Nuestros huerfanitos

Por culpa de Dickens sabemos que no hay nada más navideño que un niño huérfano, pero cunde este diciembre una orfandad adicional, que es la orfandad política. La pandemia no solo ha truncado la esperanza de vida de demasiada gente sino también su expectativa electoral. Proliferan los huérfanos de izquierdas, de centro y de derechas. Los votantes conservadores se sintieron abandonados cuando Casado rompió con Abascal; los socialdemócratas, capitaneados como antaño por Felipe y Guerra, reconocen su desapego del sanchismo, que ya no acepta como socio a nadie que crea en la Constitución; y los liberales, como de costumbre, no se ponen de acuerdo sobre si los decepcionó más Rivera aproando hacia la derecha o Arrimadas contravolanteando hacia la izquierda. De modo que la abstención se ha convertido en el partido que, por su transversalidad, mejor representa hoy a los españoles.

Leer más…

Deja un comentario

14 diciembre, 2020 · 9:42

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s