Feminismo pese a feministas

Con el feminismo va ocurriendo lo contrario que con el independentismo: el primero se atomiza a medida que el segundo se reagrupa. Advirtamos ya, para las entendederas menos dotadas, que estamos comparando la acción de los predicados y no la bondad de los sujetos. Del independentismo se afirmaba que estaba irreconciliablemente dividido; pero ahí lo tenemos, cerrando filas en torno al reparto del poder mientras Illa rebusca melancólico por las esquinas su famoso efecto. Del feminismo se afirmaba que no admitía apellidos: era uno, progresista y anticapi; pero ahí lo tenemos, cavando hondas zanjas en el seno de la propia izquierda que quiso abanderarlo en soledad, tildando a la facción socialista o podemita de retrógrada, no sin razón. Como si después de haber expulsado física y metafísicamente- a toda liberal o conservadora del paraíso morado, después de haberse arrogado la facultad de decidir quién es mujer-mujer y quién una patética alienada, la fiebre inquisitorial no pudiera detenerse ante las herejes emboscadas en el santo lobby.

Leer más…

Deja un comentario

9 marzo, 2021 · 10:45

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s