Idus de marzo en la oposición

Este miércoles apareció una cabeza de caballo en la huerta murciana. El mensaje, destinado a Génova 13 y envuelto en papel naranja, era nítido: “Podéis intentar absorbernos, pero no vamos a desaparecer sin pelear”. Y la mejor defensa, como sabe cualquier animal acorralado, es pasar al ataque. Fin a tres décadas y media de poder pepero en Murcia.

Pero si algo nos enseñó el cantonalismo decimonónico -el modelo que estamos condenados a repetir- es que lo que pasa en Murcia no se queda en Murcia. ¿Cs creyó que podía confinar en la huerta el efecto de su amenaza o planeaba consumarla también sobre el PP mesetario? Hay versiones contradictorias. En cualquier caso cometió el mismo error garrafal que Pedro Sánchez: subestimar a Isabel Díaz Ayuso. Que llevaba tiempo esperando una buena razón para disolver la Asamblea y convocar elecciones con el viento a favor de su popularidad ganada en pandemia. No hay ningún otro líder -salvo Almeida– al que hoy puedan votar con idéntico entusiasmo electores que en las generales han optado por Vox, por el propio Cs y por el PP.

Leer más…

Deja un comentario

11 marzo, 2021 · 9:21

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s