Reformistas a nuestro ritmo

14868458486050.jpg

El candidato del futuro.

«Del cielo caen bastantes pocas cosas», advirtió el sábado Rajoy a los jóvenes de su partido. Fue la intervención más pedagógica del día, plena de esa retórica pancesca que teje a base de refranes y tautologías y que no servirá para hacer una revolución, pero al menos acompaña en los días fríos como la batamanta de una tía abuela. «Vosotros sois el futuro, cosa que entiende cualquiera. Libros, caminos y vida dan la sabiduría. Hablad bien de España y de Europa, que ya hablan mal muchos chisgarabises». Luego les dio las gracias por dedicarse a la política -a diferencia de lo que hago yo, pudo añadir- y terminó recomendándoles que tampoco se entusiasmen demasiado, que lo mejor es no depender de nadie. Pues ya nos dirás qué charranes hacemos aquí si nadie piensa colocarnos, debió haber replicado la muchachada; pero optó por aplaudir a rabiar.

Es esta cachazuda manera de enfriar las expectativas la que ha convertido a Mariano Rajoy en el mayor antipopulista de Occidente. Rajoy es capaz de echar vaho mientras le caen encima los vítores calientes de su propia proclamación. Tiene los nervios tan templados que cuando duerme, las ovejas le cuentan a él.

Leer más…

Anuncios

Deja un comentario

12 febrero, 2017 · 11:52

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s