rajoy, luego Rivera, luego Casado, y cuando llega Abascal el término está tan gastado que Pablo Iglesias, el nieto de Manuel, admirador de los “logros sociales” del Caudillo, tiene que ir por ahí diciendo “ultraultraderecha” después de echarse unas risas de extranjis con Espinosa de los Monteros.

Leer más…

Deja un comentario

25 febrero, 2020 · 10:08

El ceño y la mandíbula

15641493919453

Bruxismo político.

Hemos tenido gobiernos que mentían pero hasta ahora no habíamos tenido una mentira que gobierna. Quizá en África, tendría que levantarme a mirarlo, pero no hay en Europa un solo primer ministro que asiente su poder sobre las cenizas humeantes de todas las promesas realizadas en campaña. Sánchez es una mentira en sí mismo: su titulación, su ideología, su voz. Toda la carrera política de nuestro pícaro de telefilme parece sacada de una canción de C. Tangana en la que el avión cumple el papel de limusina. Por eso no se entiende esa melancólica insistencia en vestir traje, cuando la ética de Sánchez y de su vicepresidente exigiría ya mismo la correlativa estética del chándal y quizá una coreografía de subsecretarias con uñas de gel y tartas de cumpleaños.

Leer más…

3 comentarios

23 febrero, 2020 · 23:32