El crisantemo y la espada

14820694071719.jpg

Los jardineros fieles.

Siempre que vemos un árbol de Navidad nos acordamos de Ancelotti, que hizo del abeto tumbado (4-3-2-1) una táctica ganadora con el Milan, pero que en Madrid no le sirvió más que para titular unas memorias. La pizarra es una obsesión de cienciólogos del balompié que al once veces campeón de Europa le importa bastante menos que un cabezazo agónico o una volea a la escuadra. Ahora Carletto ha declarado -poniendo toda su bonhomía en la sentencia- que no hay nada malo en irse de copas con los jugadores; y Zidane se ha tomado tan a pecho la venia concedida por su mentor que acaba de salir a copear con los jugadores por tercera vez en un año: Champions, Supercopa y Mundialito. Tres copas como tres soles nacientes.

Leer más…

Anuncios

Deja un comentario

18 diciembre, 2016 · 17:44

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s