El año de la cólera

Después del dolor suele venir la cólera. Cuando te golpean fuerte lo primero que ocurre es que pierdes la noción del tiempo. Transcurre un periodo indefinido donde reinan el estupor de los abrazos rotos y la desorientación de los sentidos abrumados. El polvo que levantó tu propio cuerpo al caer tarda en asentarse, se van muchas semanas en la exploración del jardín de nuestra casa tras el bombardeo. El inventario es largo y oneroso. Seguimos en pie, pero no dejamos de palparnos para calibrar hasta qué punto salimos enteros, demediados o destruidos. Ese tiempo se llamó 2020, y ese tiempo ha terminado. Se agotó la tristeza, la paciencia murió, la autocompasión hastía, el paisaje humeante nos empuja a actuar, a vengarnos incluso, a cobrarnos la felicidad arrebatada. Lo que está por venir, en física como en psicología, es la reacción.

Leer más…

Deja un comentario

6 enero, 2021 · 10:33

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s