Esperando a Moisés

15154453948689

Genio o villano y viceversa.

El Real Madrid es un equipo que no te prepara para la decepción. Hay otros que sí lo hacen, incluso con derramamiento poético. La épica del derrotado arraiga en zonas húmedas, pero el Madrid es de clima seco y se ha pasado toda la vida prometiendo secamente una sola cosa: la victoria. Ni juego bonito ni identidad castiza ni política narcisista: promete títulos. El año pasado cumplió con creces su promesa, pero nada hace pensar que 2018 vaya a parecerse mucho a 2017.

El madridismo mira a Zidane, se rasca la coronilla y al final prorrumpe en una opinión. El pipero irreformable, de natural amnésico, ya lo tiene claro: pregunta a voces quién es ese calvo afásico que se sienta en el banquillo del Real Madrid. El madridista oficial tiene su opinión, pero también tiene dudas y mira a los lados antes de pronunciar sentencia.

Leer más…

Anuncios

Deja un comentario

9 enero, 2018 · 11:14

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s