Archivo diario: 13 febrero, 2017

Vida de este chico

20170211-636224198346640542_20170211142633-kkng-u414260947219iyb-992x558lavanguardia-web

Cuesta mirar a los ojos a quien se ha sentenciado.

Me adelantó el guion un oráculo errejonista. Nada más conocerse los resultados, abrazo de Iglesias para no contradecir la ilusión de unidad de la militancia. Después, puesta del cargo a disposición del líder apoteósicamente empoderado. Transcurrido un tiempo prudencial, ejecución eufemística de la purga con el argumento de un Podemos más eficaz que reme unido en la misma dirección, mientras el discrepante o náufrago queda abandonado en su isla. La cronología es tan vieja como la nueva política y su aplicación tan indefectible como la ley de hierro de la oligarquía que formuló Michels.

Falta saber qué será de don Íñigo una vez que sea apartado de la portavocía parlamentaria y de la Secretaría Política. En la sala de prensa del congreso del PP, desde donde se cubría en realidad la rebatiña de Vistalegre, un compañero propuso la salida más razonable: “Hay tiempo para presentar a Errejón a las primarias del PSOE. Allí no vendría mal algo de materia gris”. La otra posibilidad pasaba por conceder crédito al rumor de que una avioneta esperaba ya en Torrejón con el motor encendido, lista para sacar al pequeño Trotsky del país y depositarlo en Bolivia antes de que sus camaradas terminen de afilar el piolet.

Leer más…

Anuncios

1 comentario

13 febrero, 2017 · 12:49

La España feliz de los polos

14869279833981

Pleitesía, un valor al alza.

Cuando tomó la palabra para clausurar su paseo dominguero -también llamado por Cospedal congreso más democrático de su historia-, algunos esperábamos que Rajoy dirigiera su primera gratitud a Pablo Iglesias. Porque su definitivo empoderamiento en Vistalegre II apuntala la respuesta institucional del marianismo: cuanto más descamisada sea la oposición, más responsables lucirán las corbatas del Gobierno.

Esta jornada congresual servirá para recordar algunas verdades a los ingenuos: que España sigue viviendo más cómoda en la rotundidad de sus polos; que la novedad populista y la estabilidad de lo conocido se alimentan amorosamente; y que la democracia interna es una pijada que gusta más a la prensa que a la militancia. Un militante es alguien que prefiere seguir a un líder que cuestionarlo, y cuando se le da la oportunidad lo demuestra con el furor gregario que hemos constatado lo mismo en los porcentajes de transacción de las enmiendas peperas que en el asentimiento al modelo cesarista de don Pablo. La gente desea llegar a San Valentín con el corazón ocupado por su timonel. Salvo en el PSOE, claro, cuyo rumbo es el único secreto europeo que queda en pie una vez revelados los de Fátima.

Leer más…

Deja un comentario

13 febrero, 2017 · 12:44