Archivo diario: 5 marzo, 2019

Réquiem por un rey sin su abril

Futbol_380974203_117119037_1706x960

Pena negra.

Todos los reinados terminan el día en que muere el rey. El Real Madrid de las tres Champions seguidas, de las cuatro en cinco años, fue ajusticiado con la crueldad operística que se reserva a los tiranos. Basta ya de tiranizar Europa, dijeron los holandeses. Y la soberana cabeza acabó en el cesto de las ilusiones perdidas y las planificaciones erradas; de los inviernos que no acabaron de morir y de las primaveras que no llegaron a nacer. Ahora el fantasma blanco está condenado a vagar hasta junio arrastrando el peso de sus pecados por los campos yermos de España, por donde a partir de hoy cruzará errante la sombra de Mourinho.

Todo fue terrible. Caían las desgracias con sadismo como las horas del reloj sobre la vida europea del Madrid, hasta que lo mató la última. La derrota inmerecida en Copa del Rey, la impotencia en el clásico liguero, los goles supremacistas del Ajax, las lesiones lacrimógenas de Lucas y Vinicius, la espera cardiaca del VAR antes de conceder el tercero, la estúpida esperanza del gol de Asensio, la falta trigonométrica de Schöne que yuguló el milagro en el nudo mismo de la garganta. Los jóvenes del Ajax se vengaron con arrogancia de los viejóvenes exhaustos de hacer historia. De las espaldas de todos ellos pende ahora la cólera del pueblo y hasta el cartel de transferible, pero no sería justo con su derroche. En especial con el de Modric, emocionante líder en la hora final.

Leer más…

Anuncios

Deja un comentario

5 marzo, 2019 · 23:57

Manual de dopaje

15517223332109

Rasputín Redondo.

Esta del dopaje electoral fue una metáfora afortunada, de gran eficacia contra el PP de Mariano Rajoy, reconocido aficionado al ciclismo. Tan eficaz que un juez amigo de la ministra Delgado -de quien se rumorea que irá en la cabecera de la manifa del 8-M con una pancarta que proclame “¡Éxito asegurado!”- certificó ese dopaje a título lucrativo en las campañas de Pozuelo y Majadahonda, que no son precisamente etapas reina, y al PP terminaron echándolo de la competición. O sea, de La Moncloa. No deja de entrañar cierta justicia poética que ahora sea la última marianista, Ana Pastor, quien recupere la acusación de dopaje contra el verdugo de Rajoy, con la diferencia de que Sánchez no dopa su campaña con dinero B sino directamente con el presupuesto general del Estado, que se confunde con el Gobierno, que se confunde con el partido, que se confunde con el candidato. Sánchez es el ciclista oficial del Estado español e Iván Redondo es su Eufemiano Fuentes.

Por la exclusiva de EL MUNDO hemos sabido que Redondo anda redondeando el manual de dopaje presidencial, que consiste en detraer recursos de todos los niveles de la Administración no solo a mayor gloria de su cliente sino en perjuicio de todos sus adversarios. Ministerios, funcionarios, periodistas de RTVE, sociólogos del CIS: todo agente es reclutado, toda munición es bienvenida y la guerra no ha hecho más que empezar. Ni siquiera Twitter se libra del cíclope monclovita, que con el ojo omnisciente patrulla y con la mano larga descuelga un teléfono. Pero así se conduce nuestro Gobierno de centro liberal-socialdemócrata con ribetes weberianos, contra el que solo un fascista osaría alzar su trifálica voz.

Leer más…

2 comentarios

5 marzo, 2019 · 10:14