El horror y el silencio

Hay crímenes que invitan tan solo a enmudecer, quedarse ronco, tener la decencia de callar, que acaso es la forma de rezar que les queda a los ateos. Hay crímenes que no merecen el vuelo en círculos de los quebrantahuesos de la política, ni los tuits de un horror tasado en pocos caracteres, ni siquiera los fríos patrones de la criminología. Crímenes que devuelven la especie a su bestialidad nunca del todo superable, que regresan todos los progresos al fracaso primordial, al mito de Saturno, de Caín o de Medea, exorcismo oficiado alrededor de una fogata por un poeta y no por un psicólogo forense.

Leer más…

Deja un comentario

13 junio, 2021 · 23:14

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s