Archivo mensual: junio 2019

Ahora vas y lo invistes

15614891898999

Maestro y discípulo.

Todos los estudiosos del sanchismo sabemos que el sanchismo no es una categoría fija. Puesto que Sánchez es un significante vacío, un donut de ambición -la nada contorneada por el azúcar-, sus movimientos se acomodan a la mudanza de las circunstancias; lo único importante es que el maniquí se almacene cada noche en La Moncloa. En estos momentos, por ejemplo, el sanchismo es una mezcla de la abulia de Rajoy y el cinismo de Zapatero.

Del primero ha adoptado la renuncia al trabajoso deber de gobernar, que se ha puesto imposible desde que hay tanto partido pidiendo cosas, así que se conforma con durar en funciones y prorrogar el último presupuesto de Montoro, a quien tengo pendiente preguntar qué se siente gobernando España después de muerto. De Zapatero hereda Sánchez el desprecio a la concordia del 78 camuflado de diálogo sonriente. Hace falta tener un estómago de hierro para sonreír como sonríe Zapatero tragando lo que traga Zapatero. El mismo que se reunió con Otegi en septiembre para recordar con nostalgia aquellas negociaciones de caserío; el mismo que aceptó incluir en ellas la baza de Navarra; el mismo que arruinó el país, después arruinó su credibilidad y ahora está terminando de arruinar Venezuela, todo sin dejar de sonreír. Uno escruta los ojos de Zapatero, esa glauca fijeza almohadillada de insomnio, y recuerda la sentencia en bronce de Pla: “Cuando les das el poder a los virtuosos, todo el mundo se muere de hambre».

Leer más…

Anuncios

Deja un comentario

26 junio, 2019 · 11:08

Fuego y cenizas en Ciudadanos

sss

Un adiós sonoro.

Nadie se irá del PSOE por los pactos con Bildu como se ha ido Toni Roldán de Cs por entenderse con Vox. Del enfado del marianismo con Casado tras su giro conservador solo supimos por una filtración periodística. El bipartidismo lleva años sin que uno de los suyos lave los trapos sucios en público. Pero precisamente ese superior nivel de exigencia justificó el nacimiento y la expansión de un nuevo partido de centro reformista, que soñó con la pureza como todos los adolescentes. El problema de la virginidad en política es que mantenerla demasiado tiempo lo único que consigue es aumentar la expectativa de su pérdida. Y cuando sucede, apareces en la portada de todas las revistas.

Roldán se ha subido a un atril y ha hecho lo único que jamás hace un político profesional: soltar todo lo que lleva dentro. La cruda honestidad de su discurso de despedida demuestra, de hecho, que él entró en Cs sin que la mentalidad de partido llegara a entrar en él. Es de los muy pocos que está estaba en el hemiciclo perdiendo dinero y un brillante futuro en la universidad o la empresa. No necesita el sillón: se va porque se niega a seguir tragando los sapos de la estrategia de competición por la derecha. Es verdad que ya se los tragó cuando votó a favor del veto a Sánchez en la Ejecutiva, y que estuvo en Colón -de donde salió con mal cuerpo, como la mayoría de dirigentes de Cs-, y que contribuyó decisivamente a armar el Gobierno de la Junta de Andalucía que acaba de aprobar unos buenos presupuestos con el apoyo de Vox, mucho más barato de lo esperado. Pero se ha imaginado cuatro años -¿ocho?- de oposición al sanchismo desde el flanco derecho y no ha podido resistirlo. “Al final uno se tiene que poder reconocer en el espejo cada mañana”, explicaba el hoy ex diputado a quien le preguntaba por los rumores de su inminente salida.

Leer más…

Deja un comentario

25 junio, 2019 · 8:03

Entrevista falsa a Rivera

15611372631107

Resistente.

Albert Rivera lleva días confinado dentro de un reactor nuclear. Sobrevive de momento a la radiación, pero Sánchez confía en achicharrarlo un poco más antes de relevarle en otro Chernóbil: el de una legislatura dependiente de Podemos y ERC. ¿Siente la presión, señor Rivera? Bueno, mi carrera es una historia de resistencia a la presión. ¿Pero no se ha bunquerizado en una posición que la opinión pública no entiende? Yo no conozco a la opinión pública nada más que cuando abro las urnas. ¿No conoce a Francesc de Carreras? Mucho. Pero con Cs empezó a equivocarse al poco de su fundación, y desde entonces no ha parado. ¿No nació Cs para dar estabilidad al bipartidismo? El PSOE nació para ayudar a los obreros y hoy es el partido preferido del Ibex y aliado de la burguesía soberanista vasca y catalana. A mí me votaron para oponerme a Sánchez, no para hacerle presidente. ¿Pero no cree que un Gobierno de PSOE y Cs sería bueno para España? Lo sería, claro, peroal frente del PSOE ahora hay un tipo tan interesado en cogobernar con Cs como yo en pactar con Otegi. Otra cosa es que su orwelliano aparato de propaganda difunda que se muere por moderarse mientras entrega Navarra y Baleares al nacionalismo. Sánchez es Sánchez. Y es irremediable.

Leer más…

Deja un comentario

24 junio, 2019 · 10:15

Los guisantes de Vox

15605348656920.jpg

Otro político.

El gallinero no es el lugar que Vox merece en el hemiciclo no ya por su número de escaños sino de horas de conversación pública. Vox ha recuperado el foco perdido tras el pinchazo electoral gracias a los tiernos desvelos de la izquierda, que necesita que la amenaza inverosímil de Vox sea creíble para que la amenaza inminente de Frankenstein II sea excusable. Por eso comete un error Adriana Lastra enviando al gallinero a la sigla de cuya presencia intimidante depende, por contraste, la inmunidad mediática del sanchismo. Me lo explicó una dirigente del PP cuando Podemos irrumpió en las Cortes y el primer impulso de la Mesa fue mandarlos al gallinero: “¡Pero si lo que nos interesa es que se les vea!”. Fue así como Pablo Iglesias y compañía fueron recolocados en lugar mas céntrico. Tania, Errejón o Bescansa perderían visibilidad más tarde, pero eso ya fue un asunto de familia.

A medida que el discurso de Abascal, Espinosa o Monasterio se modera -solo un tramposo negará que ya no dicen las mismas cosas que en campaña-, redoblan sus relatos apocalípticos las brigadas sanchistas de la opinión. En Andalucía han brindado dos años de estabilidad al Gobierno de PP y Cs sin que se pueda señalar a cambio una sola imposición reaccionaria. A la factoría argumental de Moncloa, sin embargo, le bastan las fotos y le sobran los hechos, razón de que invente que PP y Cs se están radicalizando cuando lo cierto es que Vox acaba de aceptar un aumento de gasto en las partidas de lucha contra la violencia machista, veletismo de madurez que solo cabe aplaudir.

Leer más…

Deja un comentario

17 junio, 2019 · 22:00

M. Sánchez

15601908935044

Marianos.

Cada día que pasa Pedro Sánchez se parece más a Mariano Rajoy, con la diferencia de que Rajoy sacó su oposición y Sánchez no escribió su tesis. El poder, sin embargo, termina borrando los matices y allanando la memoria. Ahora toca decir que Sánchez, el chico de Pepiño, es en realidad el heredero de Willy Brandt. Pero si algún doctorado corresponde en justicia a Sánchez es el de la impostura: es maestro indiscutible en rentabilizar méritos ajenos en provecho propio. Ganó las primarias con el discurso de Iglesias y las elecciones gracias al megáfono de Abascal, y hoy sigue gobernando -es un decir- con los presupuestos de Montoro y la reforma laboral de Báñez. La obsesión por el marketing la tomó de Rivera, empezando por aquel gabinete-spot con ministro astronauta. Y ahora ansía confundirse con el hombre al que regeneró de golpe hace un año. Nace así el marianismo sanchista, prórroga de una acreditada forma de durar en Moncloa por el galaico método de ocultarse, no meterse en política y relativizar todo problema menos el único relativo de veras: la amenaza bufa de la ultraderecha. Al menos el espantajo rojo que agitaba don Mariano tenía 71 escaños; el dragón facha de Sánchez apenas llegó a 24.

Aciertan los de mantenimiento instalando el programa marianista en el disco duro de Sánchez, porque Rajoy mostró el camino para conservar el puesto tras el fin del bipartidismo: o yo o elecciones, que también soy yo. Así fue como Rajoy logró torcer la voluntad de Rivera y luego la del PSOE, del que se desmarcó el maverick del no es no para demostrar que la vetocracia funciona, razón de que no quiera que los demás se la apliquen a él. ¿Logrará Sánchez -que tiene los mismos insuficientes 123 escaños- reeditar en 2019 el verano de 2016? La campaña para invertir la carga de la responsabilidad y que sea Cs el que se abstenga ya está en marcha, pero cuando el sanchismo insiste en jugar a los buzos con Rivera, como en aquella peli de De Niro, comete dos errores de cálculo: confunde a los opinadores con los votantes, que le dieron 57 escaños a Cs por presentarse como alternativa al sanchismo; e ignora que Rivera vive bajo presión cómodo como nadador en una piscina.

Leer más…

Deja un comentario

11 junio, 2019 · 10:11

El farsante al que llaman Banksy

15599192084125.jpg

Farsa posmo.

Acabo de volver de Roma, que no es una ciudad que necesite un mural de Banksy para ponerse en el mapa. Pero Venecia tampoco lo es, y sin embargo si la última Bienal mereció un espacio en los medios fue gracias a una performance del ubicuo grafitero. En ella interpretaba a un artista urbano que despliega en la plaza de San Marcos un collage de cuadros que componen la odiosa imagen de un crucero irrumpiendo en el Gran Canal. Acerada crítica del turismo de masas, concluyeron los analistas. También se le atribuyó la figura de un crío con una antorcha como las que prenden los inmigrantes rescatados en el Mediterráneo. Conmovedora denuncia de la fosa común que se abre a las pies de Europa, tuitearon los más sensibles desde la panza de Europa. Ah, oh. Genio.

Sabemos que Banksy no es un artista precisamente por la automática y universal aceptación que cosechan sus pintadas. Lo suyo es arte solo en la misma medida en que lo de Sergio Ramos es coleccionismo. Con la diferencia de que Ramos no finge escándalo ante la eterna relación entre dinero y arte, componenda que ya Giotto censuró con bastante más credibilidad -y mejor dibujo- que el del spray. Tampoco es novedoso el cuco intento de hacer pasar por transgresión la pura catequesis. Banksy no epata a nadie con sus ternuristas jeremiadas contra la sociedad de consumo o la maldad del corazón humano; al contrario, adula los instintos morales más primarios. Nada genera hoy consensos más inmediatos -y lucrativos- que deplorar el turismo que todos practicamos o declarar el pacifismo por el que ninguno nos hacemos misioneros. Madrid acumula en unos metros algunos de los cuadros más sublimes del mundo, pero me temo que Banksy abriría un concurrido itinerario para estetas de Instagram con solo dejarse caer por Lavapiés y pintar un mantero lloroso en un muro desconchado.

Leer más…

Deja un comentario

9 junio, 2019 · 23:41

Lo que diga el PNV

15595577388972.jpg

¿Ser vasco es ser del PNV?

Dicen que la quiebra del bipartidismo solo ha deparado incertidumbre. Que ya nadie sabe dónde acabará su voto. Que los partidos traman acuerdos inopinados con los escaños recibidos. Pero tales incógnitas son irrelevantes respecto de la certeza principal: aquí al final se hará lo que diga el PNV.

Hace años que España es un chiste de vascos convertido en realidad parlamentaria donde todos ejercemos de arrabal del mismo Bilbao. El lío poselectoral se reduce a despejar cada cuatro años esta duda: con quién gobierna España el PNV. Los nacionalistas vascos desvalijaron a Aznar, a Zapatero y a Rajoy; a Rajoy además lo liquidaron una semana después de saquearlo -saquearnos-, pero nadie les ha culpado por ello como nadie culpa a los escorpiones de picar a las ranas que les vadean los ríos. Aitor, Iñigo, Joseba o el que esté de guardia en el tinglado jesuítico cardan la lana y encima cosechan una babeante admiración en la prensa conservadora como en la progresista: en la primera porque no en vano el PNV se fundó bajo el lema Dios y leyes viejas, y en la segunda porque la izquierda hispanófoba no encontrará un área de exclusión de lo español tan exitosa como la implantada en Euskadi. Y si te pones minifalda roja y gualda en Rentería, será culpa tuya lo que te pase. Por ir provocando.

Leer más…

Deja un comentario

6 junio, 2019 · 21:52

Orgullo hermafrodita

42

Un liberal progresista.

El gran error del centro es existir. En este mundo hay peras y manzanas, blancos y negros, izquierda y derecha: el centro es una aberración genética, y una agresión al hispánico cerebro donde chirría como en ningún otro la disonancia cognitiva. Por eso en estos días poselectorales regresan nuestros sexadores ideológicos a examinarle la entrepierna a Cs para ver si tiene pene o vulva, cuando la naturaleza de Cs consiste en tener pene y vulva a la vez, y se equivocará si no usa ambos. El insensato proyecto de un centro en el país de las guerras civiles pretende elevar el hermafroditismo ideológico a hegemonía política. Calibremos, pues, sus atributos.

El hermafrodita o extremocentrista es alguien que no soporta la superioridad moral de la izquierda pero tampoco la noción patrimonial del poder de la derecha. Odia los sermones, vengan del obispo de Alcalá o de una neomonja feminista. Le revienta que se juzgue a un cargo público -pongamos Carmena– por su aura mística y no por su gestión, como le asquea el ademán señoritil del conservador cuando sube al coche oficial. Sabe que el liberalismo no tiene nada que ver con el reparto de mamandurrias entre amiguetes ni con el populismo fiscal, sino con bajar los impuestos precisos a los bolsillos adecuados, porque el Estado de bienestar es la red de seguridad de los más débiles y al centrista le importa la igualdad -la igual libertad de oportunidades, no de resultados- tanto como la libertad.

Leer más…

Deja un comentario

2 junio, 2019 · 21:42