La triste historia de Margarita Juncos

Ya conocemos el flotador argumental al que va a aferrarse el sanchismo en el año de su hundimiento. Si frente a Casado tocaba asustar a las viejas con Franco, el puente de mando del Titanic sanchista corre ahora a rescatar el recuerdo de la corrupción para intentar desviarse del iceberg Feijóo. ¿Nunca se cansan de tomarnos a todos por gilipollas incurables? ¿Lo seremos de verdad? Son preguntas quizá demasiado sofisticadas para abordarlas en este mayo solar donde florece el cinismo y la traición trepa por las paredes del Estado.

Leer más…

Deja un comentario

11 mayo, 2022 · 15:08

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s