En el charco

Todos terminamos por descubrir que la cursilería es el reverso de la brutalidad. Unos lo aprenden del daño de una relación tóxica, otros son capaces de escarmentar por delegación en los personajes de una novela o película y al resto nos los enseñó José Luis Rodríguez Zapatero. De las legislaturas de ese hombre accidental, sonriente y corrosivo los españoles salimos más pobres, inseguros y rencorosos. Pero al menos desarrollamos un asco insuperable a las buenas intenciones. Zapatero vendía talante mientras fabricaba revanchismo histórico y tejía cordones sanitarios. Prometió la paz la víspera de que reventara la T-4. En 2006 juró en EL MUNDO: «En diez años Cataluña estará más integrada». Se proclamó rojo pero infló la burbuja e indultó a un banquero. Anunció que España jugaría la Champions de la economía y acabó rebanando el Estado del bienestar como ningún neoliberal antes. Cuanto más cursi era su propósito, más violencia generaba el resultado. En los años más duros de la recesión llegamos a desear que nos gobernasen sus hijas, porque el gótico no engaña a nadie.

Leer más…

1 comentario

6 octubre, 2020 · 10:13

Una respuesta a “En el charco

  1. escolopendra fluorescente

    En estos tiempos de paranoia hiperactiva, donde el público español dispone de los análisis del coronel Baños o de Estulín y poco más – si tiene un barniz inglés puede probar de cuando en cuando con la red de ‘executive intelligence’- nos sorprendió encontrar en el rosario de respuestas a algún post de Escohotado en LD una información de Ignacio de Torres – incluyendo por supuesto datos que, incontrolados, bien pueden pasar por emisiones de Radio Macuto- donde, cuánto menos, se da información sobre la financiación de estos mataos -Zapatero, Podemos, Sánchez y demás elefantes que se balanceaban sobre la tela de una araña- y se llega ya no a Roures o Soros, un sargento instructor, creo que decía De Torres, quien obviamente es un highflyer con información que deja atrás a los mindundis como el que escribe la presente. sino al primum movile de la ecuación. Localícenlo y a ver que se cuenta.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s