El Estado de Mateo Messi

El huevo de Colón.

El huevo de Colón.

En la Diada del año promisor de 2015, la buena gente de Cataluña se echó a la calle embutida en la segunda equipación del Barça para celebrar la encarnación de Mateo Messi, Rómulo neonato del nuevo Estado con nombre de evangelista. Así arrancará una pieza de historiografía a la ‘bilbeny’, y sabremos entonces que se ha consumado la futbolización de la democracia. El ciudadano diluido en afición, la urna degradada a bombo, la ley rebajada a arbitraje, el TC tomado por el TAS, el voto evacuado a pitos y la quiebra nacional considerada como un gol a Madrid. Aún no me explico por qué Guardiola cierra la alineación de ‘Revueltos por el Sí’ en vez de encabezarla.

Cabe esperar que la inmersión lingüística del pequeño Mateo resulte más satisfactoria que la de su tía Marisol, hermana de Leo, que se fue de Cataluña porque no podía estudiar en castellano. Le faltó paciencia a Marisol, pues de haber esperado hasta septiembre de 2015 habría asistido a un prodigio no visto desde el episodio de Babel: los mamporreros de la lista de Mas redescubriendo el viejo pragmatismo fenicio para repartir propaganda… traducida al español, conscientes de que no hay mejor manera de llegar a más votantes. La paradoja es sólo aparente: hay una simetría perversa pero inequívoca en la voluntad de utilizar la lengua común para fabricar extranjería por parte de quienes siempre utilizaron la lengua vernácula para apropiarse de lo de todos.

Leer más…

Anuncios

Deja un comentario

15 septiembre, 2015 · 11:05

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s